La pasarela de pago es el motor de los negocios online

Sage Pay

Las pasarelas de pago son piezas de software vitales para el comercio electrónico. Su evolución está siendo vital para el desarrollo de la actividad del comercio online, dado que han pasado de ser unas cuantas líneas de código que permitían pagar un producto en una tienda en Internet, a ser auténticas plataformas que permiten una gestión integral de los pagos.

En la entrada de hoy, vamos a ver los aspectos básicos de las pasarelas de pago online y por qué hoy en día son un elemento clave para que los negocios de comercio electrónico ganen dinero.

¿Qué es una pasarela de pagos online?

Una pasarela de pagos es la pieza de software que sirve para procesar los cobros y pagos de un sistema de comercio electrónico. Su misión principal es hacer que los cobros y pagos sean rápidos, sencillos y seguros, para que las transacciones de compraventa se puedan ejecutar de manera efectiva entre el comercio y los clientes, actuando la entidad procesadora de la operación como intermediario.

En el mercado existen multitud de pasarelas de pago, en forma de software que distintas empresas ponen a disposición de los negocios de comercio online. Esto significa que no es necesario que cada uno de ellos desarrolle una específica para su tienda online, sino que basta con integrar una pasarela de pagos en su sistema. Por ejemplo, Sage ofrece a sus clientes su servicio de pasarela de pago Sage Pay, la cual se puede integrar fácilmente con distintas plataformas de comercio online disponibles en el mercado.

Dentro del proceso de compra en un comercio online, la pasarela de pagos es la parte del software que entra en acción cuando un cliente acepta un pedido. Analizando la secuencia de pasos que tienen lugar durante una compra, vamos a ver a continuación cuáles tienen lugar en la pasarela de pagos:

  • El cliente navega por la tienda online, selecciona productos y servicios y los va añadiendo a su carro de la compra.
  • Una vez que termina de añadir productos al carro de la compra, el cliente accede a la página de detalle del pedido completo para su confirmación.
  • Al confirmar el pedido mediante un botón “comprar” o similar, es cuando entra en acción la pasarela de pagos, pasando a discurrir el proceso de compra en este momento a través de la misma.
  • Ahora es cuando el cliente debe indicar el método de pago (PayPal, tarjeta, etc) y los datos correspondientes. Una vez que el cliente confirma estos datos, la pasarela los envía a la entidad procesadora de la transacción, para que ésta pueda sancionar la operación (hay saldo suficiente en la tarjeta, no está marcada como robada, los datos del titular correctos).
  • Si la operación es aceptada, la pasarela muestra al cliente un mensaje de confirmación del pedido.
  • El proceso de compra finaliza en este punto, en el que la tienda online puede aprovechar para mostrarle alguna información a su cliente, a modo de despedida, con la intención de fidelizarle. Pero también puede suponer el inicio de un proceso de gestión de fraude en la compra, por lo que ahora es cuando entra en juego el servicio que la pasarela lleva asociado para el comercio (soporte telefónico, capacidad para retroceder operaciones, etc).

Claves para que una pasarela de pagos sea competitiva

Una pasarela de pagos competitiva, debe disponer de varios elementos fundamentales mínimos, de tal manera que, una vez integrada en la tienda online, se pueda garantizar que la compra se realiza de manera cómoda, segura y fácil para el cliente y el comercio:

  • Disponer de una herramienta que permita una administración ágil de la pasarela.
  • Integrar un servicio de detección del fraude y permitir activar o desactivar elementos concretos para facilitar determinadas transacciones. Por ejemplo: Verified by VISA y MasterCard SecureCode. 
  • Soportar funcionalidad multicanal, para poder dar servicio a procesos de venta por teléfono y a través de la web.
  • Ofrecer opciones para soportar modalidades de pagos diferidos y periódicos.
  • Ser fácil de integrar a nivel técnico, con el resto de piezas de software del sistema.
  • Disponer de opciones para personalizar de manera sencilla y adaptar su diseño gráfico al del negocio online.
  • Ofrecer funcionalidad para su integración desde diferentes servicios de pago como, por ejemplo, PayPal.
  • Debe ser usable, para que el cliente pueda operar con facilidad y tranquilidad.
  • Poner a disposición del comercio un servicio de soporte 24/7/365, para cuando surja algún problema con el pago de un cliente o relacionado con el fraude en la compra. El tiempo de respuesta debe ser inmediato, los operadores deben comprender el negocio y atender en el idioma del comercio, para facilitar la comunicación y resolver las incidencias en el menor tiempo posible.

Usar una pasarela de pagos obsoleta o que no disponga de las funcionalidades anteriores, puede provocar desconfianza en el cliente y suponer un cuello de botella en los procesos de compra, que provoque el desistimiento por parte del comprador. Es vital disponer de una buena pasarela de pago, que funcione bien, integrada a nivel técnico y de diseño gráfico, para que el cliente no tenga la sensación en ningún momento de que “sale de la tienda para pagar a través de otro sistema”. No hay peor pasarela de pagos que una que no cumpla lo anterior y dé una sensación de chapuza y falta de seguridad.

¿Qué se necesita para implementar una pasarela de pagos en una tienda online?

Dependiendo de las tecnologías que intervengan en cada aplicación de comercio electrónico, será más o menos fácil integrar una pasarela de pagos. En general, se necesita un técnico que integre la pasarela a nivel de software y una persona experta en diseño para que la integre a nivel gráfico. Este coste de integración será mayor o menor, dependiendo de la flexibilidad de la pasarela.

Se necesita formación para la administración de la pasarela de pago, igual que cuando se aprende el uso de cualquier sistema. De esta manera, se podrá conocer la operativa disponible desde la pasarela y las posibilidades de activar o desactivar elementos, como los de seguridad. Por ejemplo, es fundamental saber cómo se puede localizar una transacción concreta de un cliente; o cómo se pueden bloquear las compras realizadas desde un país o un rango de IP’s concreto; o qué sistemas de seguridad conviene tener activados para cada perfil de cliente.

Antes de iniciar la actividad de compra, se necesitan realizar una serie trámites para obtener el número de comercio que permita operar con el TPV virtual que va integrado en la pasarela de pagos. Es un procedimiento similar al que se pide a cualquier negocio que solicita un TPV físico, de los de toda la vida en las tiendas y que termina con la autorización del banco y la entrega del número de comercio a para que la tienda online pueda operar. En el caso de la herramienta Sage Pay, el equipo de Sage es quien se encargaría de estos trámites, que en algunos bancos suelen ser engorrosos.

La evolución de las pasarelas de pago están siendo vitales para el desarrollo y crecimiento del comercio online. Por ello, Sage ha desarrollado su propia pasarela de pago, Sage Pay, ofreciendo un servicio seguro, fiable y sencillo para sus clientes, con el objetivos de aportar mayor rentabilidad y eficiencia a nuestro negocio.

En Blog Sage | Comprar un dominio de Internet para tu negocio es muy fácil

Pablo Herrero
Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial, relacionado con la Ingeniería de Organización de empresas. Escribe habitualmente en el blog Fuera de Límites y ha colaborado en Pymes y Autónomos.

Puedes seguirlo en Twitter en @pabloherrero