El comercio electrónico en España aumenta a buen ritmo

El comercio electrónico goza de buena salud, y concretamente en España registra cifras récord, según un completo informe elaborado por eMarket Services. El estudio señala que aunque son todavía pocas las empresas que venden por Internet, en los cinco últimos años el ecommerce ha crecido un 300% en nuestro país.

Con datos de 2009, el porcentaje de españoles que ha realizado una compra online ha sido del 16%, lo que significa que uno de cada seis compra en la red, aunque lejos de países como Reino Unido, Noruega y Dinamarca, que superan el 50%. El volumen de negocio alcanzó los 5.751 millones de euros, un 11% más que el año anterior.

Poco a poco va calando en el tejido empresarial la necesidad de estar presente en Internet como canal de ventas complementario, ya que aumenta la posibilidad de captar nuevos clientes y entrar en nuevos mercados. Pero son pocas aún las empresas que realmente realizan ventas mediante comercio electrónico (11%), siendo las agencias de viajes y los operadores turísticos los que se sitúan a la cabeza.

Los hábitos de los consumidores están cambiando

Según el informe, que cita otro estudio de AETIC-Everis, las principales ventajas de la venta electrónica para las empresas son las siguientes:

  • Mayor agilidad en la gestión
  • Posibilidad de captar nuevos clientes
  • Mayor comodidad
  • Poder llegar a nuevos mercados
  • Ahorro de costes
  • Más notoriedad e imagen de la empresa
  • Fidelización de los clientes

A pesar de las indudables ventajas para las empresas, existen algunas causas que frenan un mayor desarrollo de este canal de ventas, como son la sensación de inseguridad por parte de los compradores a la hora de aportar datos sensibles, la no idoneidad de algunos productos para venderse en Internet o que todavía muchas compañías ni siquiera se han planteado tener presencia en la red.

No obstante, las formas en que los consumidores están cambiando sus hábitos de consumo debería ser razón más que suficiente para plantearse una presencia activa en este canal. Uno de los datos que llaman la atención en este estudio es que un 40% de los potenciales compradores no encuentran en la red lo que buscan, con lo que se pierde un alto porcentaje de ventas.

Además, tres cuartas partes de los internautas acuden a Internet para informarse y más tarde adquirir productos y servicios en una tienda física, lo que da una idea de la importancia de la red en el proceso de compra. Por lo que tener un “escaparate” virtual hará posible atraer en su búsqueda a este ejército de potenciales consumidores.

El acceso a Internet ya está generalizado

Según el informe al que hacemos referencia, en 2009 el número de personas con acceso a Internet en el planeta superó los 1.900 millones, lo que supone la cuarta parte de la población mundial. Además, 450 millones accedieron desde su teléfono móvil.

En España, el 96% de empresas de diez o más asalariados dispone de conexión a la red, casi todas a través de la banda ancha. Y más de la mitad cuenta con página web, siendo las principales razones para contar con ella el darse a conocer y facilitar el acceso a catálogos y listas de precios.

No obstante, como ya se ha dicho, y a pesar de que las cifras van en aumento, poco más del 10% vende realmente en este canal sus productos o servicios. A la empresa española le queda un largo camino para implantarse definitivamente en Internet teniendo en cuenta su enorme potencial para vender y su acceso generalizado. Pero, precisamente por eso, se le abren otras expectativas nuevas e interesantes para crecer.

Imagen | Jorge Franganillo
Más información | El comercio electrónico en España (PDF)

JotaC es licenciado en Ciencias de la Información y desarrolla su actividad profesional en banca, en el área comercial.