Cómo nos beneficiamos del plan nacional turismo

Recientemente el gobierno ha dado una rueda de prensa donde han mostrado su apoyo al sector turístico en España incrementando en 1800 millones de euros entre 2012 y 2016 con el fin incrementar la actividad turística y su rentabilidad. ¿Cómo nos beneficiamos del plan nacional turismo? Es una sencilla pregunta que muchos aún no se la han hecho.

Si en España el turismo no va bien recibiremos un jarro de agua congelada. Es uno de los sectores más potentes que tenemos y por tanto de los que más hay que mimar. Y no olvidemos que el turismo es una prolongación de la marca de nuestro país ya que es un escaparate continuo y perenne para extranjeros.

Durante la presentación del Plan Nacional e Integral de Turismo (PNIT), el ministro José Manuel Soria ha ofrecido una serie de puntos de los cuales las empresas se pueden (y deben) aprovechar para su beneficencia. Son 28 medidas y 104 acciones las que se han creado desde Turespaña con la aportación de las comunidades autónomas, las organizaciones empresariales, los sindicatos y demás representantes del sector.

¿Cómo aprovechamos estas medidas?

El primer punto es realmente básico: potencial la marca estatal. Para ello el gobierno propone la creación de empresas que tengan la capacidad de adaptación para dar distintos servicios en diferentes sectores. Si nuestra empresa puede tener un acuerdo con empresas de distintos sectores tendremos un punto a nuestro favor, sino, un hotel que pueda dar un servicio de organización de viajes sería una solución realmente apta antes las propuestas comentadas.

En estas medidas vemos como el gobierno intentará publicitar la opción de viajar por el interior del país, con especial atención los españoles. Esta es una gran opción si conseguimos crear un sistema que proporcione comodidad al viajante sin importar desde qué ciudad salga. Si tenemos un hotel, la opción de acordar con otros hoteles de distintas ciudades para crear un tour entre sitios concertados haríamos una apuesta a un valor más seguro que si esperamos a ver quién viene.

Así pues, esta medida se puede modificar dependiendo del sitio de partida del viajante. Si una familia sale desde el norte de España y sólo se va a centrar en ese lugar del país se podrían organizar opciones de tour controlado, quiero decir: ofreciendo un servicio de autobús y una ruta entre restaurantes de la zona para afianzar el producto cercano.

Afortunadamente el Gobierno ha visto que hay demasiados puntos sobreexplotados en terreno español por lo que se intentará premiar puntos menos concurridos y distintos que las típicas playas. Os pongo un ejemplo de un amigo que decidió vender la estancia en una pequeña finca al sur de Andalucía con el eslogan: “paz sobre naranjos”. Era un sitio distinto a lo habitual el cual supo posicionar bien. Desde entonces no ha dejado de tener visitas.

Por fin el Gobierno ha creado unas líneas de crédito para jóvenes emprendedores en turismo en condiciones más favorables a las ofrecidas por el mercado. Además, se articulará una completa red de cooperación para la promoción. Esta opción puede ser una magnífica vía de escape para jóvenes que no han encontrado trabajo a pesar de la gran cantidad de idiomas que deben manejar.

Una red bien organizada de emprendedores donde pongan puntos en común que más tarde vendan y sepan trasmitir hacia el mercado pueda dar mucho juego a la hora de beneficiar al sector turístico. Si esto lo sabemos llevar al Gobierno y “obligarles” a creer en ellos con trabajo, podríamos estar hablando de una revolución que sacaría al estancado servicio que actualmente vemos.

Conclusión

Las medidas son buenas, ahora queda madurarlas. No creo que sea conveniente sentarnos a esperarlas ya que nada llega porque sí, por eso, pienso que deberíamos comenzar a movernos antes de que el Gobierno haga algo, así estaremos más que preparados para usar esa ayuda tan ansiada.

En Blog Sage | La gestión de las pausas entre tareas es clave para mejorar la productividad
Imagen | Irekia

Pablo Herrero

Profesional IT dedicado a entornos empresariales, servicios, servidores y virtualización; ahora consultor informático en NTT, en Barcelona. En ratos libres DJ y redactor en Tecnología Pyme.

Me encontráis a un tweet en @carvajaluchi