Cómo afrontar las vacaciones en las redes sociales de nuestra empresa

Cómo afrontar las vacaciones en las redes sociales de nuestra empresa
Con la llegada del verano quién más y quién menos se tomará unos días de vacaciones. Pocos son los negocios y empresas que se pueden permitir el lujo de cerrar por completo y lo habitual es que se escalone el descanso del personal para permanecer abiertos. Pero no todos hacen las mismas tareas. Si nuestra empresa ha decidido abrir un canal de comunicación en las redes sociales es un área donde no podemos echar el cierre. Por eso vamos a ver cómo afrontar las vacaciones en las redes sociales de nuestra empresa.

Es un sector relativamente nuevo para las empresas por lo que para muchas estas serán sus primeras vacaciones de verano con las redes sociales. Si no podemos delegar la gestión de estas redes sociales es cuando surgen las dudas. ¿Qué hacemos en estos casos? ¿Basta con dejar un aviso en Facebook o Twitter del día que nos reincorporamos al trabajo? ¿Compartimos información durante las vacaciones o nos dedicamos a descansar y cargar pilas para la vuelta?

Rellenar los vacíos programando actualizaciones

Afortunadamente una de las cosas que podemos poner en práctica es adelantar trabajo. Son múltiples las herramientas que nos permiten crear mensajes y dejarlos programados para publicar según un calendario que hemos dejado definido. Luego podemos encargar a alguien de la organización que vigile que todo se está publicando según el ciclo previsto.

El mayor inconveniente que podemos tener en estos casos es que el servicio que utilizamos para realizar las programaciones no funcione. No es mala idea dividir el número de actualizaciones que vamos a programar entre dos servicios distintos, sobre todo si las vacaciones van a ser largas.

Si esto lo complementamos con la publicación de los artículos o noticias que podamos sacar en el blog corporativo, que también podremos dejar programados, mejor todavía. Podemos bajar un poco el ritmo de actualizaciones pero no abandonarlo del todo. Tenemos que tener en cuenta que en estos meses podemos tener mejor visibilidad al no tener un ritmo tan alto de comentarios y novedades compartidos a través de las redes sociales.

El community manager, como el autónomo no tiene vacaciones

En el caso de los autónomos muchas veces no se disocia vida personal y laboral. Además con un móvil a mano siempre podemos realizar algún comentario, compartir información, una foto, o llevarlo a un terreno más personal, si ya lo hacemos de forma habitual y tenemos las redes sociales como una canal más informal de comunicación con los clientes.

En el caso del community manager, el encargado de las redes sociales en las empresas pasa un poco lo mismo. En muchas organizaciones esta figura es única, en la mayoría no es esta su única tarea y no puede delegar en otros usuarios esta responsabilidad de las actualizaciones. Y el problema es que un parón grande puede echar por tierra la comunidad de usuarios que llevamos todo el año construyendo y mimando.

El principal problema es la interacción con los usuarios. Es decir, cuando un usuario nos deja un comentario en Facebook y espera que le contestemos. Es en estos casos donde hay que dejar a alguien designado si queremos descansar en vacaciones. Dependiendo de lo grande que sea el número de seguidores que tenga nuestra empresa en las redes sociales y el grado de interactividad que estos demuestren será un trabajo más o menos intenso.

Si no es posible delegar, mi recomendación es que se consulten las redes sociales en determinados momentos concretos a lo largo del día. Sólo durante breves periodos de tiempo y se de salida a estas respuestas, pero siempre pensando en el hecho de que estamos de vacaciones y es necesario, en la medida de lo posible, desconectar mentalmente del trabajo que realizamos durante todo el año.

Conclusiones

Aunque tenemos herramientas que nos alivian parte de la carga de trabajo que nos puede suponer mantener los canales de comunicación con los clientes de las redes sociales lo cierto es que es necesario un mínimo de atención. Lo ideal es delegar este aspecto pero no siempre es posible.

En todo caso lo que nunca debemos hacer es dejar el canal de comunicación cerrado. No puede ser que alguien nos envíe un mensaje a través de Twitter a la empresa y sólo encuentre eco como respuesta. No podemos echar a perder en vacaciones el trabajo realizado durante todo el año.

En Blog Sage | ¿Qué aportan las redes sociales a los procesos de las pymes y los autónomos?

LosLunesAlSol

Trabajando en Pymes durante varios años en las áreas de sistemas, redes y Helpdesk, creo que he pasado por casi todos los departamentos del área técnica de la empresa. Escribo habitualmente en Tecnología Pyme y Genbeta . En Twitter me podéis encontrar como @LosLunes_AlSol