Aprovechar las marcas conocidas para asociarlas a la imagen de nuestra empresa


Crear nuestra propia marca, que sea reconocible y que transmita una serie de valores es algo que persiguen muchas empresas, pero que no todas llegan a conseguir. Se puede invertir mucho en publicidad y se puede desarrollar una labor paciente, que nos construya una reputación entre nuestros clientes y empresas con las que colaboramos. También podemos aprovechar las marcas conocidas para asociarlas a la imagen de nuestra empresa.

En nuestra empresa elegimos herramientas que utilizamos en nuestro trabajo diario, una determinada marca de vehículos de empresa, un fabricante de equipos informáticos o teléfonos móviles contribuyen a crear nuestra marca. Cuando hacemos una elección, no sólo estamos apostando por un determinado producto, sino que también una serie de valores que representa.

Valores afines a nuestra empresa

Debemos ser conscientes de la imagen que proyecta nuestra empresa. Al igual estamos acostumbrados a cuidar la ropa de nuestros comerciales o de los empleados que están de cara al público, debemos hacerlo con todo aquello que es visible, que nos genera un valor. Y aquí debemos buscar marcas con valores que sean afines a nuestra empresa.

Un ejemplo lo encontramos con los vehículos de empresa. Por lo general se apuesta por una determinada marca. Todos los vehículos de la empresa son de esta marca, aunque los modelos varían en función de incentivos, puesto ocupado, etc. Y esto es algo que ven nuestros clientes y automáticamente crean una serie de prejuicios en función de ellos.

Os voy a poner un ejemplo de un pequeño empresario que conozco. Le surgió una buena oportunidad y compró un coche de alta gama de segunda mano, un BMW, creo recordar. Su coche lo utilizaba para uso personal y esporádicamente para realizar visitas comerciales a clientes. Sin embargo, no quería que la imagen de su empresa se asociara a BMW y aparcaba el coche a un par de manzanas antes de la dirección que visitaba para llegar andando.

El pensaba que sus clientes asociarían su coche a un elevado nivel de ingresos, tanto como para permitirse hacer visitas comerciales con un BMW, lo que le llevaría a tener precios muy altos en sus productos. Al fin y al cabo de algún lado tiene que salir el dinero para pagar ese coche. Lo normal es que en el sector en el que se mueve se utilicen furgonetas o vehículos de gama media en todo caso. En este caso pensaba que le haría más daño este aspecto que otro valores que podría aportar la marca como fiabilidad, seguridad, innovación, etc.

Si buscamos que una marca nos ayude a reforzar los valores de nuestra empresa, lo primero que debemos hacer es tener muy claros que valores queremos destacar de nuestra empresa. Una vez que hemos elegido dos o tres, el siguiente paso es buscar una marca o un grupo de marcas, que representen los mismos.

Apple como ejemplo de marca reconocible


Un ejemplo similar lo tenemos con empresas que utilizan Apple en sus instalaciones. Son equipos muy reconocibles, tanto en los equipos todo en uno, los iMacs, como en su gama de portátiles o teléfonos móviles. Innovación es una de las palabras que muchos asocian a Apple, pero también tienen la imagen de equipos un poco más caros que la media.

No voy a entrar a valorar si el precio es elevado o no, todo depende de si la empresa es capaz de sacar partido a las características de los mismos. He visto empresas que tenían este tipo de equipos como estaciones de trabajo y poco más, pero claro, se trataban de inmobiliarias especializada en propiedades de lujo. En este caso la imagen de elegancia en los diseños y exclusividad que muchos asocian a Apple le venía como anillo al dedo, aunque por el trabajo realizado no sacaran partido de las características técnicas de los equipos.

Podrían haber elegido otros equipos de gama alta que también tuvieran un buen diseño, quizás HP o Dell, que disponen de soluciones similares a las utilizadas en este caso, pero para el cliente estas marcas no se asocian tan fielmente como Apple a valores como exclusividad o diseño.

Por último tenemos que cuidar los detalles con el uso de las marcas. No es la primera vez que he visto uno de estos elegantes iMacs en los que había una gran cantidad de notas adhesivas como recordatorios. En este caso los valores de diseño, innovación o exclusividad se convirtieron automáticamente en derroche de recursos en esta empresa, ¿no tenían una forma mejor de recoger las notas? Los valores no se asocian a nuestra marca de forma automática, también tenemos que cuidar estos detalles.

En Blog Sage | ¿Cómo elegir los mejores elementos de marca?
Imagen | og2t // ou gee tew tee | quinn.anya

LosLunesAlSol

Trabajando en Pymes durante varios años en las áreas de sistemas, redes y Helpdesk, creo que he pasado por casi todos los departamentos del área técnica de la empresa. Escribo habitualmente en Tecnología Pyme y Genbeta . En Twitter me podéis encontrar como @LosLunes_AlSol