¿Qué puede aprender la empresa de Google?


Muchas veces las pequeñas empresas se miran en el espejo de las grandes corporaciones que han tenido éxito, a veces incluso en muy pocos años, de forma muy rápida, han pasado de ser pymes a convertirse en gigantes. Un ejemplo sin duda es Google, una empresa que muchos admiran, que casi todos somos clientes suyos y que tampoco lleva tantos años en el mercado. Por eso hoy nos preguntamos, ¿qué puede aprender la empresa de Google?

Al igual que otras empresas que han tenido un gran éxito y acaban de identificar su nombre con un producto o servicio, Google se ha convertido en sinónimo de buscador. Para muchos sectores ha cambiado la forma que tenían de trabajar, convirtiéndose en una herramienta básica. Quizás no tanto Google, sino más bien, Internet, pero uno y otro han llegado de la mano para muchos usuarios. Además presenta año tras año unos resultados financieros envidiables, con ganancias trimestre tras trimestre.

Fracasos de muchos proyectos

Pero no todo han sido una carrera de éxitos en los productos que ha sacado la empresa. Son muchos los fracasos que acumula Google, lo que pasa es que son mucho más abrumadores sus éxitos. Google ha lanzado muchos proyectos, que por un motivo o por otro no han llegado a tener la aceptación del público. Buzz, ha sido uno de los últimos y si no ponen remedio Google + va camino de ser el siguiente.

Y los fracasos no han sido porque no hayan tenido un gran apoyo de la compañía, sino más bien porque no era un buen producto, no llegaba en el momento adecuado, no cubría una necesidad de los usuarios de Google o simplemente era muy complicado para la mayoría de los usuarios. Y eso a pesar del eco mediático que tienen los lanzamientos de la compañía, que no es poco.

Pero de cada fracaso Google ha salido con una lección aprendida. A veces en las empresas pensamos que el éxito es una línea recta ascendente, cuando hasta en las grandes compañías vemos como están llenas de pequeños fracasos y pasos atrás. Aunque sólo nos fijamos muchas veces en la parte positiva.

Potenciar los proyectos propios de los empleados

Y ¿de dónde salen todos estos proyectos? Una parte son planes que traza la compañía, absorciones y compras que hace de compañías más pequeñas, que le ayudan a mejorar o completar sus productos. Pero otra gran parte sale de su capital humano, aprovechando el talento que trabaja en la compañía.

Google permite a sus trabajadores dedicarse a sus propios proyectos un determinado número de horas al mes. Son proyectos independientes del trabajo que desarrollan para la compañía, y llegado el momento, al empresa puede apoyarlo para integrarlo con alguno de sus productos, o financiarlo como un proyecto independiente.

Es algo que le sirve a la compañía para incentivar a sus trabajadores. En muchas ocasiones, y en el mundo de la tecnología ocurre muy a menudo, la posibilidad de ser responsable de un proyecto, es realmente valorada a la hora de aceptar un trabajo. Y lo cierto es que un trabajador motivado, es un trabajador que rinde más.

Imagen de apoyo a la comunidad

Pero si hay algo que muchas empresas pueden envidiar de Google es su imagen. Que ha cultivado de forma cuidadosa durante años, y a la que ha contribuido su oferta de grandes productos como el buscador, Gmail o Google Maps de forma gratuita para los usuarios. A pesar de ganar tanto dinero o más que otras empresas sacando un gran partido de estos productos financiados a través de publicidad. Otras empresas no han conseguido la misma imagen.

Y esto teniendo en cuenta que también a tenido sus problemas con las autoridades de competencia, privacidad, etc. O que no ha dudado en fichar a talentos de otras empresas rivales para ayudarle, con sus conocimientos y experiencia, (y algún que otro dato confidencial). Una práctica más que habitual en muchas empresas, pero que a Google no parece pasarle factura en cuestiones de imagen. Un ejemplo notorio fue cuando ficho al responsable del desarrollo del buscador de Microsoft para el mercado chino.

Lógicamente no es algo sencillo inspirarse en Google. Pero debemos pensar que esta empresa no siempre fue el gigante que hoy es, sino que empezó como una pyme, una startup, con una idea a desarrollar. Por supuesto luego han sabido sacarle una gran rentabilidad. Pero gran parte sus éxitos han estado relacionadas con todo lo que hemos comentado, saber sacar lecciones de los fracasos, aprovechar el talento del capital humano que trabaja en la compañía y construir una excelente imagen corporativa.

En Blog Sage | Google, Google y más Google…
Imagen | Robert Scoble

LosLunesAlSol

Trabajando en Pymes durante varios años en las áreas de sistemas, redes y Helpdesk, creo que he pasado por casi todos los departamentos del área técnica de la empresa. Escribo habitualmente en Tecnología Pyme y Genbeta . En Twitter me podéis encontrar como @LosLunes_AlSol