Calendario de eventos legales

Cinco razones por las que debes prestar especial atención al modelo 390

Comienza el mes de enero con un calendario fiscal cargado de obligaciones, ya que, además de ser un mes de liquidaciones tributarias mensuales y trimestrales, hay que presentar declaraciones informativas.

Una de las declaraciones informativas que hay que presentar es el modelo 390, el cual se deberá presentar durante los treinta primeros días naturales del mes de enero siguiente al año al que se refiere la declaración, por lo que el plazo de presentación finalizará el próximo 30 de enero.

El modelo 390 es una declaración tributaria de resumen anual de IVA, que contiene las operaciones realizadas a lo largo del año natural, relativas a la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido, las cuales se han realizado cumplimentando los diferentes modelos 303 mensualmente o trimestralmente.

Para su correcta cumplimentación, deben de estar registradas todas las facturas de compras y ventas del ejercicio 2017, para así poder realizar correctamente la última liquidación de IVA del año mediante el modelo 303 y presentar el modelo 390.

Están obligados a presentar la declaración-resumen anual  de IVA todos aquellos sujetos pasivos del Impuesto sobre el Valor Añadido que tengan la obligación de presentar autoliquidaciones periódicas trimestrales del IVA, ya sean mensuales o trimestrales.

No estarán obligados a presentar el modelo 390 los siguientes sujetos pasivos que precisen llevar los libros registro del IVA a través de la sede electrónica de la AEAT (Suministro Inmediato de Información). Estos sujetos pasivos son los siguientes:

  • Inscritos en el REDEME (Registro de Devolución Mensual del IVA)
  • Grandes empresas (facturación a efectos del IVA superior a 6.010.121,04€)
  • Grupos de IVA
  • Sujetos pasivos que hubieran optado por llevar los libros registro del IVA a través de la Sede electrónica de la AEAT.

También  estarán exonerados de presentar el modelo 390 aquellos sujetos pasivos con periodo de liquidación trimestral que, tributando solamente en territorio común, realicen actividades en régimen simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido y/o cuya actividad consista en operaciones de arrendamiento de bienes inmuebles urbanos.

 ¿Por qué debes presentar especial atención al modelo 390?

Aunque el modelo 390 es una declaración informativa, que no implica tener que liquidar cantidad alguna con la Agencia Tributaria, tiene una gran importancia por los siguientes motivos:

  1. El modelo 390 tiene que ser coherente con las declaraciones mensuales o trimestrales de IVA presentadas, ya que, en caso de descuadre, a buen seguro que la Agencia Tributaria iniciara un procedimiento de inspección. En este procedimiento lo primero que pedirá Hacienda serán los libros registro de IVA, para así detectar el motivo de la incoherencia entre los diferentes modelos.
  2. Si del descuadre entre las liquidaciones de IVA presentadas y la declaración informativa del modelo 390, se desprende que no se han ingresado las cantidades debidas, la Agencia Tributaria reclamará las cantidades no ingresadas con recargos, sanciones e intereses de demora.
  3. Las cifras presentadas en el modelo 390 tienen que estar en consonancia con los datos presentados en otras declaraciones, como en el Impuesto sobre Sociedades y el modelo 347. Si se detectan incoherencias, la Agencia Tributaria iniciará un procedimiento de inspección.
  4. La no presentación en plazo del modelo 390 acarreará sanciones, al constituir una infracción tributaria leve recogida en el artículo 198 LGT. De esta manera, se impondrá una multa pecuniaria fija de 20 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma persona o entidad que hubiera debido incluirse en la declaración con un mínimo de 300 euros y un máximo de 20.000 euros. Si la declaración se presentará fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria, la sanción y los límites mínimo y máximo serán la mitad de los previstos en el apartado.
  5. En el caso de que se produzcan errores en los datos reflejados en el  modelo 390 o este se presente de manera incompleta, se estaría cometiendo una  infracción tributaria.  Si se presentan de forma incompleta, inexacta o con datos falsos autoliquidaciones o declaraciones, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 150 euros.

En blog de Sage | Cómo te conviertes en un contable todoterreno sin darte cuenta