IVA transfronterizo

IVA transfronterizo: la reforma que viene

Se avecina una reforma del IVA transfronterizo. La Comisión Europea ha realizado una propuesta que pasará a la mesa del Consejo. No obstante, antes ha de pasar por el Parlamento Europeo. Al tratarse de una directiva, tras algún tiempo, lo previsible es que los países miembros la acaben trasponiendo a su legislación. El camino, por tanto, será largo, pero comenzamos a conocer algunos detalles importantes.

Aunque probablemente nos vayamos más allá de 2022, es bueno ir comprendiendo el alcance de la reforma. Es posible que tenga efectos en la recaudación impositiva, en la competencia entre empresas e, incluso, en la lucha contra determinadas irregularidades y formas de delincuencia.

El IVA transfronterizo y los 28 sistemas de IVA

La normativa del IVA en los países de la UE gira en torno a una directiva comunitaria. Por medio de ella, los estados miembros se ven obligados a seguir una serie de directrices. Sin embargo, cada uno puede lograrlo de la forma que considere oportuno.

El resultado, en la práctica, es la existencia de 28 sistemas de IVA semejantes, pero diferentes, al fin y al cabo. En el caso de las empresas que solamente realizan operaciones en un país eso no tiene demasiada importancia.

Sin embargo, cada vez hay más y más empresas que se internacionalizan. Especialmente, en los últimos años, hemos visto que las pymes se animan más a dar este paso. Eso implica un esfuerzo de adaptación a diferentes normativas y de comprobación de si se están cumpliendo las normas. En este sentido, el IVA transfronterizo se convierte en uno de los principales retos para estos negocios.

El IVA transfronterizo y el fraude de carrusel

El fraude de carrusel se caracteriza por la interposición de una o varias empresas para defraudar en el IVA transfronterizo. Una primera efectúa una adquisición intracomunitaria y, por tanto, se autorepercute el IVA.

Posteriormente, venderá las mercancías a una segunda empresa a la que repercute el impuesto. Sin embargo, llegado el momento, esa empresa (que es administrada por testaferros) acabará desapareciendo sin ingresar el IVA correspondiente.

Más tarde, la mercancía llega a su destinatario final. No obstante, lo normal es que antes haya pasado por una o varias empresas que se interponen soportando y repercutiendo la cantidad correspondiente siguiendo aparentemente la ley, pero participando de la trama.

El objetivo es que sea más complicado investigar el IVA de estas operaciones y seguir la cadena. De esta forma, es más difícil rastrear la relación con la empresa que desaparece sin ingresar el IVA.

Incluso, en algunos casos, las mercancías vuelven al país de origen o se desvían a otro de la UE. Se cierra el bucle de esta forma de fraude en el IVA transfronterizo.

El impacto recaudatorio

Aunque, por su propia configuración, es difícil conocer con exactitud la cantidad de dinero que se defrauda en el IVA transfronterizo, la Comisión Europea considera que puede rondar unos 50.000 millones de euros anuales para el conjunto de la UE. Aproximadamente, se estima que supone una tercera parte de todo el fraude del IVA.  De ellos, calcula que podrían recuperarse unos 40.000 millones de euros con la reforma que propone.

¿Qué se propone hacer con la reforma del IVA transfronterizo?

La Comisión Europea propone distintas medidas para afrontar las preocupaciones mencionadas.

Ventanilla única y reducción de la burocracia

Con la reforma del IVA transfronterizo, se pretende, entre otras misiones, reducir los costes que supone a las pymes. El objetivo sería que cada vez más empresas se decanten por la internacionalización. Es una de las mejores vías para ganar tamaño, productividad y especialización, al tiempo que contribuye a diversificar los riesgos.

Se crearía un portal único para toda la UE en el que los obligados puedan cumplir, cada uno en su propia lengua, con sus obligaciones formales en materia de IVA. Además, lo harían conforme a las mismas normas.

Por otro lado, la simplificación de las normas de facturación permitiría a los vendedores extender sus facturas con arreglo a las normas de su propio país, incluso si las operaciones son transfronterizas. Además, ya no tendrían (si la reforma del IVA transfronterizo prospera) que presentar modelos como el 349 español.

Tributación en destino

Las operaciones se gravarían siempre con el tipo de gravamen del país de destino. Sin embargo, la recaudación se efectuaría en el país de origen. No obstante, el país con derecho a recaudar ese IVA sería el de destino. Periódicamente, los distintos estados de la UE liquidarían las diferencias entre el IVA que han recaudado para otros países y el que los otros han recaudado que les corresponde.

El IVA transfronterizo en las operaciones entre empresas

Se recaudaría el IVA en el comercio transfronterizo entre empresas. De este modo, se busca que la empresa que va a deducir el IVA en el país de destino lo haya soportado previamente.

La reforma del IVA transfronterizo puede suponer una oportunidad para la internacionalización de las pymes. Además, pretende evitar que las empresas defraudadoras tengan una mejor posición competitiva.

En Blog Sage | Trazando la vía hacia un mejor IVA
Imagen | Thinkstock