Diez de los españoles más influyentes de nuestra historia empresarial (II)

Continuando con el repaso histórico a los españoles y españolas que más huella han dejado en nuestra historia empresarial, tenemos que hacer una mención especial a las mujeres, que viviendo en una época de fuerte desigualdad, tuvieron que luchar por ver reconocidos sus derechos y para poder ocupar su merecido lugar en la historia.

Por esta discriminación sexual, no encontraremos a las españolas más influyentes hasta llegar a la historia más reciente, aunque no podemos olvidar la importante labor de algunas mujeres ejemplares como Ramona Aparicio Rodríguez, que en parte lo hicieron posible.

Ramona Aparicio Rodríguez (1808-1881)

Pocas personas resultan más influyentes que un profesor y esa era la profesión de Ramona Aparicio. Nacida en España durante la difícil Guerra de la Independencia, contó con una educación nada común entre las chicas de su época. Algo que por suerte, quiso compartir con las demás.

En aquel entonces la educación “pública” resultaba deficitaria y la escuela donde se formó se utilizaba un método de educación en la que la labor de las profesoras se mezclaba con la de las alumnas más aventajadas. De este modo, la educación entre iguales acompañaba al método tradicional que hoy por hoy impera.

No existían los títulos oficiales de magisterio y tal era la valía de Ramona, que con tan solo 14 años fue nombrada directora. De este modo, hasta 1837 no pudo obtener una titulación como profesora. Pensarán que todo esto resulta excepcional, pero “¿por qué fue tan influyente?”

Con el paso de los años se convirtió en la directora de la Escuela de Institutrices que, con su incorporación en la Asociación para la Enseñanza de la Mujer, le ayudó a formar parte de su junta directiva, dedicando grandes esfuerzos para ayudar a las mujeres a adquirir la formación necesaria para poder introducirse en el mercado laboral, muy limitado en aquella época.

Ramón Areces (1904-1989)

Ramón Areces Rodríguez tuvo unos orígenes humildes, que hacían complicado adivinar que formaría parte del que aún hoy continúa siendo uno de los imperios comerciales más potentes de nuestro país: El Corte Inglés.

Mucho antes de eso, Ramón tuvo que probar fortuna fuera de nuestra fronteras, arrastrado hacia Cuba por las pocas posibilidades económica de España. Allí trabajó como aprendiz en los Almacenes El Encanto, regentado por su tío César Rodríguez González (tan influyente como él o más en realidad), sin poseer un sueldo al uso más allá de comida y alojamiento.

Aquella experiencia fue muy importante para Ramón y aprendió importantes lecciones que aplicaría en su regreso a Madrid en cuanto la crisis llegó a Cuba y su tío tuvo que abandonar el proyecto.

Ya en España, pudo regentar una sastrería (El Corte Inglés, fundada por Julián Gordo Centenera) situada en los bajos de uno de los solares que “Sederías Carretas” había adquirido para demoler lo existente y construir en su lugar el imperio “Galerías Preciados”.

Esto fue posible gracias a un acuerdo realizado por César Rodríguez, cofundador de Sederías Carretas, mediante el cual podría explotar el negocio mientras las obras llegaban a la zona. Finalmente tuvo que traspasar el negocio, cambiando su ubicación para dejar paso a dicho proyecto, contando nuevamente con el inestimable apoyo de su tío.

Como responsable comercial, Ramón Areces trajo a nuestro país las estrategias utilizadas por los grandes almacenes fuera de España con gran éxito. El hecho de que con el paso de los años esta entidad llegara a absorber a Galerías Preciados nos deja claro que las cosas se hicieron de manera excepcional, manteniéndose como un ejemplo para muchos empresarios.

José María Arizmendiarrieta (1915- 1976)

Puede que algunos no reconozcan la figura del Sacerdote José María Arimendiarrieta, pero sin sus acciones no existirían grandes empresas como Eroski, Fagor o la Caja Laboral y la Universidad de Mondragón.

No recibió remuneración por las empresas que ayudó a crear, y trató de promover el trabajo solidario para lograr el desarrollo de Mondragón, una zona muy golpeada por la guerra civil Española a la que fue asignado, mediante la creación de cooperativas.

Por ello nació la Cooperativa Mondragón, que resultaría esencial para el desarrollo económico de la zona, llegando la creación de grupos de éxito como Eroski a nivel nacional. Con estos datos resulta imposible no comprender la influencia que ejerció y aún ejerce su legado en nuestra historia empresarial.

En Blog Sage | Diez de los españoles más influyentes de nuestra historia empresarial (I)
Imagen | Germán R. Udiz

Grudiz es máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration (EEUU), formador de empresas, responsable de área fiscal y gestor estratégico. Colaborador de la Escuela de Negocios MBA. Escribe en Pymes y Autónomos y en Actibva.

Puedes seguirlo en Twitter en @Grudiz_