Día Mundial de la Usabilidad

Día Mundial de la Usabilidad, un importante recordatorio para pymes y empresas emergentes

El Día Mundial de la Usabilidad 2017 se celebra el próximo jueves 9 de noviembre. En concreto, este año el tema será la inclusión a través de la experiencia del usuario. Tendrán lugar 47 eventos en 21 países. En España, Valencia será la sede de uno de ellos.

Para las pymes y las empresas emergentes el Día Mundial de la Usabilidad es un importante recordatorio. Nos llama la atención sobre uno de los aspectos más importantes al diseñar un bien o servicio.

¿Qué es la usabilidad?

La usabilidad alude no solamente sobre lo útil que es una web, un bien o un servicio, sino también sobre lo sencillo, rápido y cómodo que sea su empleo.

Ayuda mucho que el uso sea muy intuitivo. Un caso muy importante es el de los bienes o servicios de los que se puede obtener diferentes utilidades si se emplean de manera diferente. Cada una de esas formas debe ser aparente y clara, todo debe encajar con naturalidad.

Además, es altamente conveniente que no se necesiten muchos conocimientos previos. En ocasiones, es difícil de lograr. En todo caso, los que sean ineludibles deberían contarse entre los más accesibles para la mayoría. Por ejemplo, en un mundo altamente alfabetizado que se requiera leer para usar nuestro producto no es un problema, pero sí lo podría ser que implicase entender textos complejos.

Una de las pruebas cruciales es la del primer uso. En ese sentido, es importante que esa experiencia inicial resulte fiable. El usuario la tomará como referencia para las posteriores de lo probable que pueda ser obtener utilidad de nuestro producto de forma cómoda, rápida y sencilla. Y, por supuesto, la etapa de aprendizaje hasta obtener el máximo rendimiento debe ser lo más breve posible.

Otro aspecto muy relevante es la atención que demande por parte del usuario. El producto no debe requerir estar muy pendiente de él para poder extraer las ventajas de su empleo. El uso debe ser fluido y sin peligros. Hay que evitar que el cliente tenga que dar muchos pasos para obtener la utilidad del producto.

Las esperas también reducen la usabilidad. Hay que ser muy conscientes de que el tiempo del cliente es escaso. Los procesos largos para consumir nuestro producto restan posibilidades de empleo, por ejemplo, en situaciones en las que hay prisa.

¿Qué supone la usabilidad para consumidores y usuarios?

Fundamentalmente, la usabilidad construye una experiencia grata y útil. Abre nuevas opciones al consumidor o usuario. Pone a su alcance la posibilidad de satisfacer sus necesidades de forma cómoda, rápida y sencilla. Por tanto, la usabilidad empodera al cliente.

Además, la usabilidad facilita la idea de que esa experiencia es trasladable. Lo es, en primer lugar, a futuras ocasiones. El usuario o consumidor visualiza en su mente de forma sencilla volver a disfrutar de las ventajas que ofrece el producto.

En segundo lugar, esa experiencia es trasladable a otras personas. El cliente se puede convertir en un prescriptor del producto porque lo entiende. Además, por otro lado, se siente incluido en el grupo de quienes ya lo conocían y empleaban.

En tercer lugar, la usabilidad simplifica el traslado del producto a otros contextos. La mayoría de bienes o servicios se pueden emplear en situaciones que nada tienen que ver con aquélla para la que estaban inicialmente previstos. Sin embargo, para que eso sea posible, es necesario que el usuario o consumidor los comprenda correctamente y que tengan una cierta versatilidad.

También le aporta seguridad. Sabe que no va a enfrentarse a una experiencia imprevisible que pueda poner en peligro la utilidad del bien o servicio.

¿Por qué es importante que las empresas recuerden el Día Mundial de la Usabilidad?

Muchas empresas intentan plasmar buenas ideas en proyectos que conduzcan a un producto útil. Sin embargo, no pocas fallan en usabilidad. Crean un bien o un servicio para consumidores o usuarios avanzados. Sí, resuelven con un alto nivel de calidad y un coste razonable las necesidades de su cliente, pero creando mucha complejidad.

Ese tipo de proyectos reduce mucho el público potencial de la empresa. Si los más rezagados ven muy complicado el producto, los más aventajados tienen incentivos para decantarse por otras alternativas con una mayor usabilidad.

Las empresas, especialmente las emergentes, deben conceder mucha importancia al diseño del producto y de su experiencia. Dentro de las consideraciones, deben considerar la usabilidad y cómo favorece la experiencia del cliente y de las personas con las que se relaciona.

Este último aspecto es muy importante en casos como las empresas que trabajan para otras empresas, las que producen bienes o servicios enfocados al uso o consumo en grupo, los destinados a ser regalados a otras personas o que, de una u otra manera, influyen en terceros que no son el cliente.

La necesidad de seguir un continuo feedback y de una actitud flexible

Además, hay que plantear un continuo feedback entre la empresa y los usuarios o consumidores. Debe buscarse la forma de conocer qué carencias de usabilidad experimentan. A continuación, es necesario examinar qué aspectos son más sencillos de mejorar. Y, por otro lado, nos quedarán los desafíos más complejos para la empresa.

Eso reclama una actitud flexible por parte de la empresa. No solamente hay que saber escuchar, sino también adaptarse. Además, con frecuencia los cambios afectarán en profundidad a la política de segmentación.

Por ejemplo, es posible que tengamos que dirigir ofertas diferentes a públicos distintos para mantener el equilibrio calidad-usabilidad. Algunos requieren utilidades muy avanzadas, pero también están dispuestos a afrontar experiencias más complejas. Otros pueden preferir decantarse por un producto con mayor usabilidad, especialmente si no necesitan determinadas funcionalidades que eleven la dificultad de empleo del producto.

El Día Mundial de la Usabilidad es una ocasión excelente para recordar que el cliente está cada día más en el centro. Las empresas deben tener en cuenta sus necesidades, pero también su experiencia con el producto.

En Blog de Sage | Cómo diseñar tu tienda online: diseño, usabilidad y accesibilidad

Imagen | ThinkStock