Tienda física o virtual: ¿qué tipo de negocio te conviene montar? (infografía)

¿Qué es mejor abrir un negocio online o una tienda física? Los hábitos de compra de los usuarios han cambiado tanto que es normal  que a cualquier emprendedor le surja en algún momento esta pregunta. Aunque las nuevas tecnologías están cambiando la forma de comprar de los consumidores, aún existe una gran parte de la población que prefiere “tocar” el producto antes de comprarlo. De ahí la eterna pregunta.

Los números hablan por sí solos. Según algunos estudios, los emprendedores prefieren iniciar un negocio online antes de una tienda física. ¿Los motivos? El coste para montar la empresa y las ventajas que ofrece el e-commerce son las razones que encabezan esta decisión.

Tienda física vs. tienda online

No solo los costes son importantes a la hora de abordar un nuevo proyecto. También hay que tener muy presente las ventajas que va a aportar uno u otro.  Por ejemplo, una de las principales ventajas de un negocio en Internet es que rompe las barreras de lo físico. Es decir, se dejará de depender en un número de personas que pasen por la calle para que compren, ya que desde Internet es posible vender al mundo entero si así se quiere.

Además, se pondrá vender 24 horas al día, ya que no se depende del horario comercial estipulado.  Y es que la tienda online es un gran escaparate abierto al mundo las 24 horas del días los 7 días de la semana, por lo que aumentará la visibilidad de los productos.

Las tiendas a pie de calle cuentan con un importante limitador: el espacio físico que disponen. Sin embargo, en una tienda online será posible ofrecer una mayor variedad de productos sin necesidad de tenerlos en el almacén.

No obstante, toda moneda tiene dos caras, y esta dicotomía no iba a ser una excepción. Las tiendas físicas también tienen su parte bonita. Por ejemplo, los clientes pueden ver el producto. Muchas personas todavía necesitan tocar, ver y sentir el producto antes de comprarlo.

O, simplemente, hay productos que son muy complejos de vender online. Es el ejemplo de  los coches, que es muy difícil o imposible venderlo sin que el comprador lo vea antes.

No solo eso. Es cierto que poder atender a los clientes en persona favorece la fidelización. Aunque el negocio online tiene muchas triquiñuelas para llevarlo también a cabo, el asesorar personal y el trato directo dan puntos a favor para que el cliente se sienta más unido a la marca.

¿Qué necesitamos?

Decidirse por una tienda física u online va a propocionar unas necesidades diferentes. Por ejemplo, en la tienda a pie de calle, aparte de cumplir todos los aspectos legales, habrá que considerar, entre otros:

  • El local, analizando su ubicación, espacio, permisos, etc.
  • Dotar al local de los muebles necesarios para poder realizar tu actividad y exhibir los productos.
  • Los empleados: horarios, cantidad de personal, uniformes, etc.
  • Tener a disposición los suministros necesarios para poder operar en la tienda.
  • Comprar un inventario suficiente que soporte las ventas y no se agote el primer día.
  • Contar con todos los elementos que te permitan un manejo adecuado de la información que el negocio genere y la logística demande.

Dado que la lista puede ser interminable, esto es solo una muestra para que sea posible obtener una suma de lo que se necesita invertir. Lógicamente, a ello habrá que sumar gastos de la estrategia de comunicación que se quiera aplicar, bancarios, etc.

¿Y en la online? Como se decía al principio, muchos de los emprendedores prefieren montar un negocio en la red que en el mundo físico por el hecho de que es más económico. Veamos a grandes rasgos que se precisa:

  • Conexión a Internet y hosting.
  • Diseño y estructura de la web.
  • Proveedores a quien les vayas a comprar el producto. Ahorrarás en costes de almacenamiento, ya que no es necesario que tengas todo en tu propio almacén como en la física.
  • Sistemas de pago como Paypal, la pasarela de pago, u otros que sean fáciles de usar para tus clientes.
  • Técnicas de marketing online para su mejor difusión.

Aparentemente, viendo lo que necesitamos, sí podemos afirmar que es más económico un negocio online que otro físico. Y ya que todavía existen muchos productos que no pueden venderse de forma online, desde Sage se ha elaborado una infografía que muestra una comparativa de los costes necesarios para montar una empresa en algunos de los mejores barrios del mundo.

Por ejemplo, dentro de Europa, en ciudades como Dublín, Londres o París, los costes de un espacio físico suelen dispararse, mientras que, para un negocio online, la cantidad es significativamente menor. En definitiva, descubre más en esta infografía que puedes descargar en formato PDF y compartirla en tus redes sociales.

En Sage | Nueve errores que cometen las tiendas online