Sage Responde: Prevenir el fracaso empresarial desde el principio

Crear-Sociedad-Civil

Esta semana nos ha llegado una consulta sobre tres personas que quieren crear una sociedad civil. Sobre la creación de una sociedad civil hemos hablado en varios posts pero la consulta está más enfocada a la relación entre los socios. Es la siguiente:

Tres personas quieren montar una sociedad civil, de ellas cotiza en el régimen de autónomos (requisito indispensable para crear la sociedad) y tiene otras actividades profesionales, fuera de la sociedad que desean constituir. El caso es que la persona en régimen de autónomos exige que le paguen parte o la totalidad de la cuota que paga a la Seguridad Social. Una de las personas pregunta sobre la obligación que tendrían la sociedad y los dos socios restantes, de pagar dicha cuota.

La respuesta concreta a la pregunta es muy sencilla: la obligación de pagar la cuota del régimen de autónomos recae únicamente sobre la persona que está dada de alta. Las otras dos personas con las que se plantea montar la sociedad civil, así como la sociedad que pudieran montar, no tienen ninguna obligación sobre el pago de dicha cuota del régimen de autónomos del tercer socio.

En este caso, el foco debe ponerse en las relaciones entre los socios, ya que, antes de dar el paso de crear la sociedad, debería existir un consenso total sobre este asunto y no dejar ninguna duda sin resolver al 100%. Habría que ver el nivel de exigencia que pone el socio que pide que le paguen la cuota del régimen de autónomos y también poner encima de la mesa los beneficios que de dicho pago percibiría esta persona, mientras que las otras dos, aunque aportaran capital, no percibirían absolutamente nada.

Hay ocasiones en las que se ve que un negocio difícilmente va a funcionar, ya en la fase previa a su constitución, y este podría ser uno de ellos. Si no hay acuerdo entre los socios antes de la constitución de la sociedad y la respuesta negativa a pagar toda o parte de la cuota no se acoge de buen agrado por el socio en régimen de autónomos, puede surgir de aquí la semilla de un conflicto futuro, que genere desavenencias y provoque que el negocio acabe como el Rosario de la Aurora.

Las cosas deben decirse y quedar bien claras antes de lanzar el proyecto empresarial. Los acuerdos, deben ser asumidos y respetados. Si queda alguna duda o si las condiciones no son del agrado de alguno de los intervinientes, lo mejor es que las personas que no estén convencidas abandonen el barco estando aún en puerto. Aunque desde este blog promovemos la creación de empresas, Mister Empresa publicó un artículo que viene muy bien para casos como estos, titulado Emprender por necesidad y sus consecuencias.

En Blog Sage | Sage Responde: contratos en participación y cotización en autónomos en comunidades de bienes
Imagen | Mr Conguito

Pablo Herrero
Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial, relacionado con la Ingeniería de Organización de empresas. Escribe habitualmente en el blog Fuera de Límites y ha colaborado en Pymes y Autónomos.

Puedes seguirlo en Twitter en @pabloherrero