Propuesta de la CEOE para eliminar los puentes ¿a favor o en contra?


La CEOE y CEPYME han planteado la posibilidad de eliminar lo puentes, pasando los festivos entre semana, para pasarlos bien a lunes o bien a los viernes para evitar la formación de puentes que ocupen varias semanas, tal y como ocurre por ejemplo en diciembre en la primera semana, al tener dos festivos seguidos en martes y jueves.

Esta propuesta plantea dejar sólo por fecha los días 1 de enero, 12 de octubre y 25 de diciembre. el resto de festivos, como pueden ser el día de la Inmaculada (8 de diciembre), el día del trabajo (1 de mayo) o la festividad de reyes (6 de enero) se pasarían al viernes o lunes más próximo según los diseños de los calendarios laborales para cada año. ¿Ventajas e incovenientes de la medida?

Ventajas de la eliminación de puentes

De entrada, esta propuesta persigue dotar de mayor agilidad a la economía general y que no se pare el país durante los puentes. A efectos laborales, si los calendarios están bien confeccionados, los trabajadores no deben verse perjudicados por pérdida de días de vacaciones, dado que las horas anuales de trabajo no cambiarían al alza. Al menos, esto es en la teoría.

Esta racionalización de los festivos, conseguiría que los trabajadores que no tengan o no puedan hacer puente en estas fechas, acumulen el periodo de descanso; lógico, no el lo mismo para el jueves, trabajar el viernes y descansar en el fin de semana, a descansar el viernes y eel fin de semana. Sería una especie de puente real para aquellos trabajadores que no lo tienen.

Para los trabajadores y sectores que organizan sus calendarios laborales en función de los puentes, sí verían cómo sus días de vacaciones pasan a otros periodos. Pienso por ejemplo en construcción, sector típico de puentes en diciembre u hostelería, que no suelen disfrutar estos puentes pero tienen sus vacaciones en otros periodos del año. Hasta aquí la teoría, y no pinta muy mal, pero…

Los incovenientes de la medida

En la cara opuesta tenemos los incovenientes a esta eliminación legal de los puentes. La primera causa, la económica y el daño que se puede generar al turismo. El puente de diciembre es un mes típico de destinos turísticos y vacaciones y el sector al completo se resentirá si desaparecen estas fiestas. No se ha cuantificado el impacto, pero sería importante.

La segunda, el efecto que puede tener en la pyme esta eliminación de los puentes. La mayoría de las pequeñas empresas, incumplen de manera sistemática el calendario laboral y los periodos de vacaciones. En estos casos, la eliminación de facto de los puentes, repercutirá en más horas de trabajo para los trabajadores y menores tiempos de descanso.

En este sentido, seguimos cayendo en el tópico de más horas de trabajo, más productividad y no es así en absoluto. ¿Qué opináis de esta propuesta?

Más Información | Expansión,
En Blog Sage | Cuendo el just in time falla, Cosas que ví en mis primeros días en Londres
Imagen | ClaraBen

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_