Medidas de lucha contra el fraude fiscal


El gobierno ha presentado recientemente una medida excepcional para atraer de nuevo a España, todo el capital posible que ha salido de manera irregular, utilizando técnicas de Evasión Fiscal. Se calcula que la cifra anual ronda los 60.000 millones de euros. Por ello propone un gravamen especial del 10%, esto es, se espera que con esta medida afloren unos 25.000 millones de euros, que supondrán unos ingresos directos de 2.500 millones al aplicar el gravamen especial.

Pero esto es sólo el principio.

El Gobierno tiene muy claro que la lucha contra el fraude puede ser una de las medidas más importantes para ayudar a equilibrar las cuentas del país. No existen datos precisos, pero según diferentes estudios, el fraude fiscal en España puede suponer más de un 20% del PIB (23,3% según estudio elaborado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda – GESTHA) , esto es más de 70.000 millones de euros al año. Muy por encima de países como EEUU con un 8%, Reino Unido con un 10% o Francia con un 11%.

La semana pasada, el Presidente Rajoy avanzaba en el Congreso, que se iba a limitar el pago de facturas en efectivo a 2.500 euros. Esta medida ha generado mucha controversia. Algunos piensan que limitar el efectivo no hace más que seguir favoreciendo a la economía sumergida, ya que no se generarán las facturas asociadas; incluso asociaciones, como la de Técnicos de Hacienda, comentan que puede salir más rentable pagar la multa del 25% que dejar de mover cantidades en efectivo superiores a 2.500 euros.

El viernes 13 de Abril, el Gobierno aprobó nuevas medidas para luchar contra el fraude fiscal, siendo una de las más relevantes y con mayor impacto en las pymes y autónomos, la exclusión del sistema de módulos a las empresas cuya facturación a particulares sea inferior al 50% del total y cuya cifra de negocio sea superior a más de 50.000€ al año. Algunas de las actividades afectadas son la albañilería, fontanería, carpintería y transporte de mercancías por carretera. Esta medida va dirigida directamente a uno de los principales focos de fraude en España, según diferentes estudios y los propios inspectores fiscales.

Esto significa que las empresas que salen del sistema de módulos, tienen que cambiar su dinámica, ya que se les va a exigir un mayor control de su actividad comercial. Ya no pagarán el IVA o IRPF basado en estimaciones dependiendo de los metros cuadrados del negocio, el consumo de energía o el número de empleados, sino en base a su actividad real. Esto seguramente traerá consigo un aumento de la carga administrativa para llevar un control preciso del negocio y cumplir con las obligaciones fiscales.

Adicionalmente, se han incluido otras medidas, como la obligación de informar sobre cuentas y valores situados en el extranjero que se realizará a través de un nuevo modelo; y la imprescriptibilidad de las rentas no declaradas, que si son descubiertas se imputarán al último periodo.

Por último, se incluyen medidas para garantizar el cobro de deudas tributarias, tanto en el ámbito de los procedimientos tributarios, como en los procesos penales de delito fiscal.

Más Información | La Moncloa – Referemcias del Consejo de Ministros y Presentación medidas (PDF)
En Blog Sage | Sanciones tributarias, grados y cuantías de las multas, Plan de afloramiento para el empleo sumergido: más sanciones para empresas y trabajadores
Imagen | Randradas

Emilio García es Director de Estrategia de Productos y Servicios de Sage España. Puedes seguirlo en Twitter en @EmilioGa