Los alquiles de locales y oficinas han bajado, buen momento para cambiar o negociar el actual contrato

Los precios de los alquileres de los locales y oficinas se han ajustado en las grandes ciudades en torno al 15-20%, debido al estancamiento de la demanda y al cierre de numerosos negocios, lo que ha traído como consecuencia un aumento de los metros cuadrados disponibles. En los centros comerciales el ajuste ha sido aún mayor, un 30%.

Muchos comercios están establecidos en espacios alquilados, lo que significa que durante la crisis el esfuerzo financiero de las pymes y los autónomos para hacer frente a ese pago ha tenido que ser mayor. Ante la caída generalizada de los precios y el aumento de plazas ofertadas, hay varias opciones: cambiarse a un local mejor con más tráfico de potenciales clientes, en una calle más interesante incluso pagando menos, mudarse a unas oficinas con mejores instalaciones, o negociar a la baja el contrato actual. Pero no hay que tardar en decidirse, no sea que la tendencia cambie.

Cuando los empresarios aducen sistemáticamente que el alto coste que les supone el local donde tienen instalado su negocio lastra sus beneficios, no les falta razón. Mientras la alegría económica se mantenía, se podía soportar esa carga a regañadientes, pues había margen, pero durante los tres últimos años los diferenciales ya no encajan. El cierre de muchos negocios ha llenado los escaparates de carteles con letreros de “se vende” y “se alquila”. Por su parte, las oficinas, que no se ven porque no están a pie de calle, han seguido el mismo camino.

Demasiada oferta para una demanda contraída

En nuestro país hay 12 millones de metros cuadrados de oficinas disponibles en busca de inquilino, de ellos casi dos millones entre Madrid y Barcelona. Ante semejante oferta por cubrir, no es de extrañar que el ajuste en este mercado haya supuesto en algunas localidades una bajada del precio del 30%, situándose en una posición más acorde con la realidad de las necesidades de las empresas.

En los centros comerciales el ajuste ha sido similar, en torno al 30%. Para los consumidores este modelo es atractivo, pues en un mismo recinto pueden encontrar todo lo que necesitan con unas comodidades imbatibles: fácil aparcamiento, seguridad, amplia oferta, temperatura interior adecuada a cada estación del año,… Y para los comerciantes, gran afluencia de público con el consiguiente potencial de ventas.

Pero últimamente ese público se ha dedicado más a pasear, aprovechando estas excelentes condiciones, que a comprar, tras el bajón del gasto familiar y el consumo. El dato es fehaciente: el índice del comercio minorista a precios constantes ha venido sufriendo una variación interanual del -2,2%.

También hay que constatar que el techo de centros comerciales se ha sobrepasado, de ahí que la excesiva disponibilidad de metros junto al cierre de negocios allí instalados, hayan provocado un ajuste y la consiguiente caída de los precios.

Cambiar de local a mejor, o negociar el contrato

Mantener un negocio a flote con los altos precios de los alquileres, y no digamos abrir uno nuevo, se hace difícil, a lo que hay que sumar el aumento del IVA que rige desde el mes de julio. Seguramente los propietarios de estos inmuebles conocen los argumentos expuestos anteriormente, y es posible que se hagan esta pregunta: ¿me interesa mantener al actual inquilino, o estoy dispuesto a que se vaya esperando tener suerte y encontrar pronto uno nuevo?

Como pyme o autónomo ahora es el mejor momento para negociar las condiciones actuales del contrato de alquiler del local u oficina. En muchas ciudades se puede comprobar que negocios menos visibles por estar un tanto apartados, han pasado a ocupar espacios en calles comerciales con más vigor aprovechando el cierre de los que allí estaban establecidos. También las empresas han tenido la posibilidad de mudarse a otras oficinas con mejores instalaciones y una ubicación más adecuada, pagando lo mismo e incluso menos.

La opción más interesante en estos momentos es forzar a la baja los alquileres u optar por un cambio a un espacio mejor. Hay que tomar la iniciativa y plantear el asunto al propietario sin titubear, ya que la crisis es para todos y oferta hay para dar y tomar. No todo van a ser malas noticias para las empresas.

En Blog SAGE Experience | Retos para la competitividad en tiempos de crisis
Imagen | JotaC

JotaC es licenciado en Ciencias de la Información y desarrolla su actividad profesional en banca, en el área comercial.