La futura Ley de Igualdad o Ley Pajín; y los efectos que tendrá en las empresas


El Congreso de los Diputados está tratando en sus últimas sesiones el anteproyecto de la Ley de Igualdad, o más conocida por los medios como la Ley Pajín. Esta ley es un nuevo texto legal que viene a desarrollar el derecho constitucional de igualdad de trato y principio de no discriminación contemplado en el artículo 14 de la carta magna.

Este futuro texto legal, tendrá repercusiones en todos los ámbitos de nuestra vida, dado que entra en el desarrollo legislalivo de la igualdad de trato y principio no discriminador y, aunque no introduce nuevos derechos, si regula los aspectos esenciales de igualdad y su reglamento administrativo y sancionador. En las empresas, las relaciones son obvias y los efectos que despliega la ley en todos los aspectos son muy importantes.

Discriminación en la empresa y acceso al empleo, objetivo básico de la ley

La ley está especialmente dirigida a varios colectivos sociales además de la propia extensión que tiene cualquier ley dentro de los ciudadanos. En el caso de la empresa, se establecen los siguientes puntos como ámbitos de actuación objetiva:

  • Empleo y trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia, que comprende el acceso, las condiciones de trabajo, incluidas las retributivas y las de despido, la promoción profesional y la formación para el empleo
  • Acceso, promoción, condiciones de trabajo y formación en el empleo público

Estas premisas implican que las empresas no podrán establecer ningún tipo de razón discriminatoria de sexo, edad, religión o raza salvo que la discriminación que se establezca tenga características que constituyan un requisito profesional esencial y determinante, siempre y cuando el objetivo sea legítimo y el requisito proporcionado. Por ejemplo,no se puede establecer en una oferta de trabajo “Necesitamos secretaria” dado que existe una discriminación directa al sexo masculino y el sexo, no es requisito profesional para este tipo de puesto de trabajo.

Discriminación en el sector inmobiliario y ofertas comerciales discriminatorias

La ley también hace especial hincapié para las empresas inmobiliarias y la discriminación en su oferta o exclusión de alquiler o venta de inmuebles para determinados coletivos. Se contempla expresamente la prohibición de discriminación por cualquier motivo a cualquier persona, sea de la raza, nacionalidad, origen o etnia que quiera alquilar una vivienda o haga una oferta pública por ella.

En este sentido, la ley también se despliega para empresas o particulares que ofrezcan al público bienes y servicios de consumo, tales como servicios financieros, de transporte, formación, ocio o similares prohibiendo de manera tácita cualquier tipo de discriminación. No obstante, se contempla la posibilidad de ofertas y promociones dirigidas a colectivos específicos como vía de discriminación positiva.

Régimen sancionador de la Ley de Igualdad

Además e los hipotéticos delitos penales que se puedan llevar a cabo mediante actividades discriminatorias, la Ley de Igualdad presenta un cuadro sancionador en función del tipo de discriminación que se haga y la graduación que se le atribuya a dicha conducta ilegal. El baremo de sanciones que se establece es el siguiente:

  • Infracciones leves entre 150 y 10.000 euros
  • Infracciones graves entre 10.001 y 60.000 euros
  • Infracciones muy graves entre 60.001 y 500.000 euros

Todas las acciones que sean una discriminación intencionada y reiterativa, tendrán la graduación de faltas graves o muy graves. Asimismo, la ley fija como prohibidas las represalias contra los denunciantes y esta actitud está tipificada en todos los casos como falta muy grave. en la empresa, todos los hipotéticos casos de discriminación con trabajadores tienen la consideración de faltas muy graves y en el caso de discriminación con los clientes o proveedores, las faltas son graves o muy graves dependiendo de la intencionalidad y de las medidas correctoras que se impongan.

Conclusiones sobre la Ley de Igualdad

El texto legal sobre la Ley de Igualdad es un texto amplio y complejo, definido en su mayoría de forma muy amplia y que puede dar lugar a múltiples y variadas interpretaciones. Como todas las leyes que no concretan en exceso, hay que tomarlas con cautela aunque, realmente, el texto amplía y crea la figura de defensa de la Igualdad por lo que el resto de normas estaban contempladas dentro de nuestras leyes.

A priori, habrá que esperar las valoraciones y jurisprudencia posterior, pero lo que es obvio que una empresa que no discrimine, no debe tener problemas con esta ley. O al menos, eso espero.

Más Información | Anteproyecto Ley de Igualdad de Trato (PDF), LegalToday, Libertad Digital
En Blog Sage | El poder de las cosas sencillas: el principio KISS, La empresa de cartón piedra: casos reales
Imagen | BlueNowHere