El reclamo turístico es una oportunidad para la pyme

El reclamo turístico es una gran oportunidad de negocio para las pymes en España. El clima, las costas y la amplia oferta hotelera y gastronómica permiten que los turistas de todo el mundo disfruten de nuestro país durante todo el año. Dos millones de empleos directos dependen de esta industria con alta tradición y sólida trayectoria.

El impacto del turismo, a pesar de todos los esfuerzos de quitarnos la etiqueta de sol y playa, se concentra en el verano. La mayor afluencia de turistas se produce entre junio y septiembre donde alcanzamos más de 20 millones de visitantes internacionales, lo que supone un 35% del total.

Con los datos del 2009 recientemente publicados se observa que el turismo representa un 10% del PIB nacional. El primer destino mundial por número de visitantes es Francia aunque la contribución a su PIB es inferior al 10%. La causa del descenso se explica porque los viajes que se realizan al país vecino son cortos. Por ingresos derivados del turismo Francia se coloca en tercera posición después de Estados Unidos y España.

España está ocupa el tercer lugar como país que recibe más turistas del mundo detrás de Francia y Estados Unidos. EE UU recibió en 2009 un total de 54,9 millones de turistas extranjeros frente a los 52,2 millones que escogieron España como destino.

Los grandes generadores de tráfico a nuestro país son los países europeos vecinos: Reino Unido, Alemania y Francia.

En España la diversidad de la oferta y el importante esfuerzo de promoción hace que los turistas se repartan por toda España. Hasta el año 2009, Canarias tiene el liderato con 2,4 millones de turistas en el año 2009. Le siguen Cataluña con 2,1 millones de viajeros, Andalucía con 1,23 millones de turistas y la Comunidad de Madrid con 897.095 visitantes.

Respecto a los mecanismos de llegada de turistas, la vía de entrada en España es por avión en un 77%, por coche en un 20% y por barco en un 3%.

Probablemente muchos de los turistas que vienen en avión disponen de una oferta cerrada con un paquete vacacional que no admitirá muchas modificaciones incluyendo una apretada agenda y un abanico completo de servicios.

La oferta turística en España

Quizá los negocios más típicos en España sean los de hotel y los restaurantes económicos pero como en casi todo los matices son enormes y podemos presumir de ofrecer también calidad y atención al turista.

En el año 2008, la oferta de plazas conjunta entre hoteles de 3 y 4 estrellas casi alcanza el millón quedando el resto más diluido entre hoteles y hostales de menor categoría. Para los hoteles de 5 estrellas se dispone de más de 75.000 plazas en España. Los apartamentos ofrecen casi 600.000 plazas y los campamentos ofrecen casi 800.000 plazas. El turismo rural contribuye además con 140.000.

La estimación del coste medio por turista está en torno a 900 euros de los que las pymes, principalmente del sector terciario, pueden beneficiarse y arañar su parte del pastel.

Los visitantes que llegan a España con paquetes turísticos cerrados están creciendo a lo largo del 2010 con respecto al 2009 motivado muy probablemente por el impacto de la crisis y para asegurarse un precio más competitivo.

En España es un reto conseguir que el turismo dure todo el año. Desde hace algún tiempo se están haciendo grandes esfuerzos para ampliar la oferta típica de sol y playa promocionando otros programas como el Camino de Santiago, las ofertas de Turismo rural, la difusión del Patrimonio, la oferta Gastronómica, las rutas por las viñas o las bodegas y los Museos.

El turismo ha creado una industria muy sólida y que tiene muy claro lo que espera ofrecer al turista pero todavía hay que seguir trabajando para incrementar las visitas, el rendimiento y la eliminación de la estacionalidad.

Cuáles son los motores de la industria turística

He tenido ocasión de probar recientemente la oferta turística de la costa malagueña, en concreto la hotelera y la de los bares al borde del mar.

Me parece que las empresas lo tienen muy claro y en el caso de los bares desde que amanece hasta que termina el día, son capaces de rentabilizar su espacio ofreciendo al cliente buen género, amplia variedad, buen servicio, buena presentación y buena calidad. Todo ello en un ambiente agradable al borde del mar y con un clima propicio.

No todo es un camino de rosas y en el caso de la costa andaluza, los bares han sabido sobreponerse a las amenazas que intentaban limitaban su actividad, por ejemplo impidiendo cocinar al espeto todo tipo de pescados ensartables, y han podido mantener la oferta para atraer clientes.

Además todos estos bares forman parte de una cadena muy bien engrasada que lleva funcionando muchos años y que involucra a numerosos participantes en el proceso. Desde el proveedor de la mercancía, hasta el transportista pasando por el representante de las marcas y el banco, todos contribuyen generando además negocios auxiliares como la oferta de servicios en la misma playa con hamacas, sombrillas y servicio al cliente personalizado al mismísimo borde del mar.

Todavía queda mucho por hacer y el turismo español sigue necesitado de reformas e impulso político para reducir la estacionalidad, promover más otras ofertas para evitar concentrar el esfuerzo en el sol y la playa, mantener las ayudas a la promoción de nuestros destinos, realizar campañas de comunicación alineadas entre las comunidades autónomas y no desatender las oportunidades que brinda Internet como mecanismo de promoción, de escaparate de la oferta y de repositorio de las opiniones e intercambios de experiencias que se generan entre los clientes.

Otros retos de nuestra industria se refieren a realizar un seguimiento de la oferta de otros países que pueden ser emergentes o no como Brasil, Croacia, Bulgaria, Túnez, Egipto, etc. y que puede presumir de ser más barata que la de España y ofrecer el mismo servicio de sol y playa que nuestro país.

Más información | Instituto de Estudios Turísticos
Imagen | kikesan

Marcos es Ingeniero de Telecomunicación por la UPM y trabaja en Banca Comercial desde hace 15 años.

Ahora también es colaborador de Blog Sage Experience.