El ICO ofrecerá créditos directos a través del BBVA y Santander

El Instituto de Crédito Oficial, ICO, ha adjudicado a los bancos BBVA y Santander la comercialización de la nueva línea de créditos directos para pymes y autónomos. El concurso fue convocado para facilitar la financiación a las empresas ante la dificultad que tienen para obtenerla a través de la banca, cuya “aversión al riesgo” es patente desde hace tiempo.

En esta nueva iniciativa es el propio ICO el que estudia las operaciones, realiza el análisis y asume el riesgo al cien por cien. BBVA y Santander sólo se encargan de ayudar a los empresarios a formalizar las solicitudes y a realizar el seguimiento de las operaciones en nombre del Instituto.

Se concederán créditos hasta 200.000 euros para inversiones o para atender las necesidades de liquidez de las empresas, que deben contar con al menos un año de antigüedad.

Esta nueva modalidad de financiación estará disponible a partir de mediados de junio a través de las redes de sucursales de los dos bancos, que cuentan conjuntamente con 6.300 oficinas. En algunas de ellas existirá la figura del gestor especializado, encargado de asesorar específicamente en este tipo de ayudas. Por primera vez se ha conseguido conectar los sistemas informáticos y el alta de la solicitud se hará mediante un enlace desde la intranet de los bancos a la web del ICO, además de que se contará con el apoyo de una plataforma telefónica.

El solicitante puede hacer el seguimiento de sus trámites desde la web del facilitador financiero, otra figura que se creó desde las instancias políticas para servir de intermediario entre las empresas y las entidades financieras. Su labor de intermediación quedó vacía de contenido ya que, una vez rechazada una operación, los analistas de riesgos bancarios no iban a dar su brazo a torcer por muchos argumentos nuevos que le presentaran. Al menos su web sirve ahora para algo.

Su objetivo es aportar liquidez al sistema

Hasta ahora el ICO ofrecía la línea liquidez 2010, aún en vigor, que es lo más parecido a esta nueva de crédito directo y que divide en dos sus posibles modalidades, en función del riesgo asumido: compartido con las entidades de crédito o totalmente por parte de la entidad pública. En el primer caso hay un tipo de cesión fijo más un margen variable, y en el segundo un tipo fijo más otro variable hasta el 3,50%. El importe máximo es de 50 millones de euros para empresas con más de 50 empleados, y hasta 2 millones si se tienen menos colaboradores.

La línea liquidez 2010, como el resto de las ofrecidas hasta el momento, se puede contratar con la intermediación de cualquiera de las entidades financieras del país, banco o caja. La novedad en la reciente línea de crédito directo está en que es el ICO quien analiza y asume el riesgo de las operaciones, sólo es posible solicitarlas en los dos bancos mencionados y el importe máximo es de 200.000 euros, cifra insuficiente para muchas empresas pero que puede dar un respiro momentáneo a bastantes otras. Por otra parte, el tipo de interés que ofrecerá todavía no ha trascendido, con lo que resulta aventurado en estos momentos emitir una opinión definitiva.

No obstante, la línea de crédito directo parece ser una copia del Plan E trasladada desde el ladrillo a las finanzas, y ya sabemos lo que ha significado el famoso plan: mucho marketing y algo parecido a “pan para hoy y hambre para mañana”.

Imagen | JotaC

JotaC es licenciado en Ciencias de la Información y desarrolla su actividad profesional en la banca, en el área comercial