El Gobierno reducirá a cinco los formularios de contratos de trabajo existentes

I_banez_290813

El Gobierno anunció ayer la simplificación del entramado administrativo de cuarenta y un formularios de contratos a tan solo cinco. De esta manera se pretende facilitar la labor empresarial, que actualmente se ve encorsetada por un elevado número de formularios y un sistema complejo de bonificaciones.

Con esta medida se da un pequeño paso que nos podría ir acercando al contrato único, aunque de momento la temporalidad y la precariedad de los salarios siguen en el ojo de huracán de la actualidad mediática. Los cinco modelos propuestos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social son: Contrato indefinido, temporal, de relevo, de prácticas y el Contrato de formación y aprendizaje.

Facilitando la toma de decisiones

Con un sistema de contratación más sencillo se pretende facilitar la gestión de las empresas españolas, especialmente de las pymes. Además, junto al anuncio de la simplificación administrativa, se ha asegurado que se mantendrán los incentivos actuales, aunque se presentarán mediante un modelo único que estará ligado a cualquiera de los cinco formularios de contrato que se mantendrán.

Es importante que este hecho venga acompañado por una unificación de la normativa relativa a los incentivos existentes, con el fin de facilitar el conocimiento de la misma por parte de los empresarios y de sus trabajadores, siendo algo que el Gobierno asegura estar haciendo al refundir todas ellas en la Ley de Empleo.

Las bonificaciones se verán reformuladas para adaptarse a los cinco modelos de contratos resultantes, por lo que no existen movimientos de fondo y a priori parece un movimiento positivo para las empresas españolas, que todavía está pendiente de ser negociado con los agentes sociales, por lo que aún no cuenta con una fecha de aplicación.

La dualidad del mercado laboral sigue sin ser abordada

De estas políticas no podemos esperar efectos notables sobre las cifras de desempleo, aunque es un paso hacia el camino correcto que implica eliminar obstáculos y facilitar las toma de decisiones relativas a la contratación.

Igualmente, la simplificación no es una punta de lanza contra la dualidad del mercado laboral, pues la temporalidad sigue siendo una de las características más notables en un grandísimo número de contratos actuales y estos cambios no suponen ningún cambio sustancial al respecto.

Una buena manera de luchar contra esta dualidad pasaría por establecer una indemnización por despido progresiva en el caso de los contratos indefinidos y la limitación de la contratación temporal a casos muy concretos, buscando poco a poco la figura del contrato único. Por desgracia, es un aspecto que aún no se ha abordado con total determinación.

En Blog Sage | Todos los cambios de la reforma laboral en una infografía, Salario mínimo interprofesional, tipos de interés legal y demora para el 2013, Nuevos incentivos a la contratación para jóvenes y mayores

Grudiz es máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration (EEUU), formador de empresas y gestor estratégico. Colaborador de la Escuela de Negocios MBA y Responsable de Marketing Online en Netfactory. Escribe en Pymes y Autónomos, Actibva y BBVA con tu empresa.

Puedes seguirlo en Twitter en @Grudiz