El Gobierno aprueba el plan de choque para promover el empleo estable y la recualificación profesional

El Consejo de Ministros, celebrado ayer, aprobó un Real Decreto Ley de Medidas Urgentes para promover la transición al empleo estable y la recualificación profesional de las personas desempleadas. Este Real Decreto Ley desarrolla el conocido como Plan de Choque, que se había incluido en el Acuerdo Económico y Social suscrito con los agentes sociales.

Básicamente se compone de dos grandes aspectos, el fomento de la contratación, para lo que se aplicarán una reducción en las cuotas de la Seguridad Social para las contrataciones que cumplan los requisitos que exige el Plan, y el Programa de Recualificación Profesional, que incluye la nueva modalidad de subsidio para los desempleados de larga duración que hubieran agotados sus prestaciones.

Programa excepcional de empleo para la transición hacia la contratación estable

Este programa intentará favorecer la contratación a tiempo parcial, con contratos de entre el 50% y 75% de la jornada laboral, de jóvenes de hasta 30 años y personas en desempleo de larga duración.

Estos contratos darán derecho a una reducción de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social del 100%, para empresas de menos de 250 trabajadores, o del 75%, en el caso de empresas de más de 250 trabajadores. Esta reducción se aplicará durante doce meses y siempre que las contrataciones supongan un aumento de la plantilla de la empresa.

En caso de contratos temporales, éstos habrán de tener un duración mínima de 6 meses, contemplándose la posibilidad de incentivar su transformación en contratos indefinidos.

Este programa tiene carácter extraordinario por lo que se aplicará sólo durante los 12 meses posteriores a la publicación en el BOE de esta medida.

Programa de recualificación profesional de las personas que hayan agotado su protección por desempleo

Este otro programa entrará en vigor el 16 de febrero y beneficiará a todas aquellas personas que agoten su prestación por desempleo. Estas personas tendrán derecho a:

  • Realizar un itinerario individualizado y personalizado de inserción que contemple un diagnóstico sobre su empleabilidad, así como las medidas de política activa de empleo dirigidas a mejorarla.
  • Participar en medidas de política activa de empleo encaminadas a la recualificación y/o reinserción profesional necesarias para favorecer su incorporación al mercado de trabajo, especialmente en sectores emergentes y con mayor potencial de crecimiento
  • Percibir una ayuda económica de acompañamiento de 400 euros hasta un máximo de seis meses. Esta ayuda estará vinculada a la realización de dichas acciones de política activa de empleo y se podrá cobrar cuando las rentas en la unidad familiar no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional.
  • Participar en acciones de mejora de la empleabilidad que combine actuaciones de orientación y formación para el empleo. Los Servicios Públicos de Empleo pondrán en marcha itinerarios individualizados y personalizados de empleo dirigidos a jóvenes, mayores de 45 años en situación de desempleo de larga duración y personas procedentes del sector de la construcción y otros afectados por la crisis que, dentro de estos colectivos, tengan baja cualificación.
  • Inclusión de personas desempleadas en las acciones formativas dirigidas a personas ocupadas. Durante 2011 los Servicios Públicos de Empleo garantizarán que, en los planes de formación dirigidos prioritariamente a personas ocupadas, participen en el conjunto del correspondiente plan y en relación con el total de personas que inicien la formación dentro del mismo, entre un 20 por 100 y un 40 por 100 de personas desempleadas.

Conclusiones

Mediante este Plan de Choque, el Gobierno pretende ayudar a las empresas a adelantar decisiones de contratación de trabajadores desempleados. Este plan puede chocar con las dificultades económicas derivadas de los problemas que inciden en la baja actividad empresaria y que provoca una escasa predisposición de las empresas a contratar a nuevos trabajadores, por muchos incentivos que se den.

Otra cuestión es que haya empresas que aprovechen esos incentivos para contratar sin intención de mantener esos puestos de trabajo una vez que cesen esos incentivos. Esto lo único que provocaría sería que la posible reducción del índice de desempleo que se podría producir con la medida volvería a aumentar al terminar el Plan.

Respecto a la segunda parte del Plan, es necesario dar apoyo personalizado a las personas en desempleo en su búsqueda activa de empleo e incrementar las posibilidades de formación de las personas desempleadas para mejorar sus oportunidades de regreso al mercado de trabajo. La cuestión es diseñar una buenas acciones formativas, que sean útiles y que realmente sirven para esa mejora de la capacitación de las personas que han estado ocupando puestos de baja cualificación en sectores con pocas perspectivas de recuperación.

Si no se ponen en marcha programas formativos adecuados, lo único que se conseguirá es entretener a los parados en cursillo “poco útiles” para su reciclaje y a los que se verán obligados a asistir para poder cobrar los 400 euros.

En Blog SAGE Experience | Cómo se calcula la cuota de autónomos a la Seguridad Social
Imagen | La Moncloa

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial y formador de emprendedores, pertenece a la red de mentores de empresas de la Xunta de Galicia y escribe en Pymes y Autónomos.
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa