El Gobierno aboga por la unidad de mercado. Sus efectos sobre el ecommerce

La transferencia de competencias del Gobierno Central a las Comunidades Autónomas ha llevado en algunos aspectos a una diversidad legislativa que llega a afectar a la actividad empresarial. Las diferencias en la regulación comercial y de consumo de una comunidad a otra es un obstáculo para el desarrollo de empresas que operan en todo el país. Ahora el Gobierno aboga por la unidad de mercado aprobando el anteproyecto de ley de Unidad de Mercado.

Este nueva legislación pretende eliminar las trabas administrativas derivadas de esas diferentes normas autonómicas en materia de consumo y que afectaría al envasado de productos, su etiquetado, sus sistemas de distribución de productos o las licencias necesarias para desarrollar esas actividades.

Lo que hace la nueva norma

El Gobierno no se plantea acabar con esas normas particulares, simplemente establece un criterio por el cual las empresas estarán obligadas a operar bajo la normativa de su Comunidad de origen, independientemente de las que estén en vigor en el resto de autonomías en las que opere.

La intención es buena pero el no retirar la competencia a las Comunidades en estas materias para establecer una legislación común puede suponer un agravio comparativo entre empresas que compitan y que estén situadas en comunidades diferentes.

Puede darse el caso de que dos empresas compitan en un mismo mercado, una originaria de la misma Comunidad Autónoma y otra situada en otra diferente, la empresa local estaría obligada a cumplir la normativa autonómica y la otra podría operar bajo otras normas diferentes (puede que más laxas) por ser “de fuera”.

Su efecto en el comercio electrónico

Desde el punto de vista de una empresa que venda a través de una plataforma on-line eso supone una mejora evidente. Si bien no existía un control específico sobre la mercancía enviada a los destinatarios de una compra on-line, los consumidores sí podían presentar reclamaciones en consumo en caso de incumplimiento de la normativa de esa Comunidad Autónoma.

Podría darse el caso de que un producto envasado según la reglamentación de la Autonomía en la que está situada la empresa y enviado a otra Comunidad no cumpliera la normativa de envasado en la de destino. Por tanto el cliente podría devolverlo y reclamar la reposición del precio pagado, con el consiguiente perjuicio para el vendedor.

Con esta nueva norma se elimina este problema, ya que el cumplimiento de la legislación de la Comunidad de origen habilita la comercialización de ese mismo producto y con esas mismas características en todo el territorio nacional.

La venta Online cada día gana más protagonismo en nuestra economía. Los usuarios de la red confían más en este canal de compra gracias a las nuevas leyes y sistemas de seguridad que se están desarrollando e implantando. Sage ha creado su propia plataforma de pago, Sage Pay, haciendo más seguro, rápido y rentable los procesos de pago. De esta forma proporciona más confianza a nuestro negocio y a nuestros clientes.

Por Experto Sage

En Blog SAGE | Sage Pay presenta su primer estudio sobre la situación del comercio electrónico en España
Imagen | Humor Blog

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial, formador de emprendedores y director financiero de Up Soluciones y donatelia.com. Escribe en Pymes y Autónomos, en Actibva y en BBVA con tu empresa.
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa