El debate del Calendario Laboral y la eliminación de puentes se aplaza al 2014


La modificación del calendario laboral y la eliminación de puentes que se propuso a finales del año pasado, se ha aplazado hasta el 2014, dado que para el próximo año, todas las comunidades autónomas ya han aprobado sus respectivos calendarios laborales.

En esta tesitura, nos encontramos también con que el Gobierno sólo tiene potestad para modificar 5 festivos nacionales y no todos. Tal y como fija el Real Decreto 2001/1983. Ahora mismo, contamos con 2 festivos de carácter institucional, que son el 12 de octubre y el 6 de diciembre, festividades de la Hispanidad y Constitución respectivamente y otros tres días que tienen carácter eclesiástico, que son el 15 de agosto, el 1 de noviembre y el 8 de diciembre. El Estatuto de los Trabajadores también refleja tres festividades que son el 1 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.

El carácter mundial y el carácter eclesiástico de las festividades

De los festivos descritos anteriormente, la modificación de los puentes prevista deja fuera el 1 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre, dado que estas festividades tienen un alcance superior a España. Primero de Año, la Fiesta del Trabajo o la Navidad, son festivos de carácter mundial y no se plantea ni siquiera la modificación de estas fechas a viernes o lunes.

Respecto las fiestas de carácter institucional y religioso, se requiere en el primer caso, el pacto expreso del Parlamento y para el segundo, el acuerdo del Vaticano mediante la Conferencia Episcopal.

Ahora mismo, se baraja modificar el 6 de diciembre para agruparlo cada año al 8 de diciembre en función del calendario y el fin de semana, el 15 de agosto y el 1 de noviembre. Estos acuerdos, que tienen que materializarse antes de final de año, pueden eliminar dos puentes anuales y modificar la configuración actual del puente de diciembre.

Autonomías y localidades, la tercera pata del Calendario Laboral

Además del Estado, las autonomías tienen competencia sobre cuatro festivos nacionales, que se pactan también con la Conferencia Episcopal y todas las localidades fijan a su discreción dos festivos. En esta situación, normalizar los puentes en todo el territorio es prácticamente imposible, dado que las festividades autonómicas están sumamente arraigadas (por ejemplo Jueves Santo en Andalucía o 25 de julio en Galicia) y las festividades locales no tienen una modificación fácil.

Tal es la situación, que tal y como hemos planteado, a efectos reales sólo desaparecerán dos puentes en el año; que será el 15 de agosto y el 1 de noviembre, por lo que la modificación del calendario laboral no será completa.

En Blog Sage | Propuesta de la CEOE para eliminar los puentes ¿a favor o en contra?, Cómo afrontar las vacaciones en las redes sociales de nuestra empresa
Imagen | Panoramas

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_