El congreso de la empresa familiar pide ajustes económicos y fiscales para crecer y competir

El XIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, celebrado en Santander los pasados días 24, 25 y 26, puso de manifiesto la necesidad de aplicar un paquete de medidas de carácter económico, fiscal y político para que España, a través de su tejido empresarial, vuelva a la senda de la competitividad y el crecimiento.

El evento tuvo una importante repercusión mediática al estar arropado por figuras de primer orden en lo político –Alfredo Pérez Rubalcaba, Mariano Rajoy– y en lo económico –Emilio Botín, Antonio Brufau, Rafael del Pino, entre otros–.

Hubo intervenciones individuales y mesas redondas con el denominador común de analizar las estrategias de las empresas ante los retos que presenta la globalización y la necesidad de diversificar en productos y servicios, así como profundizar en la mejora de la gestión.

Propuestas lanzadas en el congreso

Coincidió también el relevo en la presidencia del Instituto de la Empresa Familiar a favor de Isak Andic, máximo ejecutivo de la multinacional textil Mango, quien no perdió la ocasión en su discurso como nuevo responsable de la institución para solicitar cambios y reformas de calado con el fin de lograr una economía más competitiva, productiva y sostenible, generar empleo y confianza en los mercados para atraer inversión, y recuperar para las empresas el acceso a los recursos financieros.

De forma sintetizada, Andic señaló como necesario:

  • Fomentar la internacionalización de las empresas incentivando la exportación de bienes y servicios con un entorno fiscal adecuado
  • Apostar por un cambio educativo más realista y por la formación profesional, haciendo que la enseñanza del idioma inglés sea prioritaria
  • Flexibilizar el mercado laboral para incentivar el empleo juvenil, rebajar las cotizaciones sociales y luchar contra el absentismo
  • Promover la inversión en I+D tanto por parte de la Administración como de los propios empresarios, apoyando proyectos de colaboración entre las esferas pública y el privada
  • Reducir el Impuesto de sociedades y dejar exenta de tributación la reinversión de beneficios
  • Rebajar la tensión política para propiciar mayor confianza, lo que favorecería una recuperación de la inversión y el empleo

Junto a estas propuestas enfocadas tanto a la empresa como a la sociedad, pidió que los nuevos funcionarios que se incorporen a los puestos públicos no mantengan su empleo de forma vitalicia, sugerencia que ha provocado amplias reacciones de distinto cariz, tanto a favor como en contra.

La opinión de la banca

La banca española estuvo representada en este congreso por el banquero por excelencia, Emilio Botín, presidente del Banco Santander, cuya intervención se ciñó a la necesaria reforma del sistema de pensiones para garantizar que no se produzca su quiebra, y la reducción del actual déficit público con un ajuste presupuestario creíble que haga ver a los mercados internacionales el compromiso de nuestro país por el saneamiento de las cuentas públicas.

Habló también de la solidez de su sector con los buenos resultados obtenidos en las pruebas de estrés y de la lentitud con se que está llevando a cabo la reestructuración de las cajas de ahorros, instando a una mayor transparencia con planes concretos que aceleren su necesario reajuste, aunque pasó por alto la demanda de las empresas para que fluya la financiación.

Las propuestas de los políticos

El talante voluntarioso lo puso el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, al ofrecer acuerdos en todos los frentes abiertos: reforma de las pensiones, diálogo social y déficit.

En su discurso defendió alcanzar un compromiso en la Comisión del Pacto de Toledo que garantice la viabilidad del sistema de pensiones, retomar el diálogo con las organizaciones sindicales para consensuar la reforma del mercado laboral y asegurar que se van a cumplir los objetivos del déficit del 9,3% para este año y del 6% para 2011.

Parece que ahora el Gobierno tiene claro que para volver al crecimiento y a la creación de empleo hay que atajar el desajuste de las finanzas públicas, si bien recalcó que no abandonaría su política de cohesión social.

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, no desaprovechó la oportunidad que le brindaba este foro para postularse como la alternativa política capaz de llevar a cabo las reformas necesarias para salir de la crisis, que además tuvo la oportunidad de cerrar con su discurso este congreso. Señaló que lo hecho por el Gobierno no ha servido hasta ahora para gran cosa, pero que su formación está abierta al diálogo.

Insistió también en la necesidad de sanear el sistema financiero, en la reforma fiscal y las pensiones, en el cambio del mercado laboral y en la liberalización de sectores hasta ahora rígidos como el transporte ferroviario y el aeroportuario. En definitiva, propuso un amplio paquete de medidas indispensables en su opinión para salvar el actual momento económico, además de otras administrativas tendentes a eliminar la inseguridad jurídica que para las empresas supone la existencia de tres niveles de decisión, en referencia al ámbito local, autonómico y estatal.

Conclusiones

El congreso ha servido para mostrar a la opinión pública las reivindicaciones de la empresa familiar, mayoritaria en el conjunto de nuestro país, gracias al amplio despliegue mediático. Ha conseguido también aglutinar a su alrededor a líderes políticos y financieros, además de figuras de mucho peso de los más diversos sectores del ámbito empresarial.

Sus propuestas han quedado claras, ahora falta saber hasta qué punto van a ser materializadas en otras instancias de decisión.

En Blog SAGE Experience | El problema de la sucesión en la empresa familiar
Imagen | web Congreso Empresa Familiar

JotaC es licenciado en Ciencias de la Información y desarrolla su actividad profesional en banca, en el área comercial.