Deporte en grupo y negocios, una combinación de éxito asegurado

Deporte-Y-Negocios

Aplicar los valores desarrollados con la práctica deportiva a los negocios es una estrategia que suele dar buenos resultados. Por este motivo y por la mejora de salud asociada a la actividad física, el fomento del deporte en el entorno empresarial es algo que las empresas deberían promocionar, tanto internamente como con agentes externos.

Expertos en salud, recomiendan encontrar un hueco en la agenda de cada día para practicar algo de deporte, en aras de mejorar la condición física de las personas y que estas estén preparadas para trabajar mejor. Sin embargo, no todo el mundo es capaz de hacerlo o no es consciente de la importancia que tiene y más aún si es en grupo, ya que ello supone un plus para el negocio.

Ventajas del deporte en grupo en el ámbito de los negocios

Algunas de las ventajas que la práctica del deporte tiene para los grupos de personas que desarrollan tareas alrededor de un negocio, son:

  • El deporte en grupo es una potente acción de networking, en la que puede participar gente de la empresa y gente externa, pudiendo incluso surgir oportunidades de negocio de una simple sesión deportiva.
  • El deporte en grupo ayuda a fidelizar a los empleados y a los clientes, al forjar relaciones entre quienes lo practican, permitiendo que las personas se conozcan mejor y establezcan lazos de confianza entre ellas.
  • El deporte en grupo elimina barreras, al ser un plano totalmente distinto al de los negocios. por ejemplo, un director general, con poder total en la empresa, puede ser un aprendiz de golfista y recibir lecciones de un deporte impartidas por un becario.
  • El deporte en grupo evita el efecto del “chocolate para hoy y la fruta para la próxima semana”; es decir, cuando dejamos el deporte de lado y preferimos quedarnos más tiempo en la oficina o irnos a casa o a tomar cañas, dejando la práctica deportiva para otro momento mejor, pero que nunca llega.
  • El deporte en grupo facilita la comunicación entre empleados y clientes, al ser el deporte un nexo en común.

Recomendaciones para implantar el deporte en la empresa

Sea cual sea el tamaño de la empresa, también para los autónomos, la práctica de deporte debería ser una actividad habitual y cotidiana. La creación de comunidades deportivas dentro de la empresa, es una estrategia bastante efectiva, de tal manera que los aficionados a un deporte puedan practicarlo juntos, a modo de punto de encuentro y los que quieran aprender, tengan la oportunidad de entrar en el grupo.

Un grupo de estas características necesita un canal de comunicación, para lo cual un grupo de Facebook es el soporte perfecto. Nada de complicarse con desarrollos en la intranet, nada de listas de correo. Por mi experiencia, Facebook es la plataforma ideal para organizar partidos, publicar avisos o permitir que los miembros del grupo se comuniquen entre ellos. Como no todo el mundo quiere estar en Facebook, la alternativa más rudimentaria es la de un grupo de correo, que también funciona.

Además de la herramienta de comunicación, se necesita un coordinador del grupo deportivo. Esta figura es la que deberá mover al personal, invitar a la gente a entrar en el grupo y gestionar los eventos deportivos montados, como por ejemplo, organizar partidos o incluso el acceso a eventos interempresas, de esos en los que participan diferentes profesionales.

Por supuesto, como en todo proyecto, el apoyo de la dirección es algo imprescindible. Si desde arriba se anima a todo el mundo a practicar deporte, sea el que sea, se podrán conseguir resultados. Si no se dispone de este apoyo o se reprueba cada vez que alguien aparezca con la bolsa de deporte por la oficina, todo el esfuerzo invertido no servirá de nada.

Conclusiones

No lo dejes pasar durante más tiempo. Practica deporte y, si es en compañía de alguien del trabajo, mucho mejor. Los beneficios son enormes, tanto en el plano personal como en el profesional y es una acción de “win-win”, en la que nunca pierde nadie.

Eso sí, acuérdate de ese consejo de la sabiduría popular que circula por los mentideros empresariales y que dice que “cuidado, no vayas a ganarle a tu jefe cuando practiques deporte con él”.

En Blog Sage | Ocho lecciones aprendidas de Josep Guardiola para la gestión de proyectos
Imagen | anieto2k

Pablo Herrero

Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial, relacionado con la Ingeniería de Organización de empresas. Escribe habitualmente en el blog Fuera de Límites y ha colaborado en Pymes y Autónomos.

Puedes seguirlo en Twitter en @pabloherrero