Crear una empresa de renting a hoteles, el cálculo de los precios


Hemos recibido una interesante consulta para realizar el modelo de negocio de una empresa dedicada al renting de textil a hoteles. Este formato de empresas es el que se dedica a suministrar cada día las sábanas, toallas, fundas de cama y resto de textiles que requieren una limpieza y mantenimiento continuado en el tiempo. Os copio la consulta literal:

Tengo pensado crear una empresa dedicada al renting de textil a hoteles (sabanas, fundas, toallas de baño) me gustaría como puedo calcular la cuota que le tengo que cobrar a los clientes, que datos tengo que tener en cuenta para el calculo.

En este tipo de actividades, se realiza un cobro mensual por la prestación de servicios de limpieza, además de avituallar al hotel de todas las toallas, sábanas y resto de textiles que son necesarios para desarrollar la actividad ¿qué factores hay que tener en cuenta para calcular esta cuota?

El volumen de inmovilizado y su rotación

Suministrar este tipo de servicios a un hotel, requiere un volumen de stock considerable, pero que se cuantifica perfectamente. Tengamos en cuenta que como mínimo tendremos entre 2 y 3 veces la capacidad de consumo del hotel en ropas de camas y toallas. Si el hotel está completo y cambia sus sábanas y toallas a diario, el propio hotel debe contar con ropa limpia en simultáneo para realizar la sustitución de estos elementos cada día. Por ejemplo, un hotel con 10 habitaciones, puede necesitar sin muchos problemas 120 toallas y unos 25 juegos de sábanas.

El segundo factor es el tiempo de rotación. Sábanas y toallas se deterioran en el tiempo y por tanto, hay que realizar nuevas compras de este material en el tiempo. Calcular este tiempo es complejo y dependerá de la calidad de los propios textiles que se usen, pero lógicamente, es un tiempo limitado.

Los costes de limpieza

La empresa debe cuantificar a la vez el coste material y humano que le lleva a cabo realizar el lavado, planchado y transporte diario de la ropa, así como la amortización de la maquinaria de su propia lavandería y la capacidad que tiene para gestionar el volumen de ropa contratado. El hotel no va a estar siempre al 100% de capacidad, pero tendrá picos muy importantes de carga de trabajo que hay que atender.

Para hacer un esquema de costes, habría que considerar como mínimo:
* Coste de reposición de inmovilizado (depreciación por uso)
* Coste de limpieza por unidad
* Costes de amortización de la maquinaria de limpieza
* Transportes y personal.

Como vemos, muchos factores a tener en cuenta, pero que son perfectamente conocidos si partimos de una dimensión máxima de suministro (por ejemplo un hotel de 50 habitaciones) y podemos dimensionar correctamente nuestras instalaciones.

En Blog Sage | Siete cosas que hay que saber antes de entrar en el mercado industrial
Imagen | Hotel Levante Club & Spa Benidorm

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_