Consejos prácticos para irse de vacaciones

Pymes-Autónomos-Vacaciones

Estamos en verano, época en la que la mayoría de los españoles hacemos nuestra escapada de vacaciones. En el segmento de las pymes y los autónomos, algunos negocios siguen funcionando con normalidad en esta época, repartiendo entre sus empleados los días de vacaciones para continuar trabajando; mientras otros echan abajo la verja y permanecen cerrados a cal y canto hasta la vuelta del personal, despúes del período de descanso.

Sea un mes o una semana, sean unos pocos días, antes de cerrar y salir de vacaciones, además de dar carpetazo y dejar todo el trabajo bien organizado, no debemos olvidar otros aspectos importantes como algunos que recopilo en la lista siguiente. Espero que os sirvan para dejar todo y poder descansar más tranquilos:

1. Avisa con antelación a clientes, proveedores, compañeros de trabajo, vecinos de oficina,… de que no estarás durante los días de vacaciones. Deja un teléfono o email de contacto por si hay una urgencia y alguien necesita algo que no pueda esperar a tu vuelta.

2. Si vas a delegar tus funciones del día a día, que sea en alguien capacitado y formado, de tal manera que a la vuelta no te encuentres con un montón de trabajo, acumulado desde el primer día que te marchaste a descansar.

3. Si tienes que llevarte a cuestas el móvil de empresa para atender o realizar alguna llamada, no olvides el cargador y otros accesorios que puedas necesitar. En caso de que vayas a descansar al extranjero, recuerda que es necesario tener activado el roaming y no cuesta lo mismo llamar con cualquier compañía. Pregunta a tu operadora.

4. Ojo con las conexiones de datos, no en todas partes hay una red 3G cuando se necesita para trabajar. Si estás fuera de España, pregunta a tu operadora qué tarifas tienen y cómo puedes activarla sólo bajo tu voluntad, cuando la necesites. Infórmate de si habrá wifi y a qué precios en la zona en la que te vas a mover.

5. Ya que te vas, es un buen momento para realizar una copia de seguridad de los datos y dejar todo a buen recaudo, por lo que pueda pasar. Un sustituto que borra un fichero, una fuga de agua que inutiliza un equipo, robos,… Aunque te vayas de vacaciones, sigue existiendo riesgo de perder información importante.

6. En vacaciones se puede aprovechar para hacer esos mantenimientos que siempre se van dejando para otro momento. Desinsectar, limpieza general, ordenar el disco duro, pintar o enviar al chatarrero los cacharros que no sirven, son algunos ejemplos.

7. Cierra las llaves del agua, gas, luz y otros suministros que puedan ocasionar un gasto o tengan riesgo de verter algo indiscriminadamente o provocar una avería. Desenchufa equipos de las tomas de corriente y de teléfono para evitar que se quemen con las típicas tormentas de verano. Si se rompe una tubería de agua dentro de la oficina y no se entera nadie en varios días o semanas ¿Te imaginas el despropósito?

8. Revisa la agenda y tus cuentas, para que no tengas pagos pendientes que no se puedan ejecutar cuando estés fuera de la oficina: pago de impuestos, tasas, multas, domiciliaciones, recibos,… Deja un remanente de dinero por si viene algún imprevisto.

9. LLeva algún medio de pago de la empresa encima por si es necesario hacer algún desembolso de dinero a su nombre. Por ejemplo, si tienes que comprar un billete de avión para una reunión urgente, si llevas en la cartera una tarjeta de la empresa, evitas luego andar con movimientos de dinero personal y profesional.

10. Deja instrucciones claras  indicando cuando te tienen que llamar y cuando no. Si delegas, es para que otra gente haga todo o parte de tu trabajo, no para que tú lo hagas desde la playa, colgado todo el día del teléfono y con el portátil achicharrándote la entrepierna debajo de la sombrilla.

11. No lleves a tu destino las herramientas de trabajo que no sean imprescindibles. Si no vas a trabajar, no cargues como un mártir con el portátil, al que seguramente estar a pleno el sol dentro del maletero no le sentará nada bien. Recuerda que en algunos destinos turísticos se producen robos ¿Es necesario correr ese riesgo?

12. Hazle caso a tu familia, pareja y amigos y desconecta de verdad. Lo agradecerán ellos ytambién tu cuerpo y mente. Se puede dejar de trabajar durante las vacaciones, de verdad. El mejor síntoma de que has hecho esto sería que a tu vuelta se te haya olvidado la contraseña para iniciar sesión en el equipo.

Espero que estos sencillos consejos prácticos os ayuden a salir de vacaciones un poco más tranquilos y a descansar de verdad durante el período de relax estival. Recordar que nosotros nos quedamos trabajando para que cuando volváis haya más contenido interesante en este Blog de Sage. A todos los que os vais, en nombre de todo el equipo, os deseamos que tengáis unas buenas vacaciones.

En Blog Sage | Descansar y tomarse unas vacaciones para trabajar mejor
Imagen | Pablo Herrero

Pablo Herrero
Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial, relacionado con la Ingeniería de Organización de empresas. Escribe habitualmente en el blog Fuera de Límites y ha colaborado en Pymes y Autónomos.

Puedes seguirlo en Twitter en @pabloherrero