Cinco errores al preparar una oferta de empleo


Buscar empleados mediante ofertas de empleo es un recurso muy habitual en la pyme dado que es uno de los canalaes habituales de selección de personal. Las grandes empresas suelen contar con departamentos de Recursos Humanos que cubren estas áreas o incluso delegan en empresas de selección externas.

Pero en el caso de que la empresa recurra a la selección de personal, es muy usual cometer errores en este proceso, errores que entorpecen la búsqueda del mejor candidato para el puesto de trabajo que ofertamos, dado que, la persona que se incorpore al puesto ofertado, debe ser la adecuada en todos los sentidos y es ideal que no presente ni sobrecualificación ni el aspecto contrarios. Estos son los consejos que debemos seguir para realizar una buena oferta de empleo sin cometer errores:

No sobredimensiones el puesto de trabajo

Es norma habitual de muchas empresas exigir a candidatos para determinados puestos de trabajo características o conocimientos que no son necesarios. Por ejemplo, exigir idiomas para trabajar como fontanero en un pequeño pueblo en el que todos hablan castellano, licenciados para trabajar como camareros o mecanografía para puestos que no tocan un teclado en la vida.

Cada puesto tiene unas necesidades concretas y exige y solicita los conocimientos necesarios para desempeñar correctamente el puesto de trabajo. Todo lo demás es sobrecualificación y redundará en la contratación de trabajadores que abandonarán la empresa a puestos más acordes con su perfil profesional y por supuesto, con más salario

No ocultes el salario, sobre todo en puestos cualificados

El tema del salario en una oferta de trabajo es un tema tabú, tanto para la empresa como para la mayoría de candidatos que no saben cómo preguntar siquiera por la retribución mensual que van a recibir.

Una manera de filtrar adecuadamente los candidatos, es publicar el salario que ofrece la empresa para un determinado puesto, sobre todo en puestos cualificados, mandos intermedios o titulaciones altas. Muchos trabajadores cualificados para un determinado puesto, fijan ellos la retribución que desean y no están dispuestos a trabajar por menos. No pierdas el tiempo ni tú, ni el candidato.

No te pongas en evidencia al pedir requisitos

La experiencia que se pide para muchos puestos es un dato que puede tirar por los suelos la imagen de la empresa. Desde pedir 3 años de experiencia para un producto nuevo, como por ejemplo Google+, a exigir esos mismos tres años de experiencia para un joven menor de 18 años.

En ambos casos, nos encontramos con situaciones que son materialmente imposible que se cumplan, por un mero hecho temporal.

Dimensiona correctamente tu empresa

Si eres una pyme, eres una pyme y no una gran empresa en proceso de expansión. La hipérbole en el tamaño o capacidades de la empresa, crea falsos entendidos para muchos trabajadores, que pueden aspirar a estructuras más complejas o más grandes que permitan desarrollo y ascenso profesional a medio plazo.

Si has mentido con el tamaño de la empresa y el trabajador que fichas aspira a una empresa más grande, puedes tener claro que su motivación y vinculación va a ser poca y que probablemente abandone la empresa en cuanto pueda hacerlo.

En definitiva, no mientas nunca en la oferta de trabajo

La empresa pide siempre honestidad a sus miembros y esta honestidad debe salir desde ella misma. Es obvio que siempre queremos al mejor profesional pero no ofrezcas un excelente equipo de trabajo para un dependiente que normalmente trabaja solo, no engañes con las condiciones laborales, por ejemplo si hay que hacer horas extras o guardías en festivos, ponlo claro desde primera hora y si el trabajador va a cubrir algún puesto de manera adicional, infórmalo también.

La conflictividad laboral tiene su origen en la mayoría de los casos en estas mentiras y posteriores reclamaciones del trabajador hacia la empresa por no acordar correctamente las condiciones laborales.

Formar un buen equipo de trabajo correctamente dimensionado, redunda en beneficio de todos, tanto de los trabajadores que se vinculan con la propia empresa como en las ventajas que presenta tener un plantilla estable en el tiempo.

En Blog Sage | Diez técnicas imprescindibles para motivar, El lider de las sinergias
Imagen | Daquella Manera

Remo es licenciado en Química y LADE, relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_