Cambios que facilitan la emisión de facturas electrónicas

Factura-Electrónica
A pesar de que en España se aprobó la emisión de facturas electrónicas allá por el 2003, la inmensa mayoría de las pymes rechazan este sistema de emisión de facturas. En primer lugar, hay que tener muy claro que una factura electrónica no es la mera transmisión de un fichero informático que contenga los datos de la factura de manera telemática, dado que también tiene que acompañarse de la correspondiente firma electrónica.

Para que una factura tenga la consideración de electrónica, es necesario que, además de cumplir los requisitos de todas las facturas en papel que ya comentamos en este post, tenga un sistema de firma electrónica que verifique la autenticidad del emisor del documento. ¿Cómo se consigue esta autentificación?

El procedimiento normal para emitir facturas electrónicas es la realización de nuestras facturas mediante un software que permita la emisión de dichos ficheros firmados digitalmente. Actualmente, las normas en materia de tributación se han relajado y han ampliado las posibilidades de uso de este sistema, dado que ahora se pueden emitir facturas electrónicas con diversos softwares siempre y cuando se permita la comprobación de la autenticidad de la firma electrónica.

Esto nos lleva por ejemplo, a que tiene validez legal cualquier fichero electrónico que contenga los datos de la factura y que esté firmado digitalmente, tal y como ocurre por ejemplo con un fichero PDF, como sistema más simple y sencillo para la emisión de dichas facturas.

Es importante recordar que las facturas electrónicas deben conservarse en el mismo formato que se recibieron y que en el caso de impresión de dichas facturas, es obligatorio que cuenten con el sistema de impresión PDF-417 para el reconocimiento en papel de la firma electrónica de dicho documento.

El receptor de la factura electrónica tiene que dar su consentimiento por cualquiera de los medios admitidos en derecho y por tanto, hasta que tengamos dicho consentimiento, no podremos realizar la emisión de facturas electrónicas.

En todo caso, los beneficios a la emisión de facturas electrónicas son latentes tanto en el ahorro de tiempo como de costes en la gestión empresarial y es una labor propia de las empresas, mejorar ampliamente los sistemas de facturación para sus clientes.

Los beneficios que obtendremos en nuestro negocio por el uso de la facturación electrónica son notables tanto en el ahorro de tiempo como en el ahorro de nuestros costes de gestión. La nueva versión que a desarrollado Sage en su software de facturación, FacturaPlus Élite 2013, nos permite no solo la transmisión del fichero informático con los datos de la factura de manera telemática, sino que también nos ofrece el sistema de firma electrónica que verifica la autenticidad del emisor del documento, mejorando significativamente los sistemas de facturación para nuestros clientes.

Por Experto Sage.

En Blog Sage | Cómo reducir el uso del papel en el día a día de la empresa, Ventajas de la factura electrónica desde el punto de vista organizativo, Recortar gastos en la oficina de manera sencilla
Imagen | nrkbeta

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_