Aprovecha las Navidades para recuperar el optimismo en tu empresa y las que la rodean


Si algo tenemos claro es que este año las Navidades van a ser distintas para mucha gente. Empresas que están pasando dificultades, clientes que ven mermada su capacidad de consumo al tener menos ingresos, etc. no vamos a contaros nada nuevo. Pero en esta época muchos de nosotros recuperamos la ilusión, volvemos a sentirnos como niños, viviendo con emoción las noches de Navidad y Reyes. Y esto también lo podemos aprovechar en las empresas, ayudando a recuperar el optimismo en tu organización y aquellas con las que se relaciona, ya sean clientes o proveedores.

No todo en esta vida tiene que ser materialismo. En algunos momentos de nuestra vidas no tenemos los fondos para hacer algunos regalos en estas fiestas, en otros la cosa venía más holgada y podíamos disponer de más opciones. En todo caso, para mi las Navidades no son cuestión de dinero, sino de detalle. De saber acordarse que esos pendientes que le gustaron a tu mujer en un puesto callejero cuando paseabais hace tres meses, del libro que tu madre te dijo que le gustaría leer o de las pinturas que le gustaría tener a tus hijos. Y dedicar el tiempo y la atención necesaria a buscar esos regalos o detalles que sabemos que son especiales para ellos.

¿Cómo se vive la Navidad en las empresas?

Claro que trasladar todo ese espíritu a las empresas no es sencillo. Por lo general, la Navidad se soluciona para muchos enviando una felicitación para toda su lista de distribución, con una foto más o menos aparente y trasladando nuestros mejores deseos. Casi, casi podríamos decir que roza lo que se consideraría spam, a poco que se acompañe de una mínima referencia comercial.

En ocasiones, la foto navideña va en todos los correos durante el mes de diciembre. Algo que sólo contribuye a que los servidores de correo de la empresa y los buzones de los empleados vayan aumentando su tamaño y haciendo el trabajo más improductivo. Pero otra forma de acercar el espíritu de la Navidad es posible. Podemos dar mucho más de lo que pensamos.

Puede que no podamos permitirnos repartir cesta a nuestros empleados este año, o que la cena de Navidad esta vez la tengamos que pagar cada uno de nuestro bolsillo. Pero seguro que podemos encontrar otras formas de compensar emocionalmente el esfuerzo que están realizando para sacar adelante la empresa. Pero si podemos tomar una copa de cava para celebrar la Navidad antes de que cada uno vaya con sus familias. En este momento, unas palabras de agradecimiento a cada uno de ellos, pensando en todo lo que aportan a nuestra empresa, emotivas, dándoles las gracias es sólo un detalle. No nos llevará más que el tiempo de ponernos en el lugar de nuestro empleado, en su piel y aprovechar la información que tenemos para tratar de que las breves palabras que le vamos a dirigir a cada uno de ellos les lleguen.

Lo mismo podríamos decir de nuestros clientes y proveedores. A lo largo del año acumulamos una gran cantidad de información, sabemos de las dificultades y lucha que tienen para salir adelante. Toda esta información la podemos utilizar en una felicitación personalizada, redactada para este cliente en concreto, este proveedor, haciéndolos especiales. Ya no tenemos la memoria USB con el logo de nuestra empresa para regalar, pero podemos intentar que nuestro correo de felicitación no sea uno más.

El mejor ejemplo lo tenemos en esta propia casa, en Sage. A través de este vídeo que han preparado con algunos de sus clientes vemos como con un pequeño gesto ayudan a recuperar un poco el optimismo, a levantar el ánimo ayudándoles a recordar como eran las Navidades cuando ellos eran niños, decorando sus oficinas, infundiéndoles un poco de espíritu navideño, que les anime en momentos donde muchos no es que vean un horizonte despejado y optimista para el próximo año.

Ahora os toca a vosotros pensar cómo queréis vivir estas Navidades. Y como podemos trasladar un poco de este optimismo a los que nos rodean, cómo suplir con una recompensa emocional, aquello que no tenemos recursos financieros este año para hacer otro tipo de regalos. Nosotros siempre hemos pensado que esta época del año es importante, para agradecer a aquellos que están a nuestro lado la ayuda que nos prestan en nuestro día a día. Y en nuestra relación con otras empresas no tiene por qué ser distinto.

En Blog Sage | 10 mandamientos para no amargar la navidad a nadie con tus felicitaciones navideñas profesionales

LosLunesAlSol

Trabajando en Pymes durante varios años en las áreas de sistemas, redes y Helpdesk, creo que he pasado por casi todos los departamentos del área técnica de la empresa. Escribo habitualmente en Tecnología Pyme y Genbeta . En Twitter me podéis encontrar como @LosLunes_AlSol