¿Qué es el análisis Delphi?

Las empresas no deben centrarse exclusivamente en las gestiones del presente sino que tienen que tratar de estudiar el futuro para poder plantear estrategias que les permitan seguir siendo competitivos en el tiempo. El problema es evidente ¿Cómo adivinar el futuro?

Nuestras dotes adivinatorias, como es lógico, están lejos de lo paranormal y por ello se plantean alternativas como el análisis Delphi que trata de solventar el sesgo psicológico de los análisis grupales para complementar los resultados técnicos registrados en el pasado y su posible progresión.

Formas de imaginar el futuro

Partimos de que no existen métodos perfectos de adivinación pero algunos pueden ser agrupardos en tres clases principales (sin contar a los brujos con programas de televisión en las madrugadas, por supuesto) :

  • Datos históricos: los resultados pasados no aseguran los futuros pero en cualquier caso conforman una base sólida sobre la que observar la evolución de una tendencia y hacer nuestras conjeturas. Por sí mismo no resultan datos suficientes y se corre el riesgo de cometer errores a la hora de interpretarlos pues podemos “ver lo que queremos ver”.
  • Buscar relación de factores: si logramos encontrar los factores que interfieren entre sí como detonante de ciertas situaciones podemos estudiarlos de forma individual para tratar de predecir las probabilidades de que un suceso tenga lugar. Lo malo es que el número de factores a controlar puede ser desorbitado y escapar fácilmente a nuestro control. Por tanto los resultados son limitados.
  • Método de expertos: solicitar la opinión de personas expertas en nuestro sector profesional puede ser enriquecedor ya que nos aportará una perspectiva más objetiva y amplia. Tendríamos que solicitar varias opiniones (el mayor número posible) para obtener una tendencia común pero incluso estas opiniones pueden estar equivocadas y basarse en suposiciones erróneas construidas sobre datos históricos fiables. Por ello es importante contar con una amplia cantidad de pareceres.

Análisis Delphi para mejorar el método de expertos

El análisis Delphi, también conocido como modelo de Delfos, intenta minimizar la influencia que los factores psicológicos pueden tener sobre la opinión de un grupo de expertos. Tengamos en cuenta que cuando hablamos de expertos incluso podemos referirnos a personal de nuestra propia empresa y por tanto ser partes interesadas aunque es bueno que sean lo más independiente posible.

Con el método buscamos respuestas individuales no influenciadas por el trabajo en grupo de modo que es necesaria la función de un moderador que será el encargado de unificar el criterio y hacer la comunicación entre los miembros. Las condición fundamental del método es el anonimato de modo que ningún miembro del comité de expertos debe conocer de quién provienen las respuestas dadas.

Es importante evitar cualquier tipo de contacto entre los participantes pues estos solo deben relacionarse con el moderador. El número de participantes puede ser variable entre los 6 y los 10 participantes aunque es posible hacerlo en grupos muchos mayores y menores.

Para entenderlo mejor veámoslo de forma más práctica: a estas personas se les pasará un cuestionario básico confeccionado por el moderador y la organización a fin de descubrir la información relevante al futuro de nuestro sector. Podemos empezar con preguntas muy genéricas y según veamos coincidencias entre los expertos ir concretando nuevas cuestiones.

Las respuestas obtenidas conformarán un primer contacto pues estas serán reenviadas a todos los participantes para que elijan y ordenen por importancia las contestaciones obtenidas por cada uno.

Es decir, en un primer paso nos dan las respuestas de forma anónima y en un segundo todos verán las respuestas y las ordenarán por relevancia. Con esto descubriremos la opinión general del grupo.

Repitiendo el proceso tantas veces como sea necesario lograremos minimizar la dispersión de resultados gracias al intercambio de respuestas y argumentos de forma anónima que pueden ir logrando alcanzar un consenso. Con cada repetición iremos modificando el cuestionario para estudiar los eventos relevantes previstos.

Con cada nueva generación del cuestionario podemos ir profundizando en las tendencias observadas para recabar más datos y obtener plazos aproximados mediante un sistema de medianas. Como vemos se trata de un método analítico grupal caracterizado por el anonimato entre los miembros para intentar evitar la presión del grupo por lograr un consenso y minimizar el papel de los expertos más influyentes.

En Blog Sage | Guía para hacer tu plan de negocios, La función directiva, la evolución hacia al management
Image | Germán R. Udiz

Grudiz es máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration (EEUU), formador de empresas, responsable de área fiscal y gestor estratégico. Escribe en Pymes y Autónomos y en Actibva.

Puedes seguirlo en Twitter en @Grudiz_