Novedades fiscales para el 2011


Arrancamos el año y como viene siendo habitual, cada ejercicio tenemos una serie de cambios fiscales que afectan directamente a las empresas. Estos cambios, vienen motivados por la modificación de los principales impuestos, variación o alteración de las tasas que se pagan o la entrada o desaparición de normativas que nos afectan directamente.

Para el año 2011, las novedades más destacables pasan por las modificaciones en el impuesto sobre la renta, modificaciones en el impuesto de sociedades y alteración de algunas normas que facilitan la creación rápida de empresas y abaratan los costes.

Modificaciones en el impuesto de sociedades para el 2011

El impuesto de sociedades ha sido uno de los grandes beneficiados para el año 2011, dado que dentro de las medidas revitalizadoras de la economía que presentó el presidente en diciembre, se han reflejado cambios importantes que afectan a bastantes empresas.

El principal cambio es la ampliación del concepto de empresa de reducida dimensión así como la elevación de la base imponible desde 120.202 euros a 300.000 euros que tributará al tipo reducido. Con esta medida, se cree que unas 50.000 empresas se favorecerán de la tributación más baja. Además de esta modificación que ya explicamos en este post, también se ha generalizado la libertad de amortización para todos los activos nuevos que se adquieran de tal manera que se permitirá diferir los impuestos a futuros ejercicios.

En el terreno de las SICAVs, se ha modificado el régimen de tributación de las reducciones de capital, de tal manera que los accionistas tendrán que incluir en su Impuesto de Sociedades la cantidad percibida en la devolución de aportaciones o primas de emisión, en base al limite del aumento del valor liquidativo de las acciones desde que se compraron hasta que se produjo la reducción. Esta cantidad se introducirá en la base imponible sin ninguna reducción. Todo esto se aplica de igual manera con las devoluciones de capital.

Cambios en el impuesto sobre la renta para el 2011

Los cambios que se han planteado en el impuesto sobre la renta afectan a los tramos de tipos impositivos, deducciones que se pueden aplicar, cambios en la trinutación de rentas procedentes de alquileres a viviendas y cambios en la tributación de las reducciones de capital en las SICAVs. Además se ha incluido un límite de 300.000 euros para aplicar la reducción de l40% en los rendimientos del trabajo de percepción notoriamente irregular o de generación superior a dos años.

Cambios en los tramos de tributación. Se introducen cambios en las tablas del IRPF con la creación de nuevos tramos para las rentas más altas. Quedaría así: 24% para las rentas de entre 5.050 y 17.360 euros, del 28% para los ingresos de entre 17.360 y 32.360 euros, del 37% entre 32.360 y 52.360 euros, del 43% entre 52.360 y 120.000 euros, del 44% entre 120.000 y 175.000 euros y un 45% para las superiores a 175.000 euros

Los rendimientos del capital inmobiliario que se deriven del arrendamiento de viviendas se reducirán en un 60% en lugar del 50% anterior y se incrementará hasta un 100% siempre que la edad del arrendatario sea de 30 años o menos, cuando antes se marcaba la barrera de los 35. Este límite se mantiene para los contratos anteriores al 1 de enero de 2011 según una disposición transitoria.

Otros cambios

Por último me quedo con dos novedades fiscales más que ya hemos tratado en el blog. La primera la exención del ITP/AJD para las operaciones societarias en las empresas y la segunda, con la eliminación de la obligatoriedad de pertenencia a las Cámaras de Comercio.

Ambas medidas abaratan los costes anuales y persiguen que sólo las empresas que lo deseen estén adscritas a las Cámaras. Estas normas no tienen una cuantía muy elevada, pero también son a considerar.

Imagen | GRUDIZ

Remo es licenciado en Química y LADE, relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_