Las circunstancias económicas hacen que aumente el descuelgue de los convenios

8676735546_4534bdf5d5_z

En la última reforma laboral se aprobó la medida que permite que, ante determinadas condiciones, las empresas puedan acogerse al descuelgue del convenio colectivo al que están adscrito. La medida se aprobó para flexibilizar las condiciones laborales y dar mayor capacidad para que empresas y trabajadores lleguen a acuerdos excepcionales que permitan salvar la mayor cantidad de puestos de trabajo posibles.

Lo cierto es que, transcurrido ya un año desde la entrada en vigor de la reforma, podemos ver que los resultados son concluyentes. La situación económica provocó que durante el 2012 el descuelgue afectara a más de 29.000 trabajadores. En 2013 los números han aumentado y hasta principios de mayo ya llegaban a 44.000.

Condiciones para acogerse al descuelgue

Las empresas pueden acogerse al descuelgue del convenio si acumulan una caída en sus ingresos durante tres trimestres consecutivos. A partir de ese momento podrán buscar un acuerdo con los sindicatos para establecer una condiciones laborales diferentes a las que marca el convenio de la actividad.

Si no se llegara a un acuerdo entre las partes se podrán solicitar la intermediación de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos.

Si el trabajador no aceptara las nuevas condiciones que se establezcan tendrá derecho a solicitar la finalización de la relación laboral y tendrá derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 9 mensualidades.

Las cifras del primer año

Hablamos, pues, de más de 72.000 trabajadores y de casi 1.200 empresas las que han dejado de estar sujetas a las condiciones de sus convenios. El sector que más ha recurrido a esta opción ha sido el de servicios que supone el 84% de los casos.

Las empresas que más recurren a esta medida son las grandes (de más de 250 trabajadores). Lo más curioso es que esta posibilidad estaba pensada, en principio, para que fuera de aplicación sólo para las pymes.

Cuando patronal y sindicatos pactaron la medida la idea era que las empresas más pequeñas, y que pudieran estar en dificultades, fueran las que pudieran descolgarse, ya que en muchos casos los que imponen sus criterios en la negociación de los convenios son las empresas grandes. Posteriormente el Gobierno, al aprobar la reforma, la extendió a todas las empresas.

Lo cierto es que no sabemos cuántos puestos de trabajo se han podido salvar con esta medida ni si muchas grandes empresas la han utilizado para “flexibilizar” las condiciones laborales al margen del convenio. Lo cierto es que el aumento considerable de aplicaciones de descuelgues en 2013 nos hace ver que la actividad empresarial sigue en claro retroceso.

Muchas veces la actividad de nuestra empresa se ve desbordada por un alto nivel de trabajo en aspectos relacionados con el área laboral, desde las altas y envío de datos de afiliación y contratación, tratamiento de multiconvenio, hasta el control y seguimiento de las incidencias, pasando por el cálculo de nómina con datos actuales o retroactivos. Por esta razón Sage presenta Sage NominaPlus Extra Asesorías, que nos ayudará a optimizar nuestra organización y gestión, aportándonos mayor control y seguridad de la información laboral de nuestra empresa.

Por Experto Sage

En Blog Sage Experience | Cuatro puntos para comprender la nueva reforma laboral
Imagen | Aristoteles Salvador

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial, formador de emprendedores, co-dirige Mi Gestión On-line y es director financiero de Up Soluciones y donatelia.com. Escribe en Pymes y Autónomos, en Actibva y en BBVA con tu empresa.
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa