La actualización de balances, una novedad importante para analizar con detalle


De manera excepcional y sólo para este año, las empresas pueden proceder a realizar una actualización de balances dentro de las empresas con el objetivo de revalorizar el inmovilizado de la empresa para ajustar sus valores contables dentro de los balances con mayor reflejo de su valoración real.

De manera excepcional, esta actualización de balances se podrá llevar a cabo en este ejercicio y es una opción fiscal muy interesante para muchas empresas, dado que pagando un coste fiscal relativamente pequeño, se puede mejorar sustancialmente el resultado futuro de la base imponible en el caso de venta futura de dichos inmovilizados.

Cómo funciona la actualización de balances

El objeto de la actualización de balances son los elementos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias situados tanto en España como en el extranjero, así como los elementos patrimoniales correspondientes a acuerdos de concesión registrados como activo intangible por las empresas concesionarias.

En el caso de los inmuebles, tanto los clasificados en el inmovilizado material como en inversiones inmobiliarias, la actualización deberá realizarse distinguiendo entre el valor del suelo y el de la construcción. Adicionalmente, en este caso, la actualización puede ser selectiva, es decir, se podrán elegir qué inmuebles serán objeto de actualización.

En el caso de los restantes elementos del inmovilizado material, no hay opción a dicha selección, por lo que si se opta por la actualización de balances, deberán actualizarse todos los elementos del inmovilizado sin excepción.

El cálculo del coeficiente de actualización

El coeficiente de actualización se aplica según la tabla de corrección valorativa aprobada por la Ley 16/2012 en su artículo 9.5(PDF) que es un coeficiente que va desde 2,29 para activos adquiridos en 1984 o años anteriores a 1 para activos adquiridos en el año 2012.

Este coeficiente se aplicará sobre el valor de adquisición del activo y las amortizaciones practicadas y se aplicará como revalorización la diferencia en un balance independiente de revalorización con fecha 31/12 pero con efecto contable a 01/01/2013.

En el caso de que el coeficiente de endeudamiento sea inferior a 0,4 la diferencia a aplicar en la revalorización se minorará en el valor del coeficiente k. Este coeficiente k se calcula colocando en el numerador patrimonio neto y en el denominador la suma de patrimonio neto más pasivo total menos los derechos de
crédito y la tesorería.

El efecto fiscal que pagaremos por esta actualización de balances será del 5% y la contabilidad del incremento de los activos irá contra una cuenta específica de patrimonio neto creada con motivo de esta Ley.

Para quién es realmente importante esta actualización de balances

La actualización de balances es muy interesante para aquellos que pretendan deshacerse de los inmovilizados revalorizados en el futuro, sobre todo, los inmobiliarios y aquellos que se encuentren en situación de liquidación de la empresa, que pueden mejorar los fondos propios de la misma aplicando dicha revalorización.

Si no nos encontramos en ninguna de las casuísticas anteriores, la operación de actualización requiere un análisis muy detallado de la misma, para evaluar el impacto fiscal actual y el ahorro futuro que podemos generar con esta revalorización.

En Blog Sage | Otras medidas incluidas en la Ley de Emprendedores, La actualización de balances y su aplicación
Imagen | kenteegardin

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_