Cómo se aplica el IVA en las aplicaciones móviles


Muchas empresas, autónomos y desarrolladores, han comenzado a vender sus aplicaciones por plataformas como Google Play, Apple Store o Amazon, plataformas de venta de aplicaciones que tienen presencia a nivel mundial. La mayoría de empresas, se encuentran un poco perdidas con la aplicación del IVA en estos casos, por lo que se encuentran con una situación complicada para poner en marcha.

La primera norma clara que debemos tener presente es que la venta de aplicaciones mediante descarga directa, es una prestación de servicios y que el IVA se aplicará en función de lugar de residencia del comprador de la aplicación.

Para dividir los grupos de compradores, nos encontramos con que tenemos tres grupos:

  • Compradores cuyo domicilio está en España, a los que le aplicaremos el 21% de IVA.
  • Compradores cuyo domicilio no está en España, pero sí se encuentran en la zona comunitaria, cuyo IVA será al 0% si están inscritos en el Registro de Operadores Intracomunitarios. El resto de compradores, al 21%
  • Compradores cuyo domicilio se encuentre fuera de la zona comunitaria, cuyo IVA será 0% por no estar la operación sujeta al impuesto.

En cada uno de los casos descritos, mediante la plataforma que usemos para comercializar nuestras aplicaciones, tenemos que tener un registro claro de los países de residencia de cada uno de los compradores, dado que debemos declarar el IVA de cada venta en función de dicho país.

En el caso de las prestaciones de servicios intracomunitarias, tendremos que cumplir en simultáneo con la declaración de operaciones intracomunitarias, el modelo 349 para cumplimentar correctamente el destino de la venta de nuestras aplicaciones en Europa.

Por último, algunas empresas, han optado por la venta de sus aplicaciones mediante sus propias webs. En estos casos, nos encontramos con el supuesto de que en los registros de pago, debemos tener un sistema fehaciente del domicilio del comprador.

En la mayoría de las pasarelas de pago virtuales, se tiene constancia expresa del domicilio del comprador por el origen de la cuenta de pago y debemos tener muy claro que esta opción es imprescidible para justificar correctamente el devengo del IVA en una comprobación tributaria.

En Blog Sage | Procesos de comercio electrónico en la vida real ¿Estamos haciendo las cosas bien?, Fiscalidad de la importación de servicios, en negocios en la red
Imagen | John-Morgan

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_