Anunciadas medidas para fomentar la creación de empresas, seguimos esperando a que entren en vigor

Se contaba con que el pasado viernes 26 de abril el Gobierno aprobara una serie de medidas para fomentar la creación de empresas y que configurarían la tan esperada Ley del Emprendedor. Sin embargo lo único que han hecho es anunciar la próxima aprobación de las mismas, pero sin concretar cuando, y han enumerado algunas de las que formarán parte de estos incentivos.

Por un lado han vuelto a anunciar una serie de incentivos que ya habían sido comentados, por otro han vuelto a posponer su aprobación y por consiguiente entrada en vigor, quedando emplazados ahora al primer semestre de este año para que finalmente quede redactada esta Ley con el contenido correspondiente.

Nuevos viejos anuncios

Lo que han vuelto a anunciar este pasado viernes es que se está trabajando en la implantación de la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada y del criterio de caja en el IVA para que las pymes puedan declarar el IVA de ingresos cuando cobren las facturas. Además se establecerán sistemas que permitan la creación más rápida de empresas e incluso un procedimiento para Sociedad Limitada de Formación Sucesiva, que permitiría crear una S.L. con sólo un euro de capital y pudiendo aplazar la aportación del resto hasta completar el capital mínimo.

También se anunció de nuevo la puesta en marcha de un sistema que permita emitir deuda a las pymes e incluso la creación de un mercado alternativo en el que se puedan negociar. Además de la enésima linea del ICO para financiar, en colaboración con las entidades financieras, nuevos proyectos empresariales.

Una novedad, que se encontraba dentro de las demandas de diversos colectivos de emprendedores, es la puesta en marcha de un nuevo régimen de visados y autorizaciones de residencia para impulsar la atracción de talento e inversión.

Fomento de la inversión en proyectos emprendedores

Otra medida que se había anunciado, y que en este caso sí ha tenido mayor concreción, es la creación de una serie de incentivos fiscales para aquellos inversores privados que aporten capital a empresas de nueva creación.

En concreto se establecerá una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF para las aportaciones de terceros a nuevos proyectos empresariales. Esta deducción tendrá un límite de 20.000 euros. Además se establecerá una exención de tributación del 100% para aquellas plusvalías obtenidas al vender las participaciones en estos proyectos siempre que esas plusvalías se reinviertan en nuevas empresas.

Ante la enorme dificultad para captar financiación por parte de las empresas, muchas están recurriendo al capital privado para dotarse de fondos. Estos incentivos ya habían sido demandados para fomentar esas aportaciones y que la inversión industrial pueda tomarse en consideración por aquellos con el capital suficiente como para impulsar esos nuevos proyectos.

En Blog Sage | Palancas para la reactivación empresarial
Imagen | La Moncloa

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial, formador de emprendedores, co-dirige Mi Gestión On-line y es director financiero de Up Soluciones y donatelia.com. Escribe en Pymes y Autónomos, en Actibva y en BBVA con tu empresa.
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa