¿Pueden los profesionales autónomos evitar la subida en las retenciones?


A partir del 1 de septiembre, los profesionales autónomos verán cómo están obligados a que se les retanga el 21% sobre los ingresos brutos de su actividad. Para muchos profesionales, este porcentaje es excesivo, dado que si mantienen una estructura de costes pesada, asumir el propio desarrollo de la actividad, puede ser realmente complicado.

No obstante, existen un par de vías a explorar para los profesionales autónomos que les permitirá esquivar este tramo de retenciones; en todo caso muy planteables para poner en marcha antes del 1 de septiembre.

Actividad empresarial o profesional ¿tenemos opciones?

A la hora de realizar el cambio de actividad profesional a empresarial, debemos comprobar en las tablas del impuesto de actividades económicas si el epígrafe de nuestra actividad profesional tiene equivalencia en la tabla de actividades empresariales.

Por ejemplo, un informático, un programador e incluso un periodista, puede encontrar la equivalencia en la actividad empresarial sin mayores problemas y puede cambiar su alta fiscal para no someter sus ingresos a retención. Este es el camino más sencillo para la mayoría de profesionales.

No obstante, no todos los profesionales tienen posibilidad de cambio a actividad empresarial, como pueden ser abogados, arquitectos, médicos o fisioterapeutas, por lo que aquí la única salida que les queda es la constitución de una sociedad limitada profesional.

La sociedad limitada profesional, merece su estudio

Hablar de los pros y contras de la constitución de una sociedad limitada, es un campo muy complejo en el que cada caso vendrá condicionado por el hipotético beneficio que consigue la sociedad, el coste administrativo a tener una SL, que es superior a un autónomo profesional y las posibilidades de mantener en el tiempo un volumen de retenciones elevado durante los próximos dos años.

En cada caso, merecerá la pena realizar un análisis detallado de la actividad profesional que se desempeña, los costes asociados a la actividad y los costes administrativos del cambio. En todo caso, los profesionales autónomos que cuentan con trabajadores contratados, con estructuras empresariales relativamente grandes y cuyo volumen global de gastos supere el 30% de los ingresos, deben analizar seriamente el paso de profesional a empresarial o la constitución de la sociedad profesional al efecto.

En Blog Sage | Retenciones para profesionales autónomos al 21% (y luego al 19%), Aclaración de la AEAT sobre los rendimientos del trabajo de administradores y socios en sociedades
Imagen | Fotos Gov/Ba

Remo, muy relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_