Firmando un contrato de trabajo

Los cuatro tipos de contrato de trabajo (infografía)

Dominar los tipos de contrato de trabajo es muy importante en cualquier pyme. Cada uno define un marco de relaciones entre empleado y empresa. A través de él se establecen las obligaciones de ambas partes y las consecuencias jurídicas de determinados hechos.

Para ayudar a los gestores de las pymes a comprender los aspectos esenciales de cada uno de los tipos de contrato, Sage ha elaborado una infografía que se puede descargar gratuitamente  y que nos describe los principales rasgos de cuatro tipos de contratos de trabajo: fijos, temporales, para la formación y aprendizaje y en prácticas.

¿En qué momentos es importante dominar los tipos de contrato de trabajo?

En las pymes es importante dominar los rasgos más importantes de los diferentes tipos de contratos laborales en diferentes momentos.  Los siguientes son algunos de los principales.

Diseño de las plantillas

El primer momento en el que cobra gran importancia conocer los tipos de contratos es el diseño de las plantillas. Cada puesto tiene unas características y no todas las modalidades son aptas para satisfacerlas.

Algunas diferencias son bastante obvias. Por ejemplo, no se hará un contrato indefinido para cubrir una sustitución de pocos días. Sin embargo, en muchos casos podemos dudar entre dos tipos de contratos y conviene comprender las implicaciones que tendrá decantarse por cada uno de ellos.

Procesos de selección

Cuando se pretende buscar el mejor candidato para un puesto, hay que considerar que el mismo candidato puede rendir de distinta manera en función del tipo de contrato laboral. Las razones son diversas:

  • los distintos niveles de presión psicológica en función del tipo de contrato
  • la influencia en su vida
  • la forma en la que se inserta el trabajador en la empresa
  • sus diferentes expectativas sobre su futuro en la empresa

Negociaciones laborales

En todo tipo de negociaciones con los trabajadores el tipo de contrato es un tema recurrente. Por ejemplo, pueden reclamar una reducción de la temporalidad o mejoras para los trabajadores con una modalidad concreta.

Diseño de sistemas de incentivos

Pasar de tener un tipo de contrato a otro puede ser un importante incentivo para los trabajadores. Un punto muy delicado es gestionar esas expectativas. Se debe buscar un equilibrio entre el incentivo y evitar condicionar explícita o tácitamente las decisiones futuras de la empresa. Además, por supuesto, hay que encontrar la manera óptima en la que esas expectativas puedan contribuir al esfuerzo más provechoso para la empresa por parte del empleado.

Los conflictos con los trabajadores

Del contrato de trabajo surgen obligaciones que cada parte debe cumplir. Comprender sus tipos contribuye a entender las posibles fuentes de conflicto y las soluciones factibles.

¿Qué aspectos es imprescindible comprender sobre cada uno de los tipos de contratos de trabajo?

Comprender los tipos de contratos de trabajo en su totalidad puede llegar a ser complejo y, por lo tanto, el asesoramiento jurídico resulta imprescindible en muchos casos. Sin embargo, todo emprendedor debe conocer algunas características importantes, como las siguientes que refleja la infografía adjunta.

La formalización de los diferentes tipos de contrato de trabajo

Las posibilidades para formalizar un contrato laboral son diversas. Mientras en algunos casos puede servir un acuerdo verbal, en otros es necesaria la forma escrita. Incluso puede ser necesario añadir algunos documentos al contrato, como en el caso de los de prácticas.

El horizonte temporal del contrato de trabajo

El horizonte temporal de un contrato laboral está relacionado con muchas características del trabajo desarrollado. Así, las condiciones laborales suelen ser mejores en los contratos a largo plazo que en los que están pensados para durar poco tiempo. Comprender este aspecto es muy importante en el diseño de los incentivos.

Las labores de los trabajadores

Cada uno de los tipos de contrato de trabajo está enfocado a diferentes labores. Por ejemplo, en el caso de una interinidad puede ser interesante un contrato temporal.

El contenido formativo del trabajo

La formación es importante en todo tipo de contratos de trabajo. Sin embargo, en algunos supuestos, es una de sus principales razones de ser. Es el caso de los contratos de prácticas o los destinados a la formación y el aprendizaje.

El sistema de fijación de la retribución

La fijación por convenio colectivo evita los costes de negociar caso por caso. Por contra, resta poder de control a la empresa sobre la evolución de los costes laborales asociados a los trabajadores con ese tipo de contrato.

¿Qué pasa a la finalización del contrato?

Cuando termina, es importante conocer las opciones. Se ha de saber si existe la posibilidad de prorrogar el contrato o acordar otro del mismo tipo. Incluso, como en el caso de los contratos temporales, puede que, tras un período de tiempo, se deba pasar automáticamente a otro tipo de contrato.

Cada tipo de contrato de trabajo marca unas consecuencias jurídicas. Los gestores de las pymes tienen la responsabilidad de conocer las más importantes, que nos acerca la infografía adjunta.

En Blog Sage | ¿Funciona o no funciona tu departamento de RRHH? Estas son las nueve áreas que evaluar
Imagen | Thinkstock