pagar con tiempo en la empresa

Si pagas con tiempo y no solo con dinero, tus empleados también serán felices

Se suele decir que cuando se es joven se tiene tiempo pero no se tiene dinero y que la situación va cambiando con la edad, hasta llegar al punto de que se tiene dinero pero no tiempo. En las empresas, se paga un salario a los trabajadores por desempeñar una serie de funciones en ellas y las personas agradecen que, a cambio, sean generosas, aunque no todo es una cuestión de dinero a la hora de trabajar.

Al menos así lo indica un estudio del que se hacían eco diversos medios de comunicación hace unos días (El Español), a propósito de la remuneración que las personas valoran en la empresa. No sólo se valora pagar con dinero, sino que también es apreciado el pago con tiempo libre por un importante número de personas. ¿Se ha planteado tu empresa esta modalidad de remuneración en alguna ocasión?

¿Qué dice la ciencia sobre pagar con tiempo?

Hay multitud de estudios y opiniones que tratan de buscar las claves para encontrar la felicidad en el trabajo. Hay quien la encuentra en la realización de las tareas, por pura pasión, mientras que hay otras personas que necesitan algo más, como dinero o estatus, o incluso las hay que no la encuentran nunca, dado que ven el trabajo como una forma de esclavitud moderna.

También hay quien valora el tiempo como forma de remuneración. Según en un estudio publicado por la revista Social Psychological and Personality Science, resulta que sobre 5.000 personas sometidas a un cuestionario sobre la felicidad en el trabajo, aproximadamente un 50% se decantó por preferir más tiempo, en lugar de más dinero, como medio para ser más feliz.

Esta conclusión tiene una gran trascendencia, dado que en muchas empresas se piensa que la única vía para que los profesionales se sientan realizados y quieran seguir continuando en su puesto de trabajo por tiempo indefinido, es una remuneración económica competitiva.

Por lo que se ve, la falta de tiempo de calidad es uno de los problemas que muchas personas observan en sus vidas y por eso valoran el poder disponer de más horas para dedicar a la familia, aficiones, descanso y otras tareas no relacionadas con el trabajo. Además, a tener en cuenta que esta preferencia es independiente de la posición en la empresa, dado que para realizar este estudio los autores se han asegurado que la muestra de personas sea suficientemente diversa.

¿Qué puede hacer tu empresa para remunerar con tiempo?

Vista la situación, toca preguntarse qué puede hacer la empresa para que sus trabajadores puedan encontrar el camino de la felicidad. La opción de pagar con tiempo libre se ve que debe ser una de ellas y ello lleva a la reflexión de cómo se puede proporcionar más tiempo a los empleados.

En primer lugar, teniendo en cuenta que los horarios deben ser flexibles en aquellos puestos de trabajo que no requieran una presencia horaria fija. Salvo excepciones, como puede ser el caso de los puestos de recepcionista, atención telefónica, seguridad, entre otros, se puede ofrecer a las personas una jornada flexible para poder desempeñar sus funciones, de tal manera que su entrada y salida de la empresa se adapte al negocio pero también a su vida personal.

Otra medida es la de permitir opciones de teletrabajo, que acortan la dedicación de personas al trabajo por eliminar los trayectos de ida y vuelta a la empresa. Con una medida como esta, se puede ahorrar fácilmente media hora o una hora al día, si no más, sobre todo a aquellas personas que sufren los rigores del tráfico rodado (atascos, trayectos largos, etc.) y del transporte público. Ese tiempo puede ser dedicado para otras actividades como prestar más atención a la familia, hacer deporte o descansar, lo cual es beneficioso para empresa y trabajador siempre.

Más opciones de remuneración con tiempo a los trabajadores son las relacionadas con los esfuerzos extraordinarios y horas extra. En muchas empresas se hacen horas fuera de jornada por norma y no se remuneran, con el consiguiente coste emocional para los trabajadores. En caso de ser pagadas, suelen tener un gran coste para la empresa y pueden generar una situación problemática en la que las horas extra se consideren como si fueran parte del salario variable de los trabajadores, que tampoco conviene. Por tanto, una solución puede ser la de devolver a los trabajadores el tiempo que estos dedican a sus tareas por encima de lo estipulado en la jornada laboral.

Por último, otra medida que puede plantearse es considerar como trabajo efectivo el trabajo en movilidad. De esta manera, el tiempo dedicado a los desplazamientos al trabajo pueden dedicarse a trabajar y así se aprovecha mejor la jornada. Hay empresas que han puesto en práctica medidas de este tipo y permiten que sus trabajadores usen el tiempo que van en tren para contestar emails o atender el teléfono, lo que puede ser beneficioso para todas las partes.

¿Crees que tu empresa podría pagar con tiempo a sus empleados y que estos lo aceptarían de buen grado?

En Blog Sage | ¿Después de la operativa diaria queda tiempo para la mejora continua?

Imagen | Alexas_Photos