¿Cómo se pueden controlar los días de vacaciones de los trabajadores?

Para quien quiere seguir desarrollando una actividad productiva normal, las vacaciones de verano, se pueden convertir en todo un problema. Pero como es un problema previsible, si se toman las medidas adecuadas y se realiza una correcta planificación de las vacaciones, el problema puede no ser tal. Planificación, que se puede realizar, bien en un simple Excel, o si contamos con un software como Sage Murano, de una manera más sencilla e integrada a través de su modulo de RRHH.

En cualquier caso,  el tamaño de la empresa y el número de trabajadores, condicionará la manera de afrontar la época estival y la desbandada de trabajadores rumbo a sus destinos vacacionales. Es por ello, que es conveniente que nos hagamos una idea del número de asalariados que conforman las empresas españolas.

Según el estudio, retrato de la Pyme 2015 elaborado por la Dirección General de Industria y de la PYME, en comparación con la Unión Europea, las microempresas (de 0 a 9 empleados) en España suponen el 95,8% del total de empresas, de las cuales 1.670.329, el 53,6% de las empresas de nuestro país no tienen ningún asalariado.

Pros y contras de cerrar el negocio por vacaciones

Si tu, y solo tu eres tu empresa, no tienes elección, si te vas de vacaciones cierras el negocio, en esta tesitura se encuentran 1.670.329 autónomos.

Si la empresa ya tienen empleados, es donde se puede presentar el dilema, ya que aparte de no perder las ventas propias, una ventaja de mantener el negocio en funcionamiento es que se puede satisfacer la demanda de otras empresas que han cerrado por vacaciones, siendo una excelente oportunidad para captar nuevos clientes. Pero, ¿Se puede cerrar por vacaciones sin perder clientes?

Por otra parte, si se realiza una buena programación de vacaciones, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, por poner un ejemplo, tendremos 6 quincenas, por lo que de cada 6 personas, podemos tener siempre 5 trabajando y funcionar casi al cien por cien.

Y es que la forma en la que nos cogemos las vacaciones también cambia, y ya no es tan frecuente cogerse un mes entero de vacaciones, algo que incluso puede ser contraproducente para el trabajador, ya que a la vuelta de sus vacaciones puede acumular una carga considerable de trabajo, pues en muchos casos, solo se realizan las tareas más críticas de los que se ausentan por vacaciones.

En los extremos, se sitúan por una parte, grandes empresas de producción, que por motivos de organización y producción, sí que pueden considerar interesante cerrar en agosto y colgar el letrero de cerrado por vacaciones, y en el otro extremo empresas estacionales que hacen el agosto en el verano, bien turísticas, o de abastecimiento de estas.

Como novedad, desde hace unos años, tenemos las tiendas online, ¿Qué hacemos con la tienda online si nos vamos de vacaciones?

Imagen | José Ramón Fernández de la Cigoña

En Blog de Sage | El día en que Ícaro presto sus alas a un empresario