jornada intensiva

Cinco beneficios de la jornada intensiva en verano para las empresas

La jornada continua en verano es beneficiosa para muchos tipos de negocios, al concentrar las horas de trabajo y permitir a los trabajadores aprovechar el resto del día para sus cosas. No todas las empresas tienen esta posibilidad, sobre todo las que trabajan de cara al público, pero merece la pena plantearse si se puede organizar el trabajo de esta manera para conseguir mejores resultados.

Beneficios de la jornada intensiva

La jornada intensiva es buena para los intereses de la empresa y los trabajadores. En algunos negocios hay la idea de que trabajar menos horas es sinónimo de hacer menos tareas y, por tanto, ganar menos dinero, cuando la realidad demuestra que es más bien todo lo contrario.

A más horas de trabajo, la productividad se resiente y los resultados no mejoran, sino todo lo contrario. Una persona que se levanta a las 6-7 de la mañana para empezar la jornada a las 9, a las 7 de la tarde, 13-12 horas después de haberse puesto en pie ya no está para muchos trotes. En realidad, no lo está desde que han pasado las 8 horas de trabajo ordinarias, lo que significa que entre las 5 y las 7 de la tarde su aportación es mucho menor que estando fresco en las primeras horas del día; y si a esto le añadimos el tiempo de desplazamiento, cuando llegue a su casa, pocas fuerzas le quedarán ya para hacer cualquier cosa.

Ha llegado la hora de que los responsables de las empresas superen el “miedo a la oficina vacía”, un síndrome que lleva a que se valore más el “estar” (en la oficina, calentando la silla) que el “ser” (buen trabajador, útil para la empresa). No pasa nada si un cliente llama cuando todos se han ido a su casa.

Si se hacen las cosas bien, con el tiempo, los clientes se habrán acostumbrado a la disponibilidad de la nueva jornada y la empresa podrá implantar protocolos de actuación en caso de urgencia, que se podrán activar si surge una necesidad que hay que atender sí o sí por la tarde porque no puede esperar al día siguiente. Es la excepción que siempre puede existir y que hay que separar de la norma.

La jornada continua es muy valorada por los trabajadores y es un factor diferencial para atraer talento, permitir la conciliación, ahorrar gastos, mejorar la productividad y ayudar a que las personas crezcan en lo personal, desarrollando habilidades y adquiriendo conocimientos, cosa que en una jornada extendida es materialmente imposible por falta de tiempo y energía.

Estos beneficios para las empresas de la jornada continua están explicados en la siguiente presentación, que puedes reproducir y compartir con tus contactos. ¿Se va a perder tu empresa los beneficios de la jornada continua este verano?

En Blog Sage | Conciliación laboral: ¿cuánto se reduce tu salario si reduces tu jornada de trabajo?
08.02.2016 -Banner_Ideas para aumentar satisfaccion de tus empleados