Transformación digital en el trabajo

Cómo se trabajaba antes de la transformación digital (infografía)

Aunque cada día parezca más lejano, ha existido un pasado cercano previo a la transformación digital. Conviene echar la vista atrás y ver cómo han cambiado muchas actividades cotidianas. Todavía quedan muchas labores pendientes, pero está claro que está variando la forma en la que consumimos, ahorramos, invertimos, nos educamos, nos informamos, disfrutamos de nuestro tiempo libre… y, ¡cómo no!, también ha habido una transformación digital en el trabajo.

La infografía adjunta que nos ofrece Sage analiza los principales aspectos que han cambiado con la transformación digital en el trabajo. Lo hace fijándose en cinco aspectos clave, al mismo tiempo que anima a las empresas a solicitar el Plan de Ayuda 2017 para dar el paso hacia la digitalización.

La transformación digital en el trabajo rompe muchas ataduras con la oficina

Los dispositivos móviles han mejorado la productividad de más de un 60% de profesionales. No es de extrañar. Antes, cuando no se estaba en la oficina, pero se esperaba alguna noticia o información, había que estar permanentemente pendientes de encontrar algún lugar con teléfono fijo o alguna cabina donde poder llamar para saber si había novedades.

Hoy las notificaciones llegan a través del móvil, el correo electrónico, las redes sociales, las videoconferencias, etc. Ya no es tan necesario preguntar por la información, sino que mucha información va llegando en tiempo real.

Son muchos los aspectos que han mejorado al romper ataduras con las oficinas. Entre ellos destacan la productividad en los viajes de trabajo, la existencia de nuevos instrumentos en la conciliación de la vida personal y la laboral o la disposición de nuevas herramientas en las actividades al aire libre o de carácter ambulante.

La conectividad ha mejorado la productividad

Antes de la transformación digital un trabajador fuera de la oficina apenas tenía herramientas para ser productivo. Eso generaba cuellos de botella, porque había trabajadores que necesitaban del trabajo de sus compañeros para continuar con el suyo.

Un ejemplo nos ilustra las ventajas de la conectividad en la empresa. Según un estudio de O2 en 2014, los beneficios de la mejora en la conectividad en las empresas y organizaciones británicas de más de 250 trabajadores ascendían a aproximadamente 35.000 millones de euros anuales.

Se ha roto la dependencia física del ordenador y del software instalado en él

Antes de la transformación digital era vital invertir en ordenadores y su software y mantenimiento. Si se averiaba el ordenador o no podíamos acceder a él, dejábamos de tener la información en él almacenada. Y, por supuesto, los programas instalados tampoco estaban disponibles.

Con la nube todo es diferente. El mantenimiento lo realiza el proveedor del servicio. Y, si no podemos acceder a un ordenador concreto, no pasa nada. La nube nos permite acceder a la información y las soluciones que necesitamos desde otro equipo.

Las mejores soluciones informáticas requieren inversiones mucho menores con la nube

Antes, el pequeño empresario veía que existían soluciones de gestión muy interesantes para su negocio. Pensaba “¡qué bien me vendrían!”. Sabía que harían su vida cotidiana más sencilla y que podría acceder a funciones que impulsarían su negocio.

¿Cuál era el problema? Uno muy sencillo: el coste. Se necesitaban equipos mucho más potentes, ya que el software se instalaba directamente en cada uno de los ordenadores donde se requería. Y cada programa tenía un coste fijo, con independencia de que se usase asiduamente o solamente en algún momento de necesidad puntual.

La nube ha supuesto una gran ventaja de coste. Según podemos ver en la infografía, las empresas se han ahorrado entre 50 y 550 millones de euros. Lógico, porque no hay que adquirir tantos ordenadores tan potentes, se puede pagar solamente por lo que se usa y el mantenimiento corre a cargo del proveedor.

Lo más importante: la transformación digital es un motor de crecimiento

La transformación digital ha abierto nuevos caminos de crecimiento. Se señala, el 78% de las empresas ve la transformación digital como la fuente de sus inversiones más rentables.

Las pymes tienen una capacidad de análisis nunca antes conocida. Antes de la transformación digital era muy difícil para la mayoría de las pymes obtener y gestionar datos para la toma de decisiones.

Pero, además, hoy nacen nuevas oportunidades de negocio gracias a la digitalización y las tecnologías móviles. El comercio y la prestación de servicios online es una enorme oportunidad de crecimiento para las pymes.

La transformación digital viene cambiando la forma en la que entendemos las empresas. Quizá lo más importante sea que está llegando de lleno al corazón organizativo de las empresas.

En Blog Sage| Este es el Plan de Ayuda 2017 que te permitirá transformar digitalmente tu empresa (vídeo)

Imagen| Thinkstock