Publicado por el 30/04/2011 | Innovación y tecnología | 1 comentario

Nueva burbuja divisada

Todos recordamos aquella burbuja de las llamadas “punto.com”; empresas que decidieron salir a bolsa desde el desconocimiento para algunos. Eran empresas que trabajaban por y para internet. Ahora Jack Sparrow podría gritar de nuevo: “nueva burbuja divisada” desde cualquier parte.

Requerimos más de webs que de ropa. Solemos usar redes sociales, webs del estado, páginas de información, sitios con juegos para aliviar la carga de trabajo, etc. Todas ellas van camino a una burbuja como la de vivimos desde 1997 hasta 2000. Por poneros un ejemplo: Nasdaq cotiza casi la mitad que cuando tocó techo en marzo de 2000.

Las principales empresas tecnológicas que tenía Nasdaq llegaron a marcar un máximo de 5.048 puntos; apenas dos años después en 2002 marcó un mínimo en 1.114 puntos. No es descabellado decir que aún da coletazos la rabia de la explosión de esta burbuja. Y vamos sumando burbujas a rito de un “bubble toys”.

En la actualidad vemos cómo empresas como Facebook con una tasación de 65.000 millones de dólares, Twitter con 4.500 millones y Groupon con 25.000 millones, suponen una valoración 30 veces superior a sus ingresos anuales. LinkedIn está tasada en 3.000 millones y empezamos a ver empresas como la creadora del archiconocido juego Angry Birds empiezan a querer jugar en bolsa.

Desde el estallido de la burbuja de las “punto.com”, hace ya diez años; el mundo ha cambiado y una de las razones de ese cambio ha sido internet; justo es esa la vía que usan estas empresas comentadas. Actualmente hay 2.000 millones de personas que disponen de banda ancha y hace diez años sólo el 5% de la población tenía internet a una velocidad de 56 kb.

Por aquellos entonces no había plan alguno para evitar esta burbuja; la meta era ganar con “start-ups” lo máximo posible. En la actualidad se ha aprendido de aquel error (afortunadamente). Esta solución la podemos sacar de la diferencia de conceptos de negocio entre los modelos de las empresas de Internet de hoy, ya que son capaces de generar beneficios, mientras que en la de los 90 los inversores pagaban por unos usuarios que no generaban ningún beneficio.

Facebook obtiene dinero de la publicidad, no hace pagar a los casi 700 millones de usuarios que tiene. Su poder económico es tal que duplica al de Inditex (por si a alguien le quedaba duda). La parte positiva de esta burbuja actual es que nadie se plantea pagar por entrar en Facebook; sus activos deberán nacer de la publicidad y de su capacidad de enganchar a su público. Éste es un ejemplo de cómo mejorar con profesionalidad para así despegar en bolsa.

Uno de los fallos más garrafales de las “punto.com” lo vimos cerca. Telefónica en el 1999 triplicó su valor desde los 11,81 euros por acción hasta los 157 euros en tan sólo cuatro meses. El por qué de esta aberración está tras su web lanzada el mismo día que empezó a cotizar; tras esa web no había nadie trabajando y no se sabía para qué estaba esa web ahí. Antes de su muerte en Bolsa costó 3 euros.

Uno de los principales “jefes de la Bolsa”, Warren Buffet, dice que aún no estamos en una burbuja propiamente dicha pero que sí vamos camino ante un estallido con un sonido similar a la pronunciación de “social”. Esta vez lo sabemos pero también tenemos más necesidad de estas empresas donde su terreno a arar es internet.

En Blog Sage | Los efectos de nuestras decisiones estratégicas: el caso de Spotify
Imagen | epicharmus

Pablo Herrero

Profesional IT dedicado a entornos empresariales, servicios, servidores y virtualización; ahora centrado en HP y en Barcelona. En ratos libres SEO, y redactor en Tecnología Pyme.

Me encontráis a un tweet en @carvajaluchi

1 Comentario

  1. En efecto las proyecciones para el 2011 indican resultados mediocres en el crecimiento de los paises industrializados lo que no permitira la recuperacion del empleo y no evitara que sigan ocurriendo bancarrota de muchas empresas. Asimismo como resultado puede seguir el deterioro de los balances de los bancos privados por los creditos incobrables de las empresas que entren en liquidacion.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>