La banca electrónica es un servicio para empresas y autónomos

La banca electrónica es un servicio telemático prestado por las entidades financieras que tiene como misión permitir a sus clientes realizar operaciones y transacciones con sus productos de forma autónoma, independiente, segura y rápida.

Entre las transacciones más típicas que se pueden realizar a través de un servicio de banca electrónica están las transferencias, el envío y recepción de los ficheros o cuadernos de gestión y la consulta de los movimientos de las cuentas entre otras muchas más opciones que se comentan en el artículo.

Los cuadernosmencionados están amparados por la AEB (Asociación Española de Banca) y fijan una serie de normas y protocolos comunes a todas las entidades bancarias que operan en nuestro país definiendo las características de los ficheros informáticos emitidos o recibidos por una entidad financiera.

El servicio de banca electrónica se presta de la misma forma para empresas que para particulares sin embargo son las empresas y los autónomos las que hacen una utilización más intensiva, dinámica y profesional en su gestión diaria porque les evita paseos innecesarios a la sucursal al ofrecerles una total autonomía.

La banca electrónica está implantada en España desde el año 1995 cuando las entidades financieras decidieron apostar por este servicio organizando y racionalizando sus sistemas de información para construir infraestructuras que facilitaran la gestión de clientes mediante el acceso a Internet. En el momento actual se encuentra muy integrada entre todos los canales de contacto: Internet, servicio telefónico e incluso desde el móvil .

Estadísticas de uso de la Banca Electrónica

La Banca es uno de los sectores que más apuesta por la dinamización de este servicio entre sus clientes siendo el sector que más invierte anualmente en el desarrollo de tecnologías de la información habiendo alcanzado los 3.800 millones de euros en 2009 según se indica en el informe de la Fundación Orange que se indica al final del artículo.

Según el informe mencionado, en nuestro país el porcentaje de internautas alcanza el 60% de la población y un 54% de hogares se conecta a la Red, los datos no superan la media de la Unión Europea. En el 95% de los casos se utiliza banda ancha para conectarse.

Las gestiones de banca electrónica realizadas por los clientes son inferiores, en volumen, a la media de la UE y tampoco la penetración del comercio electrónico alcanza el baremo de la media de la Unión. Lo que se consume en España principalmente son servicios para viajes y alojamiento y bienes físicos como ropa, libros, bienes para el hogar

Parece, no obstante, que de todos los servicios que se utilizan en Internet el uso de la banca electrónica es uno de los más implantados con un ritmo de crecimiento sostenido en el tiempo y parece reforzar el hecho de que las entidades financieras españolas ofrecen un servicio de calidad aceptado por los usuarios.

Barreras para el uso de la Banca Electrónica

La utilización de la banca electrónica por los clientes no está exenta de riesgos aunque existen muchos mecanismos para asegurar que las gestiones que se realizan por ella son totalmente seguras. Entre las recomendaciones sobre el uso prudente de los servicios de banca por Internet se incluyen, principalmente, la revisión periódica de los movimientos de sus cuentas, comprobar que en la transacción electrónica la conexión es segura, evitar acceder desde equipos públicos, no facilitar datos personales por correo electrónico o por teléfono, así como cerrar la sesión en el banco electrónico antes de salir de la página web

Existen otras barreras de entrada que exigen todavía un esfuerzo de información, comunicación y de promoción del servicio entre los clientes. Entre estas limitaciones se podrían mencionar:

  • Los clientes son reacios al uso de las nuevas tecnologías
  • Se identifican limitaciones referidas a la seguridad del servicio
  • Existe un gran desconocimiento de las posibilidades que este servicio ofrece
  • Se percibe que las tarifas no son diferenciadoras respecto a la realización de las operaciones en la sucursal
  • Se pueden resolver las necesidades mediante el uso de otros canales, principalmente la sucursal

Productos y servicios utilizados en la Banca Electrónica

Las posibilidades que ofrece la Banca por Internet abarcan desde la consulta de movimientos de cuentas, la realización de transferencias, la gestión de fondos de inversión y depósitos, la compra/venta de valores que cotizan en Bolsa, la consulta de las cotizaciones de instrumentos financieros en los mercados, hasta el pago de impuestos, la gestión de cuadernos (domiciliación de efectos, gestión de pagos a proveedores y a empleados, anticipo de facturas, etc.) y la solicitud de información fiscal. Estas últimas operaciones están pensadas especialmente para empresas y autónomos.

Los programas de gestión de las empresas o ERP están perfectamente preparados para integrar la gestión del negocio con la banca electrónica aprovechando la conexión a Internet u otros protocolos como Editran o XRT.

Para la utilización de la banca electrónica lo más adecuado es solicitar información al gestor de la sucursal que está especializado en el uso de estos servicios y negociar con la entidad financiera las condiciones que se van a aplicar en el uso de los canales a distancia.

Más información | Informe anual sobre el desarrollo de la sociedad de la información en España de la Fundación Orange
Imagen | Shi Zhao

Marcos es Ingeniero de Telecomunicación por la UPM y trabaja en Banca Comercial desde hace 15 años.

Ahora también es colaborador de Blog Sage Experience.