En Innosfera recetan píldoras de innovación para enfrentarnos al futuro con éxito

Innosfera es un evento mensual donde la innovación es la protagonista absoluta. Desde esta singular plataforma se promueve la reunion de profesionales que trabajan en estas áreas para generar un debate abierto y espontáneo donde las relaciones y experiencias fluyan entre todos los participantes de la esfera.

El título del artículo se refiere a que Innosfera acaba de cumplir un año y para celebrarlo ha convocado una reunión para escuchar y compartir las visiones que nueve ponentes han puesto encima de la mesa cómo se ha alcanzado la situación actual de crisis, con el objetivo de aprender de los errores, pero especialmente y donde han puesto todo el énfasis es en qué se puede mejorar, cómo se puede enfrentar al futuro con éxito, qué motivaciones se tienen que impulsar y facilitar y cuándo hay que pasar a la acción. Todo ello en un formato de píldoras de innovación de fácil ingestión pero de alto contenido y que se resumen a lo largo del artículo.

Cómo observa Innosfera la situación actual

Los ponentes diseccionaron las causas de la crisis actual indicando que ésta ha sido motivada por múltiples factores, entre los que se indicaron, por ejemplo, la terrible velocidad a la que se desarrollan los cambios y que exige un esfuerzo de adaptación increíble de todos. Así se mencionó, utilizando una metáfora práctica, que hemos construido una sociedad en la que el hardware es muy potente pero el software no funciona ni utiliza todas las potencialidades del hardware.

El cambio constante, que en algunos momentos puede verse como una situación de caos, y los complejos cambios que suceden de forma continua exige una toma de decisiones a la misma velocidad. Como no es fácil ni sencillo actuar de forma rápida se relegan las decisiones impidiendo la adaptación y frenando las iniciativas de desarrollo. Los actuales esquemas mentales de análisis y decisión parecen que saltan por los aires y es necesario adaptarse, “be water my friend” se llegó a mencionar, para afrontar esos grandes cambios que además se modifican en el tiempo.

Un planteamiento atrevido para entender la situación actual es el afán de protagonismo y la capacidad de exhibición del ser humano. Presumir de coche, de casa, de hijos, etc. exige un esfuerzo para estar a la altura y con un nivel de visibilidad que ha contribuido a favorecer y amplificar la actual crisis.

Qué propuestas lanza Innosfera para el futuro

El optimismo primó en las intervenciones de los ponentes, se marcaron las mejores opciones para el futuro y se analizaron los riesgos de esos planteamientos. Otras visiones hablaron de conjugar los objetivos de negocio y de diseño en la tarea diaria. Para eso siempre se debe cuestionar todo, o al menos mostrar curiosidad. Es necesario hacerse preguntas que ayuden a definir y a dar forma al trabajo con perspectivas más amplias. Uno de los retos es pasárselo bien trabajando y considerar que la primera persona responsable de la satisfacción es uno mismo. Además hay que levantar la vista del papel y ver lo que hace la competencia, ver lo que hacen los clientes y colaborar con ellos para avanzar y resolver problemas comunes.

Se reflexionó sobre la forma de trabajar actual basada en escribir en documentos ofimáticos y no en papeles dibujando, trazando, construyendo (utilizar Legos por ejemplo), pintando buscando incorporar el diseño en el trabajo que se realiza. Finalmente se lanzó una potente arenga indicando que “mañana” es el grito de los perdedores.

Otras visiones para enfrentarse al futuro con ilusión es la de practicar la gestión como si se estuviera esquiando. Al parecer el esquiar es una actividad que va en contra de la intuición. Quizá ese puede ser un enfoque a considerar y fomentar la innovación enfrentándola con lo que indica la intuición. Para eso es muy importante gestionar cuestionándose la situación actual y manteniendo un espíritu rebelde y transgresor. Respecto a los perfiles y las funciones se indicó que deben dibujarse y definirse correctamente, se puso como ejemplo a los ingenieros de software indicando que son más artesanos que ingenieros y que así debe ser porque su trabajo demanda esa capacidad.

Una frase repetida en la sesión es que la innovación no surge de forma espontánea, es el trabajo, el esfuerzo y la dedicación lo que motiva y despierta el sentido para innovar y mejorar. Es fundamental entonces estar siempre ocupado para responder a la llamada de la innovación. En este caso es mejor no viajar solo y disponer de equipos proactivos, motivados y con capacidad para responder a ese instante mágico.

Se mencionó cómo están cambiando los espacios de innovación y de desarrollo de ideas en las ciudades de forma natural configurando el entorno y construyendo redes de conocimiento que hace que las ciudades se configuren de otra forma a la actual. Se comentó por ejemplo, el impacto que los centros comerciales están generando en las ciudades organizando nuevas formas de vivir de sus habitantes. Sobre las ciudades se mencionó el riesgo que puede existir para garantizar la privacidad de los ciudadanos ante el fuerte despliegue de sistemas de monitorización y seguimiento desplegados.

Uno de los elementos vertebradores del futuro es la tecnología. Esta característica es la que por ejemplo, permitirá que todos estemos conectados, pero no sólo personas, también los objetos construyendo una Internet de cosas conectadas entre sí. El ejemplo más característico de esto son los coches. Además la tecnología será la que facilite la recogida y análisis de la información para ser utilizada por otros sistemas.

En el futuro los trabajos humanos de poco valor serán sustituidos por robots. En San Francisco se venden robots por 15.000 dólares que están capacitados para realizar tareas en las empresas u organizaciones. Esto exigirá a los trabajadores plantearse la situación en la zona de confort y actualizarse y reciclarse antes de ser sustituido por una máquina. De la misma forma también será necesario plantear el ocio para cuando seamos mayores porque la esperanza de vida sigue aumentando y la oferta de ocio habrá que completarla para esa tercera o cuarta edad.

Conclusión final y cierre de la sesión Innosfera

Una de las claves del futuro es fomentar el liderazgo, creer en lo que se hace, trabajar para ganarse la atención. Se está observando que las personas que llaman la atención y tienen seguidores avanzan, progresan e innovan construyendo su identidad en la actividad que desarrollan.

Para el final dejo una gran reflexión lanzada por uno de los ponentes que sin duda enamoró a su audiencia. Reclamó menos racionalidad, menos objetividad, menos hablar del yo, menos comunicación de cabeza a cabeza y más énfasis en el corazón y en la audiencia. La empatía con los clientes y proveedores es un bien para el desarrollo futuro que exige comunicar con la pasión de los gestos, reclamar el brillo en los ojos de la audiencia, comunicar con vida y despertar la fe de la audiencia. Ese trabajo es válido, reconocible y apreciado y sin duda puede ayudar a contribuir a cambiar el mundo.

Felicitamos a los organizadores de Innosfera por su magnífica labor de divulgación y participación. Además recordamos que Innosfera es una iniciativa de la UOC en la que colaboran el Centro de Innovación de BBVA, además de Vodafone, La Mejor Idea, Agoranews y Yorokobu.

Más información | Innosfera, primer aniversario
En Blog Sage | Emprendedores
Imagen | Innosfera

Marcos es Ingeniero de Telecomunicación por la UPM y trabaja en Banca Comercial desde hace 15 años.

Ahora también es colaborador de Blog Sage Experience.