Con ustedes, 20 empresas disruptivas made in Spain

Hace tiempo se hablaba de la adaptación de la empresa al entorno. También se daba relevancia a la mejora continua del proceso y del producto. Siguen siendo conceptos importantes, sin embargo, hay un tipo de empresas que siempre han existido, pero que hoy son protagonistas indiscutibles: las empresas disruptivas, aquellas que pretenden hacer cambios rompedores en su sector.

Un reciente estudio ha analizado la situación de la economía disruptiva en España. Lo ha hecho de la mano de 20 startups que tienen las características asociadas a las empresas disruptivas. Obviamente, este conjunto de características no es cerrado, pero estas son algunas de las presentes en las empresas españolas analizadas en el estudio.

Conoce las características que marcan la diferencia de estas 20 empresas españolas disruptivas¡Tuitéalo!

Las empresas disruptivas a menudo alteran la cadena de valor

Para que un producto llegue al consumidor final es habitual que distintas empresas participen en alguna fase de su producción o distribución. Sin embargo, la pregunta es: ¿el itinerario debe ser invariablemente el mismo? Existen empresas disruptivas que alteran la cadena de valor de sus productos.

Un ejemplo nos lo muestra 24symbols. A través de un catálogo online, altera la cadena de valor del negocio editorial, acercando a autores y lectores.

La sensibilidad social tiene componentes disruptivos

Todas las empresas tienen alguna sensibilidad social, en la medida que participan en el proceso para satisfacer algún deseo o necesidad. Sin embargo, hay necesidades que quedan un tanto aparcadas para muchas empresas. Se trata de necesidades cuyos beneficios trascienden lo financiero, el mero cálculo de previsiones sobre flujos de tesorería. Más allá hay un compromiso con algún proyecto que se considera capaz de aportar una mejora de la sociedad en la que vivimos.

Irisbond es una muestra de este tipo de empresas. Por ejemplo, ha promovido que personas que no pueden hacerlo de otro modo, puedan emplear los ordenadores con el movimiento de los ojos.

La interacción es un importante punto de apoyo para las empresas disruptivas

El avance de las tecnologías de la comunicación promueve la interacción. Se han generado nuevas posibilidades para relacionarse con personas desconocidas, recibimos su influencia y les influimos.

Precisamente, uno de los puntos de apoyo de ElTenedor ha sido la interacción. Las opiniones de unos clientes sirven de referencia para los otros.

Las empresas disruptivas amplían las posibilidades de elección

Toda decisión implica renunciar a alternativas. Los clientes saben que, si quieren tener determinadas características, es posible que tengan que renunciar a otras. Es disruptivo conseguir tener todas las características deseadas en un único producto.

Glamping Hub nos muestra una experiencia en ese sentido. ¿Quién dijo que viajar a la naturaleza y el lujo fuesen incompatibles?

Las empresas disruptivas tienden a favorecer las relaciones comerciales

Es disruptivo facilitar cauces de relación que antes eran costosos, arriesgados o, directamente, inaccesibles. Es habitual en las compañías disruptivas que encuentren soluciones que aproximen a sus clientes a terceras personas.

Por ejemplo, la transformación digital ha posibilitado una mejora de las posibilidades de comunicación. Sin embargo, comunicar información sensible requiere de soluciones que aporten confianza y seguridad. En ese ámbito ha trabajado Quobis.

Las empresas disruptivas gestionan el conocimiento y también lo aportan

En empresas de corte tradicional, su propio conocimiento se gestiona para conseguir el mejor producto posible al coste más competitivo. En las disruptivas, el producto sirve de palanca al cliente para adquirir nuevos conocimientos y experiencias.

Seabery nos muestra claramente ese camino. Gestiona su conocimiento del sector de la realidad aumentada para ofrecer el mejor producto a sus clientes. Éstos a su vez lo emplean en actividades formativas que les permiten adquirir conocimientos y experiencia con total seguridad.

La disrupción se fundamenta en un profundo conocimiento del entorno

Lo tradicional es adaptarse al entorno. Lo disruptivo es transformarlo; pero, para hacerlo, hay que comprenderlo muy bien.

Los clientes son muy importantes para todas las empresas. Una forma de comprenderlos es escucharlos. Oteara crea herramientas de marketing social que permiten descubrir automáticamente opiniones, tendencias y percepciones.

Las plataformas también son disruptivas

Una de las formas más importantes de disrupción la han constituido las plataformas. Facilitan el desarrollo de un mercado al acercar a oferentes y demandantes. Crean el ambiente adecuado para que tengan lugar las transacciones.

Acercar a quien tiene que reclamar y a quien puede defender sus intereses es disruptivo. Facilita que los afectados reclamen. Al mismo tiempo, favorece la existencia de profesionales especializados en reclamar en un campo concreto. Es lo que ha hecho Reclamador.

Las empresas que evitan el despilfarro de recursos

El despilfarro de tiempo y dinero es una preocupación para empresas y particulares. Por ese motivo crecen las empresas que permiten realizar actividades con menor empleo de recursos resultan disruptivas. Emplean las nuevas tecnologías y formas de organización para lograrlo.

La empresa peerTransfer (ahora Flywire) ha evitado despilfarro de tiempo y dinero en pagos internacionales. Eso ha facilitado la vida a muchos estudiantes que viajan a otros países, que han evitado complejas y caras transferencias para depósitos, matrículas y cuotas en sus estancias en el extranjero.

Facilitar el desarrollo de un ecosistema innovador es disruptivo

La innovación exige normalmente la colaboración de varias empresas. Esa es, por ejemplo, la manera de garantizar que las pymes dispongan de los medios necesarios para innovar. Unas empresas pueden aportar conocimientos, otras tecnología, otras financiación, etc. Existe entonces un ecosistema innovador.

Reimagine Food desarrolla este concepto. Trabaja con diferentes empresas al servicio de la innovación en alimentación, gastronomía y agricultura.

Objetivo: incrementar el número de personas que acceden a un bien o servicio

Hacer que los productos exclusivos para públicos reducidos dejen de serlo es disruptivo. Normalmente, la razón de esa exclusividad radica en el coste. Popularizar el producto exige una nueva forma de organizar la producción que reduzca los costes. Entre esos costes está, obviamente el precio, pero también existen costes de búsqueda, de aseguramiento, riesgos inasumibles para muchas personas, etc.

Legálitas ha hecho precisamente eso con la abogacía. Pretende acercar al abogado a un porcentaje mucho mayor de la población y hacerlo disponible en muchas situaciones.

Las empresas disruptivas favorecen que el cliente cree sus propias soluciones

El producto ha sido visto tradicionalmente como la forma en la que la empresa ofrece soluciones al cliente. Se trata de una visión cerrada. Sin embargo, ahora, las empresas disruptivas plantean productos que ayudan al cliente a crear sus propias soluciones a la medida de sus necesidades.

Una de las diversas formas de lograrlo es a través de soluciones de código abierto. De esta filosofía participa BQ.

La disminución de los costes de búsqueda puede cambiar los mercados

Los costes de búsqueda son importantes en muchas facetas. Lo son en la contratación de trabajadores, en la financiación y, por supuesto, en la comercialización. Los clientes, a menudo, se decantan por la opción que satisface mínimamente sus expectativas de precio y características y que, al mismo tiempo, les resulta más accesible. Normalmente, sólo se decantan por búsquedas muy exhaustivas en adquisiciones muy relevantes.

Parclick es una de las empresas disruptivas que hacen más factible una búsqueda y comparación rápida y útil. Lo hace en el ámbito de las plazas de aparcamiento.

La interoperabilidad es disruptiva

Para ofrecer utilidad al cliente, los bienes o servicios que se producen deben ser compatibles con otros. En el sector de la alta tecnología ese requerimiento es clave. Los proyectos necesitan normalmente la colaboración de diversas empresas. La interoperabilidad ofrece la posibilidad de crear una solución conjunta a un desafío complejo.

La interoperabilidad de su sistema ha permitido a GMV participar en proyectos tan ambiciosos como Galileo.

La redefinición de precios y tarifas

Los precios son un condicionante de los ingresos y una herramienta del marketing mix, pero lo son dentro de un contexto de incentivos. Dadas las condiciones del contrato, una vez marcados los precios, cliente y proveedor tomarán sus propias decisiones. La disrupción surge cuando se diseñan tarifas que cambian las expectativas de ambas partes.

Ese es el caso de las tarifas de Cabify, al tomar como referencia los trayectos óptimos en lugar del tiempo o los kilómetros realizados.

La revolución de ofrecer soluciones sofisticadas, pero sencillas para el cliente

Las tecnologías actuales ofrecen una cantidad gigantesca de herramientas. Sin embargo, no todas son sencillas de emplear. Algunas son muy sofistacadas. La labor de las empresas es que sus procesos internos resuelvan esa complejidad.

Alise Devices es un ejemplo de equilibrio entre sofisticación y sencillez. Ofrece soluciones avanzadas de autenticación para usuarios no expertos.

La disrupción en la accesibilidad a información útil

La información es clave en la toma de decisiones. Disponer de la información clave puede cambiar la forma en la que abordemos un proceso. Sin embargo, con frecuencia eso no es viable por razones de coste o de tiempo, por ejemplo. Por eso las innovaciones que nos facilitan el acceso a la información son tan importantes.

Las actividades AC-Gen Reading Life son un ejemplo de ello. Facilitan el acceso a información genética con interés clínico, disminuyendo el coste y el tiempo necesario para recabarla.

Las empresas disruptivas trasladan su conocimiento a sectores diferentes

Uno de los grandes recursos de las empresas disruptivas es la posesión de conocimiento. Una vez se tiene ese conocimiento quizá puede ser aplicable a sectores muy distintos. Se trata de conocer el valor de lo que se sabe y de buscar la mayor aplicabilidad. Las diferencias entre unos ámbitos y otros presentan retos prácticos y teóricos, pero la inversión en la adquisición de conocimientos ya está, en buena medida, realizada.

Umanick planea dar uno de esos saltos. Ha facilitado y sigue facilitando soluciones de identificación biométrica en el ámbito sanitario. Ahora quiere hacerlo en otros como el bancario o el educativo.

Parte del éxito depende de cómo enfoquen los retos regulatorios

Por su propia naturaleza, la disrupción tiende a generar supuestos de hecho no específicamente previstos por las leyes. En un primer momento, deben plantearse si sus actividades entran dentro de un marco jurídico más general. Posteriormente, es habitual que se aprueben reformas para regular específicamente la nueva realidad.

Una empresa disruptiva que viene superando el reto regulatorio es Airelectronics. Su sector, el de los vehículos aéreos no tripulados, viene estando sujeto a importantes cambios normativos.

Deben ser capaces de identificar y resolver cuellos de botella

Muchos sectores no se desarrollan porque hay uno o varios problemas que actúa como cuello de botella. Los participantes en el sector saben que tendría mucho más desarrollo si fuesen capaces de dar respuesta a estas dificultades.

Uno de los cuellos de botella que ha impedido un mayor desarrollo del alquiler de vehículos por horas es el de las llaves. Tener que recoger y entregar las llaves puede ocasionar una pérdida importante de tiempo. Bluemove lo resuelve a través del smartphone empleando su propia app.

Y por supuesto, es general en este tipo de empresas su apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías. Las empresas disruptivas españolas siguen avanzando gracias a éstas y otras características.

En Blog Sage|Seis enseñanzas que todo tipo de pymes y autónomos pueden sacar de la economía colaborativa
Imagen| Thinkstock