Protege tu información: cómo evitar un ciberataque (infografía)

La seguridad en la empresa es una de las variables más importantes. En los últimos tiempos, los ataques se han duplicado de tal manera que, en el 2016, los hackers comprometieron más de 12,5 millones de registros de empresas. Pese a esta amenaza real, de la cual todos solemos pensar “a mí no me va a tocar”, aún el 63% de las empresas no tiene medidas de seguridad contra estos ciberataques.

La pregunta que hay que hacerse es: ¿quién podría estar interesado en atacar a mi compañía? Si no ponemos algo de incertidumbre a esta respuesta, estaríamos dejando demasiados agujeros por los que pueden colarse piratas. Y recordad, todos somos víctimas potenciales de un ataque, independientemente de si somos ciudadanos de a pie, administraciones, pequeñas o grandes compañías…

Cinco claves para evitar un ciberataque

Mantente actualizado

Como los ordenadores u otros dispositivos no se “parchan” automáticamente, es vital instalar las actualizaciones de los programas lo antes posible, especialmente del sistema operativo y de los principales programas.

Por este motivo, los teléfonos inteligentes son más seguros que el típico PC, ya que por el hecho de ser inalámbricos obtienen actualizaciones regulares de seguridad, incluso para las versiones antiguas del sistema operativo.

Y es que este punto no es ninguna tontería.  Por ejemplo, uno de los “modus operandi” del pasado ciberataque Wannacry  fue a través de sistemas operativos obsoletos, como Windows XP, que carece de protección contra los virus modernos.

No abras correos electrónicos sospechosos

Es momento de ser desconfiado y sospechar de direcciones extrañas o desconocidas. En muchos casos, un virus se esparce a través de correos electrónicos con archivos adjuntos que, al abrirse, se descargan y toman el control del ordenador.

Ejemplo de este punto es la campaña de phishing que suplantó la identidad del servicio de Correos, y cuyo objetivo fue engañar a los usuarios  y redirigírles a una web maliciosa e instarles a descargar e instalar un virus en su equipo que cifraba los archivos del mismo.

Sea como fuere, es esencial configurar el correo electrónico con buenos filtros de spam, autenticación de correos entrantes y un sistema fiable de escaneo de todo tipo de emails.

Realiza copias de seguridad

Repite como un mantra: backups. Lo recomendable es tener siempre al menos dos copias de seguridad actualizadas, para asegurarnos de seguir teniendo nuestros archivos si uno de los dispositivos falla. Además, es mejor que no estén localizadas ni en el mismo servidor ni en el mismo dispositivo. Por ejemplo, en la nube y en un dispositivo externo.

Protege tus dispositivos

Tienes muchas formas de hacerlo. Empieza acotando los privilegios de accesos a los equipos. Es decir, que cada empleado pueda acceder únicamente a la parte del sistema que necesita para trabajar diariamente, protegido por una buena estructura de claves y permisos.

Solicita que tus empleados usen contraseñas fuertes y las cambien de forma periódica. Igualmente, toda aquella cuenta que ya no esté operativa o no sea necesaria, habrá que eliminarla.

Instala un paquete de seguridad

Siempre es una buena idea tener un software antimalware y un cortafuegos que te ayuden a identificar amenazas o conductas sospechosas. Los cibercriminales con frecuencia lanzan nuevas variantes para evadir la detección, por lo que es importante contar con ambas capas de protección.

¿Todavía no tienes tus equipos protegidos? En Sage, puedes encontrar el kit de seguridad que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa. Y es que, por poco que se valoren los datos de un ordenador, recuerda que siempre serán más valiosos que el coste de un buen paquete antivirus.

¿Qué consecuencias puede tener un ciberataque?

Ser víctima de un ciberataque puede costar muy caro. En primer lugar, imagina lo que puede suponer perder información valiosa, como los datos privados de clientes, la facturación de la empresa, documentos, etc.

Igualmente, un ciberataque lleva implícito una pérdida de reputación. ¿Por qué? No solo los empleados se sentirán más inseguros, sino que los clientes también podrían dejarlo de serlo al no sentirse seguros y cuestionar los procesos internos de la empresa.

Si estas consecuencias no son suficientes para decidirte a aplicar las medidas de seguridad mencionadas, desde Sage han elaborado un infografía que recoge de forma muy resumida información sobre los ciberataques. Puedes descárgatela en formato PDF, y compartirla en tus redes sociales.

En Sage | Cómo usar Whatsapp en la empresa para mejorar la comunicación y la productividad (infografía)