Caso práctico: lo digital entra en nuestras vidas a toda velocidad

En el artículo de la evolución de las TIC en España, se mencionaba que la digitalización de los contenidos está muy arraigada en su utilización y es el mecanismo habitual para compartir y consumir la información de cualquier tipo que sea esta: música, vídeo, contenidos, comentarios, participación activa en redes sociales, etc.

La digitalización abre un mundo de oportunidades para desarrollar y distribuir contenidos más allá de los medios tradicionales y los clientes están ansiosos por consumirlos y compartirlos en sus tabletas, en sus ordenadores y sobre todo, en sus teléfonos móviles.

El sentido de este artículo es presentar, de forma muy sencilla, una aproximación para desarrollar nuevas oportunidades y a presentar que la progresiva digitalización de contenidos están derivadas de las necesidades, motivaciones y actitudes del ser humano.

Qué necesidades tienen las personas

Las necesidades que tiene el ser humano son las propias de su especie y del entorno en el que se desarrolla. Por ejemplo, y en una situación como la actual, la incertidumbre y la indefinición le hace mantenerse expectante y atento a lo que pueda pasar generándole temores, desasosiegos y demandando seguridad, formación, educación o atención a la salud propia y la de su entorno. Como mecanismo de evasión ante estas actitudes también se desarrollan necesidades relativas al escape y a evadirse para mirar las cosas con suficiente perspectiva.

También son los flujos de comunicación económica y demográfica en una sociedad muy globalizada la que pone encima de la mesa conceptos y realidades como la inmigración, las decisiones de compra que se ven influenciados por las mujeres (por su capacidad de previsión entre otros) y por los niños (por su capacidad de ordenar y demandar satisfacción inmediata). Asociada a esa globalidad está la increíble competitividad que lleva asociada y que muestra, de forma tozuda, que las empresas ya no compiten para salir fuera, son las de fuera las que compiten para introducirse en España. Esto genera la necesidad de espabilar y responder con visión global.

Qué motivaciones impulsan a las personas

Una vez presentadas las necesidades, el ser humano se motiva, se mueve, se impulsa para resolverlas de múltiples formas. Las motivaciones surgen de los deseos, impulsos, realizaciones, miedos, alegrías y esperanzas. Una persona que se acercó a la representación de las motivaciones del ser humano fue Maslow con su pirámide de satisfacciones. En este esquema, conforme se avanza en la resolución de necesidades se asciende por la pirámide hasta llegar a la cima.

Los elementos de la pirámide son: la fisiología, la seguridad, la afiliación, el reconocimiento y la autorrealización. Sin duda Maslow era un tipo observador y tremendamente listo identificando estas preferencias. Mientras las personas puedan tomar decisiones se podrán mover por los elementos de la pirámide resolviendo y alcanzando los diferentes niveles como motor de su motivación.

Lo que hay que hacer ahora es cruzar las necesidades y las motivaciones anteriores y responder de forma eficiente con contenidos digitales. Esto es lo que está sucediendo en la actualidad, una amplísima oferta de contenidos digitales que se consumen a todas horas y por múltiples dispositivos, se ha puesto a disposición de todo el mundo.

Cómo dar con el contenido que responda

En el año 2005 un tipo de Harvard decidió que las relaciones humanas se podían digitalizar, así surgió Facebook, un fenómeno en el que más de 500 millones de personas encuentran, en contenidos digitales, respuesta a sus necesidades emocionales, sociales y consiguen que su ego crezca una vez superan los escalones de la pirámide de Maslow. Uno de los mayores éxitos de Facebook es haber conseguido digitalizar el “me gusta”, a través de un gesto tan sencillo como un golpe de ratón.

En un escalón parecido está Twitter con su respuesta a la necesidad del reconocimiento y visibilidad inmediata, lo mismo pasa con la conversación promovida por los blogs en los que la comunidad crea y comparte sus gustos y preferencias.

Estos cruces están relacionados y se mueven en el tiempo, generando por tanto mayores oportunidades ante las que hay que estar atento. Existe una alta correlación entre el incremento de la venta de pijamas y el incremento de la electrónica de consumo, entre la lluvia y los atascos e incremento del número de accidentes. Cuando hace buen tiempo la lectura de blogs cae en picado, pero sube increíblemente la búsqueda de oferta de ocio cuando la previsión de la metereología es de condiciones favorables.

Ahora es el momento de pensar qué otras oportunidades están ahí: escuchar música o ver vídeo tiene sitios especializados para ello pero quizá sea difícil encontrar contenido específico, en Facebook se está gestionando una importante oferta de ocio basado en juegos y se está pensando implementar moneda propia. Las vacaciones ya no son como antes, ahora no es necesario ir a una agencia de viajes, puedes gestionar tu propia agenda con transporte, alojamiento y oferta de ocio. Es un reto para responder ante tanta demanda.

La gestión del capital humano ha cambiado y con LinkedIn, que es como Facebook pero para hacer negocios, es posible realizar análisis de lo que se está demandando y ofertando en el mercado, qué empresas se mueven y que profesionales utilizan sus redes para cambiar de trabajo. Este año 2011 LinkedIn enviaba un mensaje a sus usuarios indicándoles que personas, de su red, habían cambiado de trabajo.

Los retos están ahí, sólo hay que cogerlos, desarrollarlos e impulsarlos como se hace en otros países. Hay campos listos para ser desarrollados como la educación, la gestión del talento, las aficiones, los viajes, etc. ¿Quién se anima a completar la lista?

En Blog SAGE | La visión de las TIC en la empresa española
Imagen | Toban Black

Marcos es Ingeniero de Telecomunicación por la UPM y trabaja en Banca Comercial desde hace 15 años.

Ahora también es colaborador de Blog Sage Experience.