tendencias en startups innovadoras 2015

6 tendencias innovadoras para startups en 2015

tendencias en startups innovadoras 2015

El mundo de los negocios no para, se reinventa constantemente con el objetivo de dar con la fórmula adecuada para poder lanzar productos y servicios que den respuesta a las necesidades del mercado. Así, podemos ver constantemente tendencias innovadoras en las startups, como algunas que en 2015 son candidatas a despegar con fuerza:

1. Antes de montar una empresa, lanza un proyecto

Las plataformas para lanzar proyectos, como Kickstarter, Indiegogo y otras, están suficientemente maduras a estas alturas y mucha gente ve normal pagar por los productos que en ellas se ofertan. Algunos emprendedores las están usando como punto de partida para conseguir fondos para iniciar su actividad, pero también hay empresas con experiencia que las utilizan para lanzar su próximo proyecto.

Si el proyecto resulta un éxito y surge una demanda razonable, es cuando llega el momento de plantearse dar un paso más para poder iniciar una actividad empresarial de mayor recorrido. De esta manera, gracias a las plataformas de lanzamiento de proyectos, se reduce el riesgo de arrancar el negocio o dar un mal paso poniendo en marcha un mal proyecto, activándolo sólo si la respuesta del mercado es positiva.

Esta es también una vía para arrancar con pocos recursos y sin apalancarse, consiguiendo financiación fuera de los circuitos tradicionales como los bancos y los inversores profesionales. Deportistas, artistas, empresas de tecnología y muchas otras están usando estas plataformas para lanzar sus proyectos.

2. Cualquier lugar es el centro de trabajo

Gracias a la tecnología, la forma de trabajar de algunas organizaciones está cambiando radicalmente. La empresa tradicional se basa en el modelo de “la oficina como centro de trabajo”, pero hay algunas startups que están aprovechando las herramientas de colaboración y los servicios en la nube para descentralizar su actividad productiva.

Un ejemplo radical de esta tendencia es la de la empresa Buffer, en cuyo modelo de organización se prescinde de una oficina como cuartel general para trabajar y se permite a los empleados hacerlo desde cualquier parte del mundo. Su CEO, Joel Gascoigne, está permanentemente viajando y promueve la movilidad a nivel mundial entre los miembros de su equipo.

3. Adiós a los viejos esquemas formales

Fuera traje y corbata, dentro ropa para trabajar cómodamente. Fuera dispositivos y herramientas obsoletos, dentro BYOD y BYOA. Fuera organigrama, dentro esquema de colaboración y responsabilidades por procesos. Fuera jornadas de trabajo eternas, dentro productividad y conciliación de la vida personal y profesional.

Estos son algunos ejemplos de los viejos esquemas formales que algunas startups están derribando en sus organizaciones y que incluso algunas empresas con marcado enfoque tradicional empiezan a ver con buenos ojos. Resulta interesante ver cómo nuevas empresas afrontan algunos aspectos que antes no se cuestionaban y los incorporan a su cultura. Así son, sin la presión del nudo de la corbata, pensando en la familia y en ser prácticos y eficientes para trabajar.

4. Menos es más

Trabajar es una necesidad y, cuando se monta una empresa, los recursos son muy limitados. Mientras en algunas empresas disponer de “cash” para gastar en el nuevo proyecto significa “barra libre”, en otras es todo lo contrario y exprimen cada euro para poder llegar lo más lejos posible con el capital disponible.

Fuera lujos, se empieza con lo justo y punto. E incluso con menos. Así son algunas empresas de hoy, que plantean una visión lean de la organización, poniendo el foco en el cliente y evitando todo lo que pueda distraer la atención. Todo lo demás, es un despilfarro que no ayuda a conseguir el objetivo de sacar adelante el negocio.

Menos es más también en el portfolio de productos, en las actividades a desarrollar y, en definitiva, en las opciones a dar a los clientes. Hay startups poniendo mucho empeño en acotar el foco y dedicarse sólo a los productos y servicios que realmente generan negocio, dejando de lado otros que son lastres para el resultado empresarial.

5. Si un modelo no funciona, se busca otro

En la empresa, pivotar es clave para poder triunfar. Muchas empiezan con una actividad en su plan de negocio que, a la larga, no tiene nada que ver con su actividad principal. Un ejemplo interesante es el reciente movimiento de la empresa Uber en Barcelona.

Tras la prohibición de operar con su negocio de transporte de viajeros en España, la empresa ha decidido poner en marcha otro negocio de envío de comida rápida a domicilio en menos de 10 minutos, muy arriesgado y complicado, pero que puede servir para mantener el de transporte a flote cuando se resuelvan las disputas legales.

6. Transparencia total

La transparencia es una de las virtudes que algunas empresas muestran para poder convencer al mercado de que sus productos y servicios son de confianza. Por ejemplo, intentando comunicar por qué respetan el medio ambiente, por qué no se aplican márgenes abusivos, por qué no se usan aditivos artificiales, entre otras.

Hay empresas que incluso publican sus resultados empresariales con todo detalle, indicando a qué dedican cada euro que ingresan, cuánto se llevan de margen y hasta los salarios de los trabajadores. Tal vez no haga falta llegar a ese extremo, pero sí que puede ser interesante copiar esta estrategia de abrir las puertas y mostrar lo que hay detrás del negocio para poder ganarse la confianza de los clientes.

En Blog Sage | 11 malos hábitos que minan tu productividad personal
Imagen | jarmoluk

Pablo Herrero

Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial. Relacionado con la Organización de Empresas y la Dirección y Gestión de Proyectos, es colaborador en varias publicaciones del sector empresa y banca y participa como socio en Golf76.

Síguele en Twitter en @pabloherrero.