Todo lo que tienes que saber sobre el modelo 190

El modelo 190 es una declaración tributaria de resumen anual, que contiene las retenciones e ingresos a cuenta por rendimientos del trabajo y de actividades económicas, premios y determinadas ganancias patrimoniales e imputaciones, realizadas a terceros a lo largo de todo el ejercicio.

En este modelo deberán reflejarse la totalidad de retenciones efectuadas con las declaraciones de Modelo 111 que, mensual o trimestralmente, se fueron presentado a lo largo de 2016.

Además, habrá que declarar otros importes no informados a lo largo del año, como son las rentas exentas de gravamen (rentas en especie exentas, indemnizaciones por despido que no hayan tributado, etc.).

Quién está obligado a presentar el modelo 190 de la AEAT

Están obligados a presentar el Modelo 190 todos aquellos obligados tributarios, personas físicas (autónomos) y jurídicas (empresas) que, estando obligados a retener o a ingresar a cuenta por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, hayan tenido la obligación de presentar autoliquidaciones periódicas por este impuesto, ya sean mensuales o trimestrales.

 

Cómo se presenta el modelo 190 de Retenciones e Ingresos a Cuenta del IRPF

Para la presentación del modelo 190, podemos optar por alguna de las siguientes formas de presentación habilitadas:

  • Presentación electrónica por Internet mediante firma digital avanzada o un sistema de identificación y autenticación con certificado electrónico.
  • Presentación electrónica por Internet con clave de acceso (ClavePIN): sólo para personas físicas no obligadas al método del punto anterior.
  • Presentación mediante el envío de SMS.
  • Presentación mediante soporte directamente legible por ordenador (DVD) en el caso de la declaración contenga un número total de registros superior a 10.000.000.

En ningún caso puede ser presentado en Hacienda en soporte papel. De hacerlo sería objeto de sanción.

Dónde y cuándo se presenta el modelo 190

La presentación deberá efectuarse en la Sede Electrónica de la AEAT y deberá efectuarse en el plazo comprendido entre los días 1 y 31 de enero de cada año, en relación con las cantidades retenidas y los ingresos a cuenta efectuados correspondientes al año natural inmediato anterior.

Cómo rellenar el modelo 190 de la Agencia Tributaria

Identificación

En esta primera página se informa:

  • El ejercicio al que corresponde la declaración.
  • El NIF, nombre completo del autónomo o de la empresa presentante y domicilio fiscal completo.
  • Indicación, en su caso, de si es declaración complementaria o sustitutiva.
  • El número de perceptores que componen la declaración.
  • La suma de percepciones satisfechas.
  • La suma de retenciones practicadas a lo largo del año. Es imprescindible que esta cifra coincida con la suma de las retenciones practicadas e ingresadas en los modelos 111 presentados durante el año.
  • Fecha y firma.

Detalle de perceptores

Debe indicarse, para cada perceptor de rentas:

  • Sus datos identificativos
  • Importe de las percepciones
  • Importe de las retenciones practicadas
  • Clave de percepción

En este apartado es importante estar atento a indicar correctamente la clave y subclave correspondiente al tipo de percepción que se ha realizado, dstinguiéndose, en una primera categoría entre:

  • Rendimientos del trabajo, incluidas las dietas por desplazamiento y gastos de viaje exceptuados de gravamen. Deben distinguirse, en claves diferentes, los rendimientos de empleados por cuenta ajena y los satisfechos a administradores y consejeros.
  • Los rendimientos que sean contraprestación de actividades económicas profesionales, agrícolas y ganaderas, forestales y empresariales en régimen de estimación objetiva.
  • Los rendimientos de prestación de asistencia técnica, del arrendamiento o subarrendamiento de bienes muebles, negocios o minas y de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen, cuando tengan para su perceptor la calificación fiscal de rendimientos de actividades económicas.

No se incluyen en el modelo 190 los datos correspondientes a los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos.

  • Determinadas contraprestaciones satisfechas a personas o entidades no residentes.
  • Los premios obtenidos en concursos, rifas o combinaciones aleatorias.
  • Ganancias patrimoniales obtenidas por los vecinos como consecuencia de los aprovechamientos forestales en montes públicos.
  • Las rentas exentas de IRPF que tengan la consideración de rendimientos del trabajo o de ciertos rendimientos de actividades económicas.

 

En Blog de Sage | Cómo ahorrar en el Impuesto de Sociedades a través de la consolidación fiscal