¿Cómo afecta la campaña de la Renta a los autónomos?

Los autónomos, además de presentar otros modelos de impuestos, como la liquidación trimestral del IVA, tienen que realizar su liquidación de IRPF al igual que los trabajadores por cuenta ajena. Pero ¿cómo afecta la campaña de la Renta a los autónomos? En primer lugar, hay que saber que, al realizar una actividad económica, Hacienda no calcula automáticamente el borrador, sólo les ofrece los datos fiscales que tiene suyos, que, por lo general, suelen estar incompletos.

Tampoco pueden utilizar el nuevo programa Renta Web para la realización de los cálculos. En caso de decidir hacerlo por su cuenta, hay que seguir descargando e instalando el programa PADRE. La otra opción es buscar un gestor que lo haga por ellos, algo que resulta muy recomendable, sobre todo si no quieren olvidarse de imputar ningún gasto deducible al que tengan derecho.

La Renta de los autónomos

Antes de empezar a confeccionar la declaración, es necesario tener claras las novedades legislativas que afectan a la Renta 2015. Asimismo, es necesario reunir toda la información económica, ingresos, gastos, pagos realizados a la seguridad social, etc.

Para presentar la declaración, se puede hacer de forma telemática con la ayuda de un certificado digital, del DNIe, o del sistema Cl@ve si se está dado de alta. En el caso de los autónomos, también se puede imprimir la declaración confeccionada con el programa PADRE y llevarla a la entidad financiera correspondiente para que se encarguen de presentarla en los plazos establecidos. También hay que tener en cuenta si se acoge para realizarlo al método de estimación directa, el objetivo o el indirecto.

Este año hay que tener en cuenta la nueva legislación e impuestos de familia numerosa y dependencia, al igual que los gastos deducibles para los autónomos que trabajan en casa, después de la sentencia vinculante del Tribunal Económico Administrativo Central, que permitirá deducirse un porcentaje de los gastos habituales (no habrá problemas si el local donde se realiza la actividad no está en el domicilio habitual).

Errores frecuentes al presentar la declaración del autónomo

Habitualmente, hay gastos que no se deducen, ya sea por desconocimiento o porque no se ha mantenido el orden adecuado a lo largo del año, y cuando llega el momento de la declaración, se olvida. Para evitarlo, a continuación anotamos algunos ejemplos:

1. La oficina o local utilizado para la actividad, los gastos de alquiler, consumos, reparaciones, si hemos tenido o no impuestos pagados, etc.

2. El autónomo que compre un coche se puede deducir el 50% del valor de adquisición, salvo que pueda justificar al fisco que destina más de ese porcentaje a su actividad empresarial. Este sería el caso de los vehículos comerciales, rotulados o industriales. Igualmente, en lo que respecta a los gastos asociados al uso del vehículo como reparaciones, mantenimiento, combustibles, seguros, etcétera, solo podrán deducirse íntegramente cuando los autónomos se dediquen a actividades de transporte. Los demás autónomos pueden deducirse estos gastos solo hasta un 50%.
3. No declarar subvenciones, como los planes PIVE y otras que deben reflejarse como ingresos en la declaración de la renta de los autónomos beneficiados.
4. No deducirse los gastos de viaje relacionados con la actividad. Sin embargo, no se pueden añadir algunos como las vacaciones familiares.
5. Los tickets de gasolina, recibos de comidas, etc. Es necesario disponer de factura a nombre del autónomo.
6. El IVA soportado cuando no sea desgravable a través de la declaración de dicho impuesto, es decir, para aquellos que no presenten declaraciones trimestrales de IVA.
7. Gastos financieros derivados de la financiación por cuenta ajena.
8. Primas de seguro de enfermedad satisfechas por el autónomo para él, su cónyuge o los hijos menores de 25 años que convivan en el domicilio familiar, con un máximo de 500 euros por persona y año. También las primas de seguros de vida a favor del autónomo, cónyuge o descendientes.

Lo cierto es que es fundamental tener un buen software de facturación para tener claros todos los ingresos y gastos que tenemos en nuestra actividad. De esta forma, llegado el momento de efectuar la declaración resultará mucho más sencillo, tanto si lo realiza uno mismo como si lo lleva a cabo un gestor.

En Blog Sage | Renta 2015: renta web, plazos y novedades en actividades económicas